Dani García, el ingrediente secreto de Arrola para devolver su estrella a Zalacaín
  1. Empresas
reunión con la plantilla

Dani García, el ingrediente secreto de Arrola para devolver su estrella a Zalacaín

Cool Moon desveló ayer a la plantilla de Zalacaín que va de la mano de Grupo Dani García, una de las empresas de restauración más rentables, en manos de un chef tres estrellas Michelin

placeholder Foto: El chef Dani García disfruta del éxito culinario y la rentabilidad económica.
El chef Dani García disfruta del éxito culinario y la rentabilidad económica.

Era su secreto mejor guardado y ayer por la tarde se lo desveló a la plantilla de Zalacaín. Cool Moon, la suma de fuerzas de Iñaki Arrola, Eduardo Navarro y los hermanos Arbeloa, cuenta con el chef Dani García, un tres estrellas Michelin, como ingrediente sorpresa en la oferta que ha presentado para evitar que este templo de la cocina española termine en liquidación.

En concreto, Cool Moon se ha unido a Grupo Dani García para devolver a Zalacaín su estrella Michelin, un reto que seguirá en manos de la plantilla actual, ya que el objetivo no es que el famoso chef se ponga al frente de los fogones, ya que toda la operativa diaria seguirá en manos de la plantilla actual, sino que desde su experiencia como empresario de restauración vea cómo recuperar la solvencia y el prestigio de este templo de la alta cocina capitalina.

Foto: Entrada al restaurante Zalacaín.

En realidad, se trata de los mismos ingredientes que dieron lugar a La Gran Familia Mediterránea, la última aventura de Grupo Dani García. En plena pandemia, K Fund, firma de inversión liderada por Arrola, junto a los hermanos Arbeloa e Ignacio Arrola, primo del primero, decidieron invertir en este proyecto del famoso chef, entre otros motivos, porque además de su don en la cocina tiene el de saber hacer rentables sus proyectos de restauración.

La propuesta de Cool Moon tiene enfrente la presentada por Manuel Marrón, socio de Jesús Gil en la inmobiliaria Gilmar, quien cuenta con el sello de Íñigo Urrechu, otro nombre propio de los fogones. De hecho, el proyecto gastronómico que ya comparten el empresario y el cocinero en varios restaurantes de la capital se esgrimió como argumento para aceptar su oferta, a pesar de haberse presentado fuera de plazo, y para granjearse apoyos entre la plantilla.

placeholder Entrada del restaurante Zalacaín, el primero de España en conseguir tres estrellas Michelin. (EFE / Fernando Alvarado)
Entrada del restaurante Zalacaín, el primero de España en conseguir tres estrellas Michelin. (EFE / Fernando Alvarado)

Con estos mismos argumentos, el acuerdo con Grupo Dani García permitiría ahora inclinar la balanza hacia el lado de Cool Moon, que lleva detrás todo el saber hacer de Lobito de Mar, Bibo, Leña, Dani y La Gran Familia Mediterránea, establecimientos que suman más de 600 puestos de trabajo y varias estrellas Michelin. En el caso de La Gran Familia, a pesar de su corta vida, cuenta ya con 10 cocinas y tiene en proyecto abrir cinco más.

La reunión con los trabajadores celebrada ayer por la tarde se hizo a instancias de la propia jueza, que en un reciente auto emplazó a la plantilla de Zalacaín a mantener este encuentro, para conocer en primera persona la propuesta de Cool Moon. De los 39 empleados que tenía el famoso restaurantes antes de la declaración de concurso, hace seis meses, actualmente continúan 29 personas, según ha podido saber este medio, y todos ellos continuarían en ambos proyectos.

Foto: Restaurante de Dani García en el Four Seasons.

Cool Moon, además, comunicó ayer que su intención es aumentar sensiblemente la plantilla, para que Zalacaín ofrezca el servicio que lo hizo famoso, lo que le ha llevado a incluir en su oferta un variable a los trabajadores ligado, precisamente, a contar con el mayor número de gente, lo que abriría la puerta a que alguno de los profesionales que en estos meses se han desligado del restaurante vuelva.

Tras este encuentro, la plantilla presentará su informe al juzgado sobre la base de las dos ofertas recibidas. Tras este paso, se espera que la jueza decida el nombre del ganador entre este viernes y el próximo miércoles, pronunciamiento en el que tiene un importante peso la opinión de los trabajadores, pero donde la clave, al tratarse de un concurso, es conseguir la mayor cantidad de recursos para afrontar los pasivos.

Concurso de Zalacaín

Fue el pasado noviembre cuando Grupo La Finca presentó la solicitud de concurso de las tres unidades de negocio de Zalacaín: el restaurante, el 'catering', que se adjudicó a Marrón y Urrechu, y la cafetería del Club de Golf Somosaguas, por la que no se ha presentado ninguna oferta. La empresa de la familia Cereceda tomó esta decisión tras años de soportar unas pérdidas que la pandemia hizo insostenibles.

Zalacaín arrastraba una deuda de 9,5 millones de euros (de los cuales, ocho corresponden a la familia García Cereceda a través de un préstamo participativo realizado hace años) y un pasivo laboral de casi otro millón. Tras una reforma millonaria realizada en 2017, la familia decidió dejar de poner dinero casi 10 meses después de cerrar como consecuencia de la crisis sanitaria, ante la dificultad de recuperar la inversión realizada, pese a ser una de las mecas de la restauración de la capital desde hace 40 años.

Era su secreto mejor guardado y ayer por la tarde se lo desveló a la plantilla de Zalacaín. Cool Moon, la suma de fuerzas de Iñaki Arrola, Eduardo Navarro y los hermanos Arbeloa, cuenta con el chef Dani García, un tres estrellas Michelin, como ingrediente sorpresa en la oferta que ha presentado para evitar que este templo de la cocina española termine en liquidación.

Cocineros con estrella Michelin Gastronomía Restaurantes
El redactor recomienda