Es noticia
Menú
EQT ofrece 1.800 millones a Telefónica por los cables submarinos alquilados a Amazon
  1. Empresas
PUJA CON CERBERUS

EQT ofrece 1.800 millones a Telefónica por los cables submarinos alquilados a Amazon

El fondo escandinavo puja con Cerberus por esta infraestructura participada por la operadora española, por KKR y por Pontegadea, el brazo inversor de Amancio Ortega

Foto: El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, con el nuevo logo.
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, con el nuevo logo.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

EQT quiere hacer una nueva inversión en España, país donde ha realizado seis adquisiciones, cinco de ellas en el último año y medio. El fondo escandinavo ha presentado una oferta por adquirir el negocio de cables submarinos de Telefónica, englobado en la filial de infraestructuras Telxius. El 'private equity', dueño de Idealista, entre otras empresas nacionales, ha ofrecido 1.800 millones por esta compañía, participada también por KKR y por Pontegadea, el brazo financiero de Amancio Ortega.

Según aseguran fuentes próximas a la operación, Telefónica, KKR y Pontegadea recibieron el pasado viernes las ofertas preliminares por esta división, que da servicio a grandes compañías multinacionales como Amazon, Microsoft, Apple o Facebook. Una vez analizadas todas las propuestas, el equipo que dirige José María Álvarez-Pallete hará una selección para dar paso a una fase final en la que ya se cursarán las ofertas vinculantes o ‘binding’, como se conocen en el argot financiero.

Foto: Foto: EC.

El plazo para pujar por este activo finalizó en principio el 21 de mayo. Pero Telefónica, asesorada por Société Générale y Green Hill, amplió una semana más el calendario, hasta el pasado viernes, 28 de mayo, para dar más tiempo a fondos que también se habían interesado por este negocio y que pidieron unos días más para analizar mejor los datos. Entre ellos, figuraban Blackstone y Brookfield, que valoraban este negocio en unos 1.500 millones.

Otras fuentes señalan que entre los candidatos a hacerse con los cables submarinos de Telefónica, empaquetados en parte en Marea, la infraestructura que une España con Estados Unidos, gracias a una red de 6.000 kilómetros que une Virginia Beach y Bilbao, está Cerberus. El fondo estadounidense ya tiene presencia en esta industria, ya que en 2018 compró SubCom por 325 millones de dólares a TE Connectiviy LTD.

Telefónica espera concretar la venta antes de irse de vacaciones, lo que le permitiría reducir deuda

Según datos oficiales, Telefónica, Telxius y Pontegadea obtuvieron unos 500 millones de euros de ingresos por la comercialización de su red de fibra óptica submarina y terrestre en 2019, último ejercicio con cifras publicadas. Su resultado operativo antes de amortizaciones u Oibda rondó los 240 millones, mientras que el ebitda o beneficio de explotación superó los 132 millones. Aunque inicialmente los tres socios habían calculado que podrían ingresar unos 1.500 millones por esta división, fuentes próximas a la operación indican que las ofertas están en la cercanía de los 1.800 millones.

Junto con Marea, construido en 2018, otro gran activo de Telxius Cable es Brusa, otra red de infraestructura submarina de 11.000 kilómetros de longitud, cuya puesta definitiva en funcionamiento se produjo en el tercer trimestre de 2018 y conecta Río de Janeiro y Fortaleza (Brasil) con San Juan (Puerto Rico) y Virginia Beach (Estados Unidos). No obstante, el de mayor dimensión es SAM-1, que con 25.000 kilómetros comunica Estados Unidos con Centroamérica y Sudamérica.

Foto: El cable submarino de Facebook y Microsoft, en el momento del amarre en Sopelana (Vizcaya)

Telefónica espera concretar la venta antes de irse de vacaciones, lo que le permitiría seguir obteniendo ingresos extraordinarios para continuar con su estrategia de reducir deuda. Tras la autorización de la operación de integración de su negocio en Reino Unido con Virgin, la compañía confía también en recibir el visto bueno para ejecutar la desinversión del negocio de torres de Telxius, valorado en 7.700 millones de euros y adquirido por American Towers.

La multinacional presidida por Álvarez-Pallete prevé cerrar el segundo trimestre con 10.000 millones menos de pasivo, una vez contabilice los 5.000 millones de la desconsolidación de Inglaterra, los 4.800 millones de Telxius y los 400 millones de Costa Rica y la red de fibra de Chile. Con estas desinversiones, Telefónica cerraría el año con una ecuación de deuda sobre ebitda de 2,4 veces, frente a las 2,8 de diciembre de 2020. Un porcentaje que se eleva hasta las 3,5 veces si se tiene en cuenta la deuda calificada como híbrida.

EQT quiere hacer una nueva inversión en España, país donde ha realizado seis adquisiciones, cinco de ellas en el último año y medio. El fondo escandinavo ha presentado una oferta por adquirir el negocio de cables submarinos de Telefónica, englobado en la filial de infraestructuras Telxius. El 'private equity', dueño de Idealista, entre otras empresas nacionales, ha ofrecido 1.800 millones por esta compañía, participada también por KKR y por Pontegadea, el brazo financiero de Amancio Ortega.

EQT Noticias de Telefónica KKR Société Générale José María Álvarez Pallete Reino Unido
El redactor recomienda