Carlyle pone en venta la gallega Cupa, líder mundial de pizarras, por 600 millones
  1. Empresas
TRAS DUPLICAR SU VALOR

Carlyle pone en venta la gallega Cupa, líder mundial de pizarras, por 600 millones

Las empresas auxiliares de la construcción son de las pocas que se han beneficiado de la pandemia, por el auge de las reformas en las viviendas

placeholder Foto: Oficinas del grupo Carlyle en Washington. (Reuters)
Oficinas del grupo Carlyle en Washington. (Reuters)

Las empresas auxiliares de la construcción son de las pocas que se han beneficiado de la pandemia, por el auge de las reformas en las viviendas y las nuevas edificaciones. Por este motivo, el fondo de capital riesgo Carlyle ha decidido que es el momento de poner a la venta Cupa Group, una compañía gallega que es líder mundial en pizarras para cubierta de casas. Según fuentes financieras, el 'private equity' dirigido en España por Alex Wagenberg espera conseguir entre 500 y 600 millones de euros.

Carlyle adquirió Cupa, con sede en Carballeda de Valdeorras (Ourense), en 2016 a Abanca y varios socios de las cinco familias fundadoras. El importe de la transacción no se hizo oficial, pero según fuentes próximas a la operación la compraventa superó ligeramente los 200 millones. Hoy, el fondo estadounidense puede multiplicar por tres su inversión inicial si se cumplen las expectativas de precios después de haber engordado la compañía gallega con numerosas adquisiciones adicionales.

Carlyle confiaba en que Cupa alcanzase los 300 millones de euros de facturación y una plantilla de 2.200 personas

En diciembre de 2020, Cupa tomó el control de Pizarras Gallegas, y en marzo de este año hizo pública la compra de Proinor, una empresa especializada en extracción, fabricación y comercialización de pizarra natural para la construcción de cubiertas. Una operación con la que Cupa, con presencia en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Dinamarca y Luxemburgo, reforzaba su internacionalización y sus reservas de pizarra.

Una serie de adquisiciones con las que Carlyle confiaba en que Cupa alcanzase los 300 millones de euros de facturación y una plantilla de 2.200 personas. De esa cifra de negocios, la compañía fundada en 1892 obtiene el 90% en el exterior, uno de los factores más atractivos para los potenciales compradores al no depender de una economía tan castigada y dependiente como la española.

Foto: Logo de Blackstone en la Bolsa de Nueva York. (Reuters)

El negocio de las empresas de materiales de construcción tuvo en abril a Blackstone como protagonista. Building Material Europe, compañía irlandesa participada por el gigante estadounidense, adquirió la catalana Building Materials Venture, que opera bajo la marca La Isolana y que tiene una facturación de 120 millones.

Una cartera con petróleo y cava

Además de Cupa, Carlyle, que capitaliza 15.000 millones de dólares en bolsa, cuenta con otras tres inversiones en empresas españolas. La más grande es Cepsa, de la que adquirió el 37% del capital por 4.000 millones en 2019. También es dueña de Codorniú, que compró en 2018 por 390 millones, y de la valenciana Jeanología, dedicada a la fabricación de ropa vaquera, de la que tomó el 40% hace dos años. Además, es uno de los fondos que suenan con más fuerza en el mercado en la puja por la vasca ITP, el fabricante aéreo propiedad de la inglesa Rolls Royce.

La última desinversión de Carlyle en España fue la venta de Grupo Palacios, compañía alimentaria que traspasó a MCH y al fondo francés Ardian por unos 250 millones. El 'private equity' estadounidense ha tenido mucho acierto en sus apuestas en nuestro país. Pero también alguna pérdida sonada, como la quiebra de Orizania, la empresa turística de Iberostar que adquirió por cerca de 950 millones de euros.

Capital riesgo Carlyle Cepsa Pandemia Codorniu
El redactor recomienda