Crisis en Sesderma: despido del CEO, contratos inflados y rescate de Mercadona
  1. Empresas
REFINANCIACIÓN DE LA DEUDA

Crisis en Sesderma: despido del CEO, contratos inflados y rescate de Mercadona

La compañía valenciana de cosmética echa al consejero delegado, nombrado hace apenas cuatro meses, y negocia una refinanciación bancaria ante las advertencias del auditor

placeholder Foto: Sede operativa de Sesderma en Puçol (Valencia).
Sede operativa de Sesderma en Puçol (Valencia).

La crisis se ha instalado en Sesderma, la compañía valenciana dedicada a la fabricación de cosméticos de alta gama, que hace unos meses fue multada por vender un producto que presuntamente prevenía contra el covid-19. Según fuentes financieras, la compañía —propiedad del doctor Gabriel Serrano— es un volcán en plena erupción, con el reciente despido del consejero delegado, fichado hace apenas tres meses, una deuda gigante y unas advertencias muy graves por parte del auditor.

Según estas fuentes, Sesderma ha despedido a Juan Arrizabalaga como primer ejecutivo del grupo cosmético tras abrirle un expediente en el que se le acusa de transgredir la buena fe contractual. Por su parte, Arrizabalaga, que fichó por la empresa en diciembre en total silencio tras su mala experiencia en Globalia (apenas estuvo seis meses), presentó un escrito en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) de la Magistratura de Trabajo en el que exponía la perdida de confianza del presidente en su labor y la intromisión en la toma de decisiones sobre la marcha del negocio.

Arrizabalaga, asesor financiero de Alejandro Sanz, se queja de que Gabriel Serrano había despedido de la noche a la mañana al director comercial, Francisco Fores, y a la responsable de Marketing, sin informarle en ninguno de los dos casos de los motivos. Por su parte, la compañía le señala por no acudir diariamente a su puesto de trabajo ni 'fichar' como cualquier otro empleado. Un desencuentro que se produce en un momento vital para Sesderma, que está en negociaciones con los acreedores para refinanciar una deuda a la que no puede hacer frente.

Foto: Sede operativa de Sesderma en Puçol (Valencia).

El ya ex consejero delegado había contratado los servicios de Arcano, Deloitte y Broseta para lograr un acuerdo con los bancos y fondos a los que adeuda cerca de 60 millones de euros, con un ebitda de apenas 1,5 millones. Pero, tras la destitución, Sesderma revocó el contrato con la 'boutique' de inversión, a la que había pedido inicialmente que le buscara un socio que aportase capital al grupo. Según estas fuentes, la compañía no ha presentado preconcurso de acreedores gracias a que el Gobierno ha extendido hasta diciembre de 2021 la prohibición de instar la quiebra de empresas que han sufrido los efectos del covid-19.

No obstante, los problemas de Sesderma vienen de antes. Russell Bedford, el auditor de sus cuentas, advirtió de dos salvedades en el informe sobre los resultados de 2019. La firma apunta a que la empresa de cosméticos valenciana había emitido una factura de 8,06 millones a una filial en China que en realidad era una entrega de mercancías en depósito y perseguía inflar la cifra de ventas en esos 8,06 millones. Para Russell Bedford, esa operación debía de haber supuesto unas pérdidas de 6,51 millones para la compañía, una vez descontados 1,54 millones en existencias.

Además, el auditor subraya que Sesderma había gastado 3,2 millones de euros en 'marketing' y publicidad para impulsar su expansión comercial en China. Unos gastos que había facturado a Sesderma Shanghai Cosmetics, creada al efecto, como prestaciones de servicios, "considerando que en el ejercicio 2020 tanto Sesderma Shanghai Cosmetics Co Ltd, como Sesdenna SL, directamente, venden sus productos en China, y que aquella es una sociedad de nueva creación y no se ha producido ningún reembolso del importe facturado a la fecha de este informe, no hemos podido obtener una justificación sobre la razonabilidad de la repercusión, a aquella sociedad, del 100% de los costes de 'marketing' ni sobre las posibilidades de recuperación del importe adeudado", que debería ser deteriorado.

Foto: Imagen publicitaria de la empresa en Nueva York. (Sesderma)

Sesderma admite que varias filiales en el extranjero, donde obtiene dos tercios de sus ventas, "tienen más dificultades para devolver los importes adeudados", si bien matiza que "existe el compromiso de ir reduciendo progresivamente esta deuda, en algunos casos mediante planes de pago". Uno de los países donde más problemas arrastra es precisamente China, donde tuvo que afrontar el impacto negativo de la ruptura con el anterior distribuidor, incluido el bloqueo que este le realizó en TMall, principal plataforma de venta 'online' del país, propiedad de Alibaba, y que impidió que abriera la 'flagship store' en 2019.

Como resultado de esa fallida expansión, Sesderma ha acumulado un 'stock' excesivo, que está tratando de sacar al mercado para disponer de unas existencias "más razonables y obtener liquidez que permita a la sociedad desarrollar su actividad". Parte de este 'stock' lo trasvasó a Pili Siglo XXI, la sociedad matriz de Gabriel Serrano, por ocho millones de euros, pero el presidente posteriormente la reintegró a Sesderma ante la imposibilidad de venderlo.

Por ello, la compañía está ultimando un acuerdo con Mercadona para distribuir sus cremas, que suelen tener un precio muy superior a la media del mercado por ser de alta calidad, para conseguir dinero fresco con el que sobrevivir mientras trata de llegar a un acuerdo con los acreedores.

Alibaba
El redactor recomienda