Un ex directivo de Caixabank dice que quien seleccionó a la firma de Villarejo fue Repsol
  1. Empresas
ANTONIO MASSANELL

Un ex directivo de Caixabank dice que quien seleccionó a la firma de Villarejo fue Repsol

El magistrado investiga el contrato por parte de la entidad y la petrolera de los servicios del comisario en 2011

placeholder Foto: José Manuel Villarejo (EFE)
José Manuel Villarejo (EFE)

El que fuera director general de Medios de Caixabank Antonio Massanell ha señalado este miércoles, ante el juez que investiga el contrato en 2011 por parte de esa entidad y de Repsol de los servicios del comisario José Manuel Villarejo, que quien seleccionó a Cenyt --el grupo empresarial del policía-- fue Repsol, y por tanto a ellos les vino impuesto.

Fuentes jurídicas consultadas indican que Massanell sí que ha apuntado que la empresa de Villarejo estaba registrada como proveedor, puesto que si no habría sido imposible el pago de las facturas, y ha confirmado que el Área de Seguridad de la entidad estaba bajo su responsabilidad.

Al hilo, también ha reconocido que firmó una factura de 75.000 euros para Cenyt, pero lo ha justificado señalando que fue debido a un fallo en el proceso automatizado de contabilidad del banco, motivo por el que firmó de manera manual, aunque ha matizado que entra dentro de sus funciones. Con todo, ha apuntado que él no verificó en ningún momento los servicios prestados.

Foto: Sede de CaixaBank en Barcelona. (EFE)

Estas fuentes presentes en la declaración indican además que Massanell ha negado que él ordenara al que fuera jefe de Seguridad de Caixabank Miguel Ángel Fernández Rancaño que despachara directamente con el actual presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé sobre los trabajos de Villarejo.

Sobre Fainé ha añadido que entiende que sí conocía la contratación de la empresa del comisario dado que era lógico que lo supiera en calidad de consejero de Repsol --Caixabank era accionista de peso en la petrolera--. No obstante, después de que el instructor Manuel García-Castellón le inquiriera si eso lo sabía de primera mano, ha reconocido que lo conoce por la declaración de Rancaño y que le da credibilidad.

En esta pieza separada número 21 del caso 'Tándem', el magistrado investiga el 'encargo' presuntamente ilícito por parte de Repsol y de CaixaBank al comisario jubilado José Manuel Villarejo para que espiara en 2011 al entonces presidente de Sacyr Vallehermoso Luis del Rivero, y a su entorno. El comisario lo habría realizado a través del Grupo 'Cenyt' en 2011, fecha en la que aún era funcionario de la Policía.

Massanell ha apuntado que la empresa de Villarejo estaba registrada como proveedor

En el auto por el que el juez imputaba a los directores de seguridad de la entidad bancaria y de la petrolera, explicaba que esos servicios "tendrían como objetivo salvaguardar los intereses de ambos clientes, que aparecen como aliados empresariales, en un contexto de pugna entre accionistas de referencia en Repsol YPF SA para tomar el control de la compañía".

El objetivo sería evitar que Sacyr se hiciese con el control de Repsol mediante un acuerdo con la petrolera mexicana Pemex, por el que querían alcanzar "un tercio del total de las acciones".

En ese auto de abril, García-Castellón indica que a Villarejo se le habría encargado a finales de 2011 y la primera mitad de 2012 espiar al círculo de confianza de Del Rivero y obtener información de Pemex, la petrolera mexicana que antes de conocerse la estrategia de sindicación compró un elevado número de acciones en Repsol YPF.

Este miércoles también ha declarado en calidad de investigado el que fuera director corporativo de Gestión Patrimonial de Repsol Joaquín Uris. Las fuentes consultadas indican que ha explicado al juez que nunca conoció la contratación de la empresa de Villarejo y que desconoce si el responsable de Seguridad Rafael Araujo despachaba sobre el encargo a Villarejo con otro de los directivos imputados, Suárez de Lezo.

No obstante, y a pesar de negar que a él le reportaran sobre el asunto, cabe recordar que el magistrado en su auto de imputación apuntaba que indiciariamente así era, ha admitido que Araujo le contó que estaba llevando un trabajo de inteligencia para recabar información sobre Pemex y su relación con del Rivero.

Además, habría declarado que no tuvo ninguna instrucción por parte del Consejo de Administración al respecto, y que no habló sobre Villarejo con nadie ni sabía quien era. Aunque sí ha apuntado que en su día le enseñaron una fotografía relacionada con la segunda contratación a la empresa del comisario y que consistía en un seguimiento a un directivo de Pemex que asistió a un partido de fútbol.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Repsol Pemex Facturas Isidre Fainé Vino
El redactor recomienda