El coronavirus hace que Puig entre en pérdidas por primera vez en su historia
  1. Empresas
Las ventas caen un 24%

El coronavirus hace que Puig entre en pérdidas por primera vez en su historia

"Este año esperamos volver a los beneficios, pero la vuelta la rentabilidad será progresiva, tardaremos dos o tres años en volver a los niveles de rentabilidad que teníamos", ha dicho Puig

placeholder Foto: El presidente de Puig, Marc Puig.
El presidente de Puig, Marc Puig.

El coronavirus ha hecho que pase lo que nunca había pasado en la economía catalana: la multinacional de perfumería Puig perdió en 2020 un total de 72 millones de euros antes de impuestos. “El confinamiento y el distanciamiento social ha hecho que la gente use menos nuestros productos, tanto el perfume como la ropa de lujo”, ha reconocido el presidente de Puig Marc Puig en la rueda de prensa de hoy. Con un tercio de los días con comercios cerrados, “el 2020 ha sido el peor año de nuestra historia”, ha reconocido el máximo responsable de la compañía.

Las ventas han caído un 24%, hasta los 1.537 millones de euros. Pero “sin la compra de Charlotte Tilbury la caída de ventas hubiese sido del 32%”, ha advertido Marc Puig, que ha explicado que al tener un paquete mayoritario se ha podido contabilizar unos meses del negocio de este grupo británico de cosmética.

La compañía ha registrado un beneficio operativo, ebitda, de 93 millones (fue de 333 millones en el año anterior), pero no ha podido cumplir su plan estratégico. "Era el último año de nuestro plan de tres años y Puig preveía llegar al escenario más positivo", ha argumentado el presidente, pero todo esto se truncó debido al covid. En 2019 había superado los 2.029 millones de ventas.

Foto: El directivo catalán Mariano Puig. (EFE)

“Este año esperamos volver a los beneficios, pero la vuelta a la rentabilidad será progresiva, tardaremos dos o tres años en volver a los niveles de rentabilidad que teníamos”, ha explicado el presidente de la multinacional catalana.

Según Marc Puig, “en los últimos 15 años ha habido dos revoluciones, el 'smartphone' y el mercado en China". "Los móviles hacen que la gente esté mucho más visible y esto hace que las ventas de productos del mundo de la belleza que mejoran tu imagen tengan más demanda que otras, como la perfumería, por eso hemos entrado en cosmética y dermatología, en belleza y cuidado de la piel”, ha subrayado el directivo.

Foto: (Reuters)

Así, Puig ha creado una división de dermatología, que tiene como objetivo superar los 3.250 millones de ventas en 2023 y alcanzar los 4.500 millones de volumen de negocio en 2025. Eso implica doblar la facturación en 2023. El plan se apoya en dos patas: aumentar las ventas digitales y el crecer en los mercados asiáticos. Las ventas 'online' llegarían al 30% y las de los mercados asiáticos a un 25% del volumen total, según el nuevo plan estratégico que se ha marcado la compañía para el periodo 2021-2023.

El plan prevé en 2021 llegar a 2.178 millones y en 2022 colocarse en 2.767 millones. “Queremos doblar nuestro negocio en tres años y triplicar en cinco, un proyecto ambicioso”, lo ha definido Marc Puig.

Puig es en este momento el quinto grupo de perfumería del mundo con marcas como Paco Rabanne, Carolina Herrera o Charlotte Tilbury. Estas tres marcas han de ser en 2025 las que aporten 1.000 millones de euros de facturación. En dermatología son el tercer grupo.

Apuesta por internet

“El 28% de las ventas fueron 'online', con 23% por parte de Paco Rabanne, 24% desde Carolina Herrera y 45% desde Penhaligon’s y si contásemos todo el negocio del grupo ya facturamos 100 millones de euros en China, algo que todavía no está en el perímetro de 2020, pues nuestra penetración todavía es baja en este país”, ha explicado Marc Puig. Para 2021 se prevé que la nueva división de dermatología supere el 10% de las ventas del grupo, pero la compañía no entra en detalles de la facturación por ramas de negocio.

Foto: EC.

Puig asume ahora el reto de la digitalización. Antes de la pandemia, las ventas por internet eran del 13%, en 2025, cuando la compañía haya triplicado su tamaño, se prevé que sea el 25% del negocio.

Puig ha cambiado su consejo de administración este pasado uno de enero, con siete independientes y cinco miembros de la familia. Además de Marc Puig y su primo Manuel Puig, también están Marian Puig, hermano de Marc Puig y Xavier y Jordi Puig, representantes de otras dos ramas de la familia. La compañía descarta salir a bolsa en los próximos cinco años “si bien tras la compra de Charlotte Tilbury hemos pasado de ser una empresa que generaba caja positiva a una empresa que tiene deuda”.

Rentabilidad Lujo Carolina Herrera Cosmética
El redactor recomienda