No solo la batería: esto es todo lo que debes vigilar de tu híbrido o eléctrico
  1. Empresas
Nuevos coches, nuevos seguros

No solo la batería: esto es todo lo que debes vigilar de tu híbrido o eléctrico

Los nuevos tipos de vehículos suponen nuevas opciones y tecnologías a proteger. Estos son algunos de los elementos que deberías vigilar en tu vehículo eléctrico o híbrido

placeholder Foto:

Cada vez hay más vehículos eléctricos e híbridos enchufables en nuestras calles. Según el registro de la International Energy Agency, estos dos tipos de vehículos no han hecho más que crecer en ventas en los últimos años, salvo un descenso puntual de los híbridos:

En nuestro país, el crecimiento también es claro. En 2020, el número de matriculaciones de vehículos de cero emisiones (entre eléctricos e híbridos enchufables) ascendió hasta cerca de 42.000, más del doble que el año anterior, alcanzando una cuota de mercado del 10,65%, según datos de Movilidad Eléctrica. Además, recientemente el Gobierno ha aprobado las ayudas del Plan Moves III, que incentivan la compra de vehículos eléctricos con ayudas de hasta 7.000 euros y hasta el 80% de las torres de recarga. El crecimiento está motivado por el propio interés de los conductores y las instituciones. Por ejemplo, Europa producirá el 29,2% de todos los vehículos eléctricos que se fabriquen en 2027. Por otra parte, la evidencia climática también juega a su favor, ya que ambos disminuyen de manera muy significativa sus emisiones de CO₂ hacia la atmósfera.

Un nuevo tipo de vehículo en el mercado implica la existencia de nuevos componentes, tecnologías e incluso formas de fabricación. Estos son algunos de los elementos que deberías vigilar o tener en cuenta:

1.- Daños durante la carga

Las ciudades de todo el mundo cuentan cada vez con más cargadores de tipologías diversas según el país, la legislación e incluso el tipo de vehículos que puedan conectarse. Esto puede generar que, en ocasiones, una red de carga no sea lo suficientemente potente o que, al ser muy lenta, obligue al conductor a irse sin haber hecho una carga completa. Además, la infraestructura de las propias redes de carga podría provocar daños en el vehículo al conectarlo. A día de hoy, algunos seguros cuentan con garantía para este tipo de contratiempos.

2.- Daños en la batería

Los puntos de carga rápida también pueden ser muy útiles para los conductores, pero no siempre acaban siendo beneficiosos a largo plazo, ya que una carga precaria puede acabar provocando daños en la batería, que también puede verse perjudicada por el paso del tiempo y el lógico uso frecuente de la misma. Por otra parte, aunque tu coche sea eléctrico, también necesita cambios de refrigerante, ya que una parte importante de las marcas se han pasado a la refrigeración líquida. Debe cambiarse, según las especificaciones del fabricante, pero lo más habitual es que se recomiende entre los 80.000 y 120.000 kilómetros la primera vez.

3.- Toma de carga

El conector de servicio está presente en los coches híbridos enchufables y durante la carga suele alcanzar temperaturas bastante elevadas. Con el paso del tiempo y en casos extremos, su deterioro puede originar que se queme con el calentamiento. Para prevenir este imprevisto, es recomendable cambiarlo en el momento en que se aprecie algún daño.

placeholder

4.- Cableado del sistema eléctrico

Desde los talleres más especializados en averías de vehículos híbridos, establecen en 60.000 el número de kilómetros a partir del cual los cables del sistema eléctrico pueden empezar a sufrir un desgaste importante, hasta el punto de llegar a quemarse. Para evitar una reparación realmente costosa, es aconsejable realizar una revisión antes de llegar a dicha cifra.

5.- Asistencia en carretera

El servicio de asistencia en carretera es habitual en todo tipo de seguros, pero la llegada de los eléctricos y los híbridos enchufables abre un nuevo horizonte: ¿qué pasa si te quedas sin autonomía en mitad de una carretera? Ahora, este servicio también puede ser contratado en un seguro. Y ni siquiera es para que se produzca una retirada del coche, sino para poder cargarlo 'in situ'.

6.- Accidentes comunes

Los vehículos híbridos enchufables y eléctricos no están exentos de otros altercados que puede sufrir el resto de vehículos, como accidentes de tráfico, incendios o mal funcionamiento. Y en el caso de los robos, de hecho, incluso pueden estar más expuestos, ya que la novedad de estos vehículos y su precio por encima de la media pueden provocar, involuntariamente, que haya más sustracciones.

Seguros específicos para eléctricos e híbridos

Las aseguradoras han adaptado sus servicios a estas nuevas necesidades surgidas de los vehículos eléctricos e híbridos enchufables. En este sentido, Mapfre acaba de lanzar Gama Cambio, una nueva póliza específicamente diseñada para los coches eléctricos e híbridos enchufables, con el objetivo de dar respuestas a las necesidades de aseguramiento que estos vehículos tienen. Los clientes que contraten este producto tendrán asegurada la torre de recarga del vehículo que tengan instalada en su domicilio o aparcamiento y estarán cubiertos contra posibles daños, incendios o robos. Además, contarán también con la cobertura en la batería y el cable de recarga, así como la RC por daños en otras estaciones de recarga. Asimismo, la nueva póliza cubre los daños derivados de cualquier daño informático en los dispositivos conectados con que cuente el vehículo y los derivados de los ciberriesgos. Aquellos clientes que tengan contratado Gama Cambio y necesiten un coche de sustitución recibirán un vehículo de sustitución con etiqueta cero o eco.

placeholder

También incluye todas las coberturas de los seguros de automóvil tradicionales, como la asistencia en carretera —con las 25 grúas híbridas y los 34 vehículos 100% eléctricos con que Mapfre cuenta para dar servicio a estos clientes— o la posibilidad de recarga de batería 'in situ'. Los clientes que lo contraten contarán con dos meses de recarga gratuita en la red pública de Iberdrola. Con esta iniciativa, Mapfre pretende "seguir posicionándose como una compañía comprometida con la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente", afirman desde la aseguradora.

Otra muestra de su apuesta por la economía circular es Cesvi Recambios, el Centro de Tratamiento de Vehículos Fuera de Uso de Cesvimap, que desde 2004 ha reciclado más de 45.000 vehículos. Para ello, descontamina componentes peligrosos como baterías y todos los fluidos del vehículo (aceites, líquido de frenos, anticongelante, combustible, etc.) y recupera todos los materiales del coche: acero (de momento, la mayor parte del peso total) y otros materiales que pueden reutilizarse en multitud de usos industriales, como aluminio, plásticos, cableado de cobre y vidrio. Actualmente, trabaja también en la reutilización de las baterías de vehículos eléctricos e híbridos.

Coches Coche eléctrico Empresas ECBrands