Casas y chalés ya vuelan para el verano: "Esperamos precios parecidos a 2019"
  1. Empresas
LENTO REGRESO A LA NORMALIDAD

Casas y chalés ya vuelan para el verano: "Esperamos precios parecidos a 2019"

La reserva de viviendas turísticas se dispara, sobre todo de casas aisladas y con piscina. Algunos destinos prevén niveles prepandemia, aunque faltarán millones de extranjeros

placeholder Foto: Casa con piscina en alquiler en Andalucía. (Gites.fr)
Casa con piscina en alquiler en Andalucía. (Gites.fr)

-Vuelve —lenta, pero segura— la vieja normalidad, y eso también implica que vuelven las carreras por alquilar un apartamento en la playa este verano. Los propietarios de viviendas turísticas reconocen que desde el fin del estado de alarma el 9 de mayo, y sobre todo con el buen ritmo de vacunación, las reservas se están disparando. Los incrementos son de dos dígitos semanales, hasta el punto de que ya hay semanas de verano en que empieza a costar reservar en algunos lugares. Y eso implica, también, que los precios están remontando a niveles de 2019.

Las ganas de viajar en vacaciones han vuelto, pero aún manteniendo las distancias. Eso lo aprovechan los hoteles y sobre todo las viviendas turísticas. Así que si usted tiene la intención de alquilar un apartamento este verano, más le vale ir echando un vistazo. Y si lo que busca es una villa o una casa aislada, mejor que se dé prisa. En Baleares, por ejemplo, el 80% de las casas aisladas en el mercado está ya reservado para el verano. En general, todavía hay margen en todos los destinos, pero la escalada está siendo fuerte.

Menos donde elegir

La clave de esta presión es la reducción de vivienda turística. Durante la pandemia, muchas cesaron su actividad y se destinaron al alquiler residencial. Hoy siguen fuera del mercado. Y ahora el aumento de demanda choca con la oferta existente. Eso se percibe sobre todo en destinos urbanos. En Barcelona, un 60% de viviendas turísticas ha pasado al alquiler residencial, en Valencia, un 50%, y en Málaga, un 28%, según datos de la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur). No todas esas viviendas regresarán al mercado vacacional. Muchas, porque tienen contrato en vigor.

En Barcelona, un 60% de viviendas turísticas ha pasado al alquiler residencial, en Valencia, un 50%, y en Málaga, un 28%

“De momento, todo son expectativas. Hay un crecimiento exponencial en reservas, pero, cuando partes de cero, cualquier incremento lo es. Además, tenemos condiciones muy flexibles de cancelación, lo que nos obliga ser cautos. Si nos basamos en las reservas a día de hoy, tenemos aproximadamente un 45% de la ocupación anual”, afirma Tolo Gomila, presidente de Fevitur. "Siguen primando los destinos poco masificados, de interior, como Castilla y León, Galicia y Asturias, con un repunte importante de villas unifamiliares, y menos incremento en pisos y apartamentos".

placeholder La empleada de un apartamento turístico en Sanxenxo prepara una estancia. (Reuters)
La empleada de un apartamento turístico en Sanxenxo prepara una estancia. (Reuters)

“La gente tiene muchas ganas de salir y en los apartamentos lo notamos”, indica Joan Calvet, presidente de la Asociación de Apartamentos Turísticos Costa Daurada y Terres de l’Ebre. Los propietarios ya están abriendo sus viviendas y ofertándolas en las distintas plataformas. “Hasta el estado de alarma, teníamos un 28% del parque abierto, luego subió de golpe al 69% y ahora en junio tenemos el 88%. Esperamos que en julio y agosto esté el 100% disponible. Tenemos muy buenas sensaciones desde Europa, excepto Reino Unido, que sigue con restricciones a los viajes, y también el turista nacional está respondiendo bien. Esperamos un verano muy similar al de antes de la pandemia”.

Gomila es menos optimista: "Es imposible que alcancemos niveles de 2019, porque hay 68 millones de turistas extranjeros que no están, no se puede suplir esa falta con el turista nacional".

"Esperamos un verano muy similar al de antes de la pandemia", afirman desde la Costa Daurada

¿Y los precios? El presidente de Fevitur asegura que las tarifas se han reducido de media un 15% respecto a 2019. Pero en los destinos punteros, la previsión es volver desde ya a las tarifas prepandemia. Calvet lo resume: “Es normal, todos queremos facturar después de un año y medio durísimo. Julio y agosto es temporada alta, tenemos buena previsión, y lo razonable es que los precios vayan subiendo tras un año con tarifas muy bajas”. Carlos Pérez-Lanzac, presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (Avva), lo ve parecido: “El verano supone el 50% de nuestra facturación, es muy importante. Este año, la previsión en Andalucía es superar el 75% de ocupación y normalizar las tarifas y precios. Lo mismo para el turismo rural, que tendrá incluso mejores cifras y recuperación de precios”.

Andalucía absorbe el 45% de la demanda nacional de vivienda turística. Por lo tanto, es un termómetro del humor de los españoles. Y por ahora se confirma que estamos pensando ya en salir de vacaciones lejos de casa e ir olvidando ya el estado mental de la pandemia. A falta de seguridad para viajar sin restricciones al extranjero, el turismo interior vuelve a ser la opción prioritaria, igual que lo fue en 2020. El año pasado, Andalucía tuvo un 57% de ocupación. Este verano, ya se esperan cifras cercanas al 80-90%.

placeholder El turismo nacional se volverá a imponer este verano. (EFE)
El turismo nacional se volverá a imponer este verano. (EFE)

“Ya vemos que las viviendas en entornos rurales y espacios abiertos se están activando mucho, y también mucho en zonas de playa. Hay muchas reservas ya en villas con piscina y casas con terraza. También empieza a haber presión en Marbella, Nerja y la Costa del Sol en general”, cuenta Pérez-Lanzac. En Andalucía, la pandemia ha reducido la planta de viviendas turísticas un 26%.

Nos preocupan especialmente los archipiélagos, porque el 80% del turista es internacional. Sobre todo Baleares, porque allí la temporada alta debe empezar ya en junio”, advierte Gomila. “También preocupa el segmento urbano. Ahí no prevemos que vuelva la oferta que había en 2019, debido a la caída del sector MICE [convenciones y eventos empresariales] y a la explosión de los arrendamientos de temporada, alquileres desde 30 días a varios meses con un perfil muy marcado de nómadas digitales con alto poder adquisitivo y que son más interesantes que el alquiler de corta duración”.

Baleares, que depende mucho del turismo británico, es quien más nubarrones ve en el horizonte. "Hemos padecido restricciones muy severas por parte del Govern balear, y ahora que la Justicia ha tumbado esas medidas, veremos qué ocurre. No esperamos niveles precovid, pero sí ir recuperándonos con el paso de las semanas", apunta María Gibert, gerente de la Asociación de Alquiler Turístico de Baleares (Habtur).

Según una encuesta de la plataforma HomeToGo, un 46% de españoles optará como primera opción este verano por una vivienda turística por cuestiones de seguridad ante el coronavirus, un 31% prefiere el hotel, un 13% elige el 'camping' y solo un 2% los hostales, los espacios con menor distancia entre huéspedes.

Playa Pandemia
El redactor recomienda