Torres enfila su primer gran plan de despidos en BBVA tras prejubilar a 4.400 empleados
  1. Empresas
NEGOCIACIONES

Torres enfila su primer gran plan de despidos en BBVA tras prejubilar a 4.400 empleados

A pesar de no haber hecho ningún gran ajuste, BBVA no ha bajado el pie del acelerador de las prejubilaciones en los últimos años. Su coste ha disminuido un 30% en los últimos años

placeholder Foto: Carlos Torres, presidente de BBVA. (EFE)
Carlos Torres, presidente de BBVA. (EFE)

Sin prisa, pero sin pausa. Así ha sido hasta ahora el 'ajuste silencioso' de plantilla de BBVA. Desde que Carlos Torres ascendió a la primera línea ejecutiva, en 2015, la entidad ha prejubilado a 4.417 empleados, un 15% de la plantilla. En los próximos días, el banco vasco iniciará el primer gran plan de despidos, que abarcará a entre 2.300 y 3.000 trabajadores y entre un 10% y un 13% de la plantilla.

El segundo banco español ha decidido dar este paso tras la venta de su negocio en Estados Unidos, que le ha dado margen de capital para acometer el ajuste, y ante la presión del mercado para que gane eficiencia, como el resto de grandes bancos españoles y europeos.

Uno de los retos a los que se enfrenta BBVA en este proceso es solventarlo sin alterar la paz social con los sindicatos. Desde que el consejero delegado, Onur Genç, dio a conocer los planes de reestructurar la filial española, los principales sindicatos se han quejado públicamente. El principal, CCOO, protestó por el "desprecio" de haberse enterado de este proceso por los medios. Este sindicato ya ha comunicado que va a votar en contra o abstenerse en la mayor parte de puntos del orden del día de la próxima junta de accionistas.

El tercer sindicato, la CGT, es más beligerante: "No admitimos recortes vía ERE en empresas como el BBVA, que anuncian año tras año cuantiosos beneficios (...) No podemos admitir la reducción de la plantilla de otra forma que no sea por la vía de las prejubilaciones, y más con la tremenda caja que en estos momentos ha acumulado BBVA con la venta de negocios, que la entidad ha considerado como grandes operaciones y que generan valor para el accionista".

Foto: EC.

Lejos de ello, fuentes próximas al banco sostienen que el objetivo del grupo es que este nuevo ajuste sea sin prejubilaciones o con un peso residual dentro de todas las salidas, ya que, de lo contrario, se hubiera seguido la misma política de los últimos años: ir ofreciendo la prejubilaciones a determinados empleados o aceptar peticiones voluntarias.

La entidad presidida por Torres prejubiló a 781 trabajadores el año pasado, con un coste de 224 millones de euros, 286.000 euros por empleado. Este gasto se ha ido rebajando en los últimos años en más de un 30%, desde los 440.000 euros que llegó a pagar por cada salida en 2012. Aun así, el banco vasco podría buscar un ajuste de plantilla más barato, según cifras que han ido ofreciendo distintos bancos de inversión.

Así, en caso de que las 3.000 bajas fueran al precio que se marcó en 2020, los costes de reestructuración para BBVA serían de 860 millones de euros, por encima de los 530 millones que calcula CaixaBank —para un ajuste menor— o los 178 millones que estiman los analistas de Sabadell. El único que pone una cifra mayor es Alantra, que estima unos costes —incluyendo otras partidas— de entre 1.100 y 1.600 millones.

Por su parte, Barclays estima que el coste medio de despedir a un empleado en BBVA rondaría los 300.000 euros, por lo que el gasto total de reestructuración ascendería a 900 millones. Esta cifra se sitúa por encima de los 265.000 euros que paga Santander y los 182.000 de Bankia; en línea con los 300.000 de Sabadell y Bankinter, y por debajo de los 453.000 de CaixaBank, según el banco británico.

Foto: Desmontaje de una oficina de Bankia en Logroño. (EFE)

La negociación de BBVA con los sindicatos coincidirá en el tiempo con la de CaixaBank del ERE (expediente de regulación de empleo) de la fusión con Bankia. En esta, se pondrá sobre la mesa la próxima semana un ajuste de unos 8.500 empleados, como adelantó este medio. Cifras que eclipsarán en parte las de BBVA.

Aun así, el presidente del banco vasco tiene el reto en los próximos meses de no enturbiar su relación con la plantilla. Torres tuvo un inicio desafortunado como consejero delegado, tras hacerse públicas unas declaraciones suyas en las que daba a entender que sobraban dos tercios de la red comercial. A eso se suma que su ascenso a la presidencia coincidió con el estallido del caso Cenyt, que ha generado incertidumbre en la plantilla. Por ello, el ERE es clave.

Sin prisa, pero sin pausa. Así ha sido hasta ahora el 'ajuste silencioso' de plantilla de BBVA. Desde que Carlos Torres ascendió a la primera línea ejecutiva, en 2015, la entidad ha prejubilado a 4.417 empleados, un 15% de la plantilla. En los próximos días, el banco vasco iniciará el primer gran plan de despidos, que abarcará a entre 2.300 y 3.000 trabajadores y entre un 10% y un 13% de la plantilla.

Noticias del BBVA Despidos Carlos Torres
El redactor recomienda