La banca maquilla la caída de la rentabilidad del crédito con el negocio de la deuda
  1. Empresas
INTERESES DE LOS BONOS

La banca maquilla la caída de la rentabilidad del crédito con el negocio de la deuda

El margen de intereses sufre con el desplome del euríbor, pero las entidades suavizan la evolución de esta partida con los cupones cobrados por sus tenencias de bonos

placeholder Foto: iStock.
iStock.

La deuda pública sigue jugando un papel clave para la banca española. Las entidades han conseguido maquillar el desplome del euríbor en el último año, que alcanzó mínimos históricos —en promedio mensual—, en el -0,5% en 2021, gracias a los cupones que cobran con sus tenencias de bonos soberanos.

El negocio de la deuda no es nuevo para las entidades. De hecho, hace una década fue clave para mitigar el impacto de la crisis. Con la crisis de deuda y la prima de riesgo española en los 600 puntos básicos, los directores financieros de la banca marcaron diferencias mediante los ingresos generados por los bonos, tanto en intereses como en el resultado de operaciones financieras (ROF).

Los bancos compran bonos cuyos cupones se cargan al margen de intereses, mientras que el impacto en precio, si están contabilizados a valor razonable o disponibles para la venta, o si se venden, se registra en el ROF. Las entidades han vuelto a incrementar su inversión en deuda pública con la crisis del coronavirus​, y ya se está notando en los márgenes.

Foto: Andrea Enria, jefe de supervisión del BCE. (Reuters)

El volumen de deuda pública española en balances de entidades de crédito se situó en febrero de 2021, según los últimos datos del Tesoro, en 165.832 millones, un 43% más que un año antes. Esto supone el 15% de la deuda en circulación, frente al 13,75% que tenían antes del coronavirus. Los bancos dispararon sus compras en los primeros meses de pandemia, hasta alcanzar un pico de 175.881 millones en septiembre, para después reducir este volumen en los meses siguientes.

Aun así, la cifra es ostensiblemente mayor a la de antes de la pandemia. Además, aprovecharon para comprar con el repunte de tipos de interés en el mercado de deuda pública que provocó el coronavirus, lo que ha contribuido a sumar intereses a sus cuentas de resultados, y a mitigar la caída de la rentabilidad del crédito.

En la presentación de resultados de CaixaBank del primer trimestre, se ve claramente esta aportación. El margen de intereses del banco catalán con sede en Valencia, el más grande por activos dentro de España, se redujo un 5% interanual, hasta los 1.191 millones, sin incluir aún en este perímetro a Bankia. Dentro de esta disminución, el margen de clientes fue el gran culpable, restando 59 millones, mientras que la cartera ALCO mejoró la aportación en seis millones.

Menos margen de clientes

El margen de clientes es la diferencia entre la rentabilidad del crédito y el coste de los depósitos. La política del Banco Central Europeo (BCE) de tipos al 0% o negativos (el exceso de liquidez de los bancos se penaliza con hasta un -0,5%) ha hundido ambas variables. Sin embargo, el coste de los depósitos se reduce en menor medida, ya que los bancos evitan cobrar a las familias.

Esto trae como consecuencia que cae el margen de clientes, que en CaixaBank se situó en el primer trimestre en el 1,83%, frente al 2,15% de un año antes. Las entidades han dado un frenazo a la expansión del crédito en 2021 frente a la que protagonizaron en 2020 con los préstamos a empresas avalados por el Estado a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Aun así, la variación interanual es positiva, pero se contrarresta con la caída del citado margen de clientes.

Foto: El nuevo presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, y el CEO, Gonzalo Gortázar. (EFE)

En todos los bancos ha habido este descenso. En Santander, se ha pasado del 1,99% al 1,85% en España, en BBVA del 1,83% al 1,75%, en Sabadell del 2,5% al 2,22%, y en Bankinter del 1,99% al 1,87%. El euríbor, que lleva seis años en negativo, se situó en el -0,3% en el primer trimestre de 2020, mientras que en los tres primeros meses de 2021 ha promediado un -0,5%. Pero en todos los casos, el margen de intereses se reduce en menor medida que el margen de clientes gracias al colchón de la deuda pública.

Banco Sabadell es la entidad con un mayor margen de clientes por su exposición a las pymes. En su caso, la entidad ha registrado un descenso entre el cuarto trimestre de 2020 y el primero de 2021 del 2,5% en el margen de intereses. En este caso, restan por igual (ocho millones) el retorno que da el crédito y la aportación de la cartera de deuda (ALCO, en la jerga), si bien en este caso se debe a las ventas que realizó en el tramo final de 2020.

Deuda pública Tipos de interés Banca
El redactor recomienda