La red luxemburguesa del Popular usó una oficina en Santoña para refinanciar empresas
  1. Empresas
CASO BANCO POPULAR

La red luxemburguesa del Popular usó una oficina en Santoña para refinanciar empresas

Un exempleado de Bankia declara en la Audiencia para explicar que el exdirector de la oficina de Santoña permitió operaciones que luego se denunciaron ante el Sepblac

placeholder Foto: Antigua oficina de Banco Popular. (EFE)
Antigua oficina de Banco Popular. (EFE)

Luxemburgo-Santoña-Bankia-Banco Popular. Este fue el flujo de dinero de las sociedades luxemburguesas ligadas a Banco Popular, según declaró este jueves un exempleado de Bankia en la Audiencia Nacional. Esta es una de las vías que se están investigando en el juzgado, ante las sospechas de que la entidad podría haber usado sociedades en Luxemburgo para refinanciar a clientes con problemas sin que lo detectaran los supervisores, con una exposición de unos 800 millones.

De este modo, el juzgado acogió un testimonio sorpresa de un excomercial de la entidad nacionalizada —despedido en marzo— que se ofreció para colaborar con la Fiscalía Anticorrupción. El testigo explicó que la pequeña oficina de Santoña donde trabajaba, de 2.000 clientes, se convirtió en la base de operaciones de las sociedades luxemburguesas en España.

placeholder Oficina de Bankia en Santoña. (Google Maps)
Oficina de Bankia en Santoña. (Google Maps)

El antiguo empleado explicó al juez José Luis Calama y al fiscal que esta operativa arrancó en 2015, cuando llegó un nuevo director a la oficina de Santoña, José Antonio Cuevas. "El mismo día en que llegó el nuevo director a la sucursal, incluso antes de presentarme, lo primero que el Sr. Cuevas me dijo es que había que abrir cinco cuentas de sociedades luxemburguesas. Me chocó mucho", expuso.

"Si bien todo lo expuesto es conocido y forma parte de la instrucción [las sociedades luxemburguesas y su vínculo al Popular], lo que me llama la atención es cómo el grupo Thesan Capital [el que manejaba las sociedades] utilizó una pequeña oficina de Bankia que no llega a 2.000 clientes y localizada en un pequeño pueblo dedicado en su mayoría a la pesca para que Banco Popular llevara a cabo la financiación indirecta de las empresas españolas a través de las sociedades luxemburguesas", exponía el testigo en un escrito remitido a Anticorrupción.

Foto: Oficinas del Banco Popular y del Santander. (EFE)

El exempleado de Bankia dijo que la explicación que dio el director de la oficina es que las sociedades "eran de un amigo suyo de la infancia", José Luis Macho, director general de Thesan Capital. Este era conocido en Cantabria al haber sido directivo de Campofrío y haber invertido en la Fórmula 1, justificó el testigo. Las sociedades aportaron 34 millones a la sucursal.

Según el exempleado, esta operativa generó dudas en Bankia inicialmente, pero finalmente se decidió dar luz verde debido a que el dinero de las sociedades luxemburguesas procedía de un préstamo de Banco Popular.

Operativa

Dichas empresas centroeuropeas —Trans Investments, Ecol Investments, Dublon Holding, Brasa Investments, Pride Investments y Universal Holding— fueron vaciándose a medida que fueron haciendo transferencias a clientes del Popular con problemas, como Platja Amplaries, Tifany Investments, Taler Real Estate, Kurobe, Teixo Capital, Sistemas Mecánicos Avanzados, Corporación Financiera Issos, Forum de Negocios "y otras vinculadas al grupo Thesan Capital". Estas sociedades usaban los traspasos para amortizar créditos del Popular, según el declarante.

Según el testigo, la operativa tocó a su fin en 2019, cuando los empleados "nos negamos a realizar más operaciones que estuvieran relacionadas con el grupo Thesan". "No le quedó más remedio a Bankia ante nuestras denuncias que realizar una auditoría interna. Dicha auditoría supuso el cese del director de la oficina y las instrucciones por parte del Comité de Prevención de Blanqueo de Capitales de cancelar la mayor parte de las cuentas del grupo y de extinguir relaciones con el resto", expuso. Este añadió que antes de 2019 habían alertado sin éxito al director y otros superiores. Entre las cuentas cerradas, estaban las de Macho y un socio, "el Sr. Burgaleta".

Banca
El redactor recomienda