Es noticia
Menú
Villar Mir negocia 'in extremis' para mantener Torre Caleido tras vender el avión privado
  1. Empresas
DEUDA CON UN 'HEDGE FUND'

Villar Mir negocia 'in extremis' para mantener Torre Caleido tras vender el avión privado

Están en conversaciones avanzadas con Arbor Investments SARL para evitar que este ‘hedge fund’ les ejecute un préstamo de 56 millones de euros

Foto: Juan Villar-Mir de Fuentes. (EFE)
Juan Villar-Mir de Fuentes. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los Villar Mir siguen haciendo malabares para salvar en la medida de lo posible lo que fue un imperio con más de 6.000 millones de euros de facturación. Tras deshacerse de gran parte de OHL, de Fertiberia y de Ferroatlántica, y sufrir la ejecución por Banco Santander de la colección de arte de la familia, los empresarios madrileños están negociando con un fondo luxemburgués para proteger su 51% de Torre Caleido, el quinto rascacielos del paseo de la Castellana, ante el alto riesgo de impago.

Según han confirmado fuentes financieras, los Villar Mir, a través de Promociones y Propiedades Inmobiliarias Caleido, dueña del 51% de la Torre Caleido, están en conversaciones avanzadas con Arbor Investments SARL para evitar que este ‘hedge fund’ les ejecute un préstamo de 56 millones de euros con los que la familia inicio en 2017 su último gran proyecto faraónico en la antigua ciudad deportiva del Real Madrid.

Foto: Juan Villar-Mir de Fuentes. (EFE)

Después de haber levantado la conocida como Torre Espacio en 2007, vendida en 2015 por 588 millones de euros al grupo filipino Emperador, los Villar Mir lanzaron en 2017 el proyecto de la Torre Caleido, que habían ganado en subasta pública dos años antes. La familia se quedó con un 51% del capital, mientras que Alliance Global Investments, propiedad del también empresario filipino Andrew L Tan, compró un 49% para levantar el quinto rascacielos. La inversión total ascendía a unos 300 millones, y se financió con una hipoteca de 135 millones concedida por CaixaBank y Allianz. El resto del capital lo pondrían los dos accionistas.

El marqués de Villar Mir se apoyó en el fondo luxemburgués Arbor Investments para aportar sus primeros 46 millones —después ampliados a 56— para financiar su aportación en forma de recursos propios. El préstamo originalmente vencía en abril de 2020, pero tenía la opción de extenderse un año más, hasta abril de 2021. Pero, llegada la fecha de pago, la familia se ha visto obligada a pedir al ‘hedge fund’ o fondo oportunista una moratoria debido a los problemas que arrastra el 'holding', que ha pedido un rescate de 240 millones a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

placeholder Vista de Madrid desde las obras de la Torre Caleido. (EFE)
Vista de Madrid desde las obras de la Torre Caleido. (EFE)

Fuentes oficiales de los Villar Mir confirman las negociaciones con Arbor Investments y agregan que se están analizando todas las opciones para dar nuevas garantías al fondo luxemburgués. El ‘hedge fund’ podría ejecutar a la familia y quedarse con el 51% de la Torre Caleido por el método de la dación en pago, como ha ocurrido recientemente con la colección de arte, que ha pasado a manos del Santander. Estas fuentes subrayan que la propiedad seguirá siendo de los Villar Mir.

El préstamo tiene un tipo de interés elevado, superior al 7%. La compañía señala que se trata de “un tipo fijo similar al que fondos de inversión alternativos financiarían inversiones en deuda subordinada”. Asimismo, dicha línea de crédito está sujeta al cumplimiento de determinados ‘covenants’ o cláusulas, que se han respetado hasta la fecha, pero que los efectos de la pandemia podría poner en riesgo.

Foto: Proyecto de la futura Quinta Torre.

Sin yate y sin 'jet'

Especialmente porque, aunque la compañía ya tenía cerrados contratos de alquiler de obligado cumplimiento por un periodo de 20 años con el Instituto de Empresa (IE), la zona comercial, donde iba a ir un cine de última generación y un supermercado 'gourmet' de El Corte Inglés, entre otros servicios, podría verse afectada.

MIentras tanto, tras ceder los cuadros de Rubens y Goya al Santander y traspasar 'in extremis' el yate de lujo por unos 20 millones, la mitad de lo que les costó, la familia se ha deshecho también del avión privado. Un Dassault Falcon 7X, que firmó en alquiler con Société Générale Equipment Finance Iberia en 2017 por 13,95 millones de euros. Los Villar Mir han conseguido vender la aeronave por 20,8 millones de dólares, 18,39 millones de euros, lo que les ha generado un beneficio de 5,76 millones. Espacio Falcón, la filial del grupo que gestionaba este 'jet', vendió también hasta los repuestos por 60.000 euros.

Los Villar Mir siguen haciendo malabares para salvar en la medida de lo posible lo que fue un imperio con más de 6.000 millones de euros de facturación. Tras deshacerse de gran parte de OHL, de Fertiberia y de Ferroatlántica, y sufrir la ejecución por Banco Santander de la colección de arte de la familia, los empresarios madrileños están negociando con un fondo luxemburgués para proteger su 51% de Torre Caleido, el quinto rascacielos del paseo de la Castellana, ante el alto riesgo de impago.

Noticias Grupo Villar Mir Juan Villar Mir de Fuentes Hedge funds
El redactor recomienda