"La industria del cannabis será una de las más rentables en 2024. Es el momento de entrar"
  1. Empresas
entrevista a Alan Glanse, CEO de JuicyFields

"La industria del cannabis será una de las más rentables en 2024. Es el momento de entrar"

El inicio de la despenalización del consumo de marihuana en diferentes lugares del mundo está dando alas a una nueva industria que busca soluciones alternativas para encontrar inversores

Foto: Alan Glanse, CEO de JuicyFields.
Alan Glanse, CEO de JuicyFields.

Canadá, Estados Unidos, Sudáfrica, Uruguay... Son solo algunos de los países donde el consumo de marihuana, en sus diferentes vertientes, se ha legalizado. En otros territorios, como la mayoría de América Latina, España o parte de Australia, sigue siendo ilegal, aunque existen resquicios en la legislación (como los clubes de fumadores) que permiten adquirirla de manera legal. La progresiva despenalización del consumo del cannabis está facilitando la explosión de un mercado que había operado en la sombra hasta ahora, y que solo en Estados Unidos podría llegar a mover hasta 30.000 millones en 2025.

En un mercado que promete crecimientos vertiginosos en cuestión de pocos años, comienzan a sucederse las firmas que pretenden adherirse a un nuevo mercado, todavía por explotar. Una de ellas, afincada en Europa, se llama JuicyFields y apuesta por novedosos formatos de inversión. Como si se tratara de una campaña de 'crowdfunding', en esta compañía con sede en Berlín cada inversor debe adelantar su dinero (entre 50 y 2.000 euros) y esperar 108 días, el tiempo que consideran necesario para preparar y distribuir una cosecha, y recibir un retorno económico que oscila entre los 68 y los 1.200 euros en función de la planta. Desde El Confidencial, hemos hablado con Alan Glanse, CEO de la firma, para conocer más a fondo su modelo de negocio.

P. ¿Cómo funciona el modelo de negocio de JuicyFields?

R. Puedo comprender que, de primeras, nuestro modelo parezca complejo. Pero esto se debe a que no existe ninguna compañía que esté haciendo lo mismo que nosotros. Nuestro modelo es único y se basa en el concepto del ‘crowdgrowing’: cualquier persona en cualquier lugar del mundo se puede convertir en un ‘e-grower’ formando parte de un cultivo de cannabis medicinal. Los 'e-growers' escogen qué planta quieren plantar y nosotros la cultivamos en alguna de las plantaciones que tenemos por todo el planeta. Cuando el proceso finaliza, la planta se vende a un tercero y los 'e-growers' reciben su beneficio.

P. ¿A cuánta gente emplean en la actualidad?

R. Ahora mismo, somos más de 50 empleados. El 50% de ellos se encuentra en las oficinas de Berlín y Malta, y el resto se distribuye por distintos puntos de Europa y del resto del mundo.

placeholder Plantación de cannabis en el Líbano. (Reuters)
Plantación de cannabis en el Líbano. (Reuters)

P. ¿Hace falta un cambio de mentalidad en España para invertir en cannabis?

R. No creo que sea solo un problema español. La percepción sobre esta industria está asentada en todo el planeta, y es algo normal si tenemos en cuenta que hablamos de una actividad compleja y que todavía es ilegal en una gran parte del planeta. Pero estamos viendo los primeros cambios: ciertos tipos de cannabis gozan de cada vez mayor aceptación y las predicciones de la industria apuntan a que será una de las más rentables en 2024. Ahora es el momento de adentrarse en ella.

P. ¿En qué se emplea el cannabis que plantan?

R. El cannabis se puede utilizar en múltiples actividades, pero la más extendida es con fines medicinales. Y ese es el punto en el que nos estamos centrando también en JuicyFields.

P. ¿En qué países se encuentran las plantaciones de cannabis?

R. Las plantaciones de los colaboradores de JuicyFields se encuentran en Colombia, Portugal, Sudáfrica, Dinamarca y Costa Rica. Esperamos expandirnos a más países durante los próximos años, aunque el proceso para conseguir las licencias es largo y complejo.

P. Resulta chocante que la inversión mínima para participar en JuicyFields sea de 50 euros, pero que el siguiente escalón se vaya a los 2.000 euros. ¿No temen asustar a posibles inversores que puedan desconfiar de este modelo de negocio?

R. Para nada, cada 'e-grower' tiene derecho a decidir el tipo de inversión para la que está dispuesto a comprometerse, sea grande o pequeña. Para nosotros, esta es la mejor manera de ofrecer opciones para todos los gustos.

"Abriremos oficina en Valencia. España destaca por el uso de cannabis medicinal y por tener una cultura más receptiva a esta industria"

P. Comprenderá que hay quien pueda ver en el modelo de negocio de JuicyFields ciertos parecidos con un esquema Ponzi. ¿Qué diría a un posible 'e-grower' al que le asalten estas dudas?

R. Comprendemos estas preocupaciones, aunque nos cuesta asociar nuestra actividad con este tipo de prácticas. La inversión de nuestros 'e-growers' se destina de manera íntegra a los campos de cultivo que ya han recibido luz verde para operar o para mejorar las instalaciones. Dentro de este apartado, se incluyen también mejoras en las herramientas, la adquisición de nuevas tierras o la ampliación del equipo humano. Esta inversión se devuelve a los 'e-growers' a través de nuestra plataforma. JuicyFields tiene acuerdos legales y de colaboración con todos los productores con los que trabaja, de los que todos extraen beneficios una vez se vende el producto cultivado. Nuestros colaboradores cumplen al 100% con la normativa, están registrados y tienen cada una de las cosechas asegurada como parte de los acuerdos de licencia que han firmado con las autoridades locales. Además, visitamos los campos periódicamente a lo largo del año y vamos a hacer retransmisiones a la vez que organizamos AMA ['ask me anything', formato de preguntas y respuestas 'online'] con nuestros equipos, desde Dinamarca hasta Costa Rica. Creemos que esta es la mejor manera de tranquilizar a todos aquellos 'e-growers' que quieran invertir en comunidades de marihuana medicinal a través de nuestra plataforma.

P. Toda inversión tiene sus riesgos. ¿Cuáles diría que son en este caso los principales?

R. Cierto. Ahora mismo, nos encontramos ante una industria que está creciendo muy rápido a pesar de que el precio del cannabis se ha mantenido estable durante las últimas décadas, por lo que los precios deberían subir, algo que solo podría beneficiar a nuestros inversores. Si hablamos de riesgos en las plantaciones, nuestros colaboradores están asegurados ante cualquier posible incidente, lo que no debería afectar al retorno de las inversiones de los 'e-growers'.

placeholder Plantas de cannabis expuestas en una feria celebrada en Tailandia. (Reuters)
Plantas de cannabis expuestas en una feria celebrada en Tailandia. (Reuters)

P. Pongamos que he hecho una inversión en JuicyFields y he obtenido un retorno después de los primeros 108 días. ¿Cómo deben declararse esos beneficios? ¿De la misma manera que los que se obtienen al vender acciones o participaciones en un fondo de inversión?

R. En relación con el tipo de ingreso que se recibe y la declaración de ese ingreso, lo más aconsejable es ponerse en contacto con un gestor económico. La legislación varía entre países y eso es algo que escapa a nuestro conocimiento.

P. ¿Cómo opera JuicyFields durante los 108 días que pasan desde la inversión inicial hasta que los 'e-growers' reciben sus beneficios?

R. Hemos establecido este lapso de tiempo para que cada planta tenga el tiempo suficiente para completar su ciclo de vida y se pueda secar y tratar en función del proceso requerido. No hay que olvidar que muchos centros de cultivo tienen kilos de flores que deben podar, cortar, secar, pesar y almacenar. Todos estos aspectos se incluyen dentro de esos 108 días.

P. ¿Qué beneficios ha generado JuicyFields entre sus 'e-growers'?

R. Podremos compartir esa información con los interesados una vez hayamos cerrado el año fiscal y nuestros contables hayan recopilado la información necesaria.

P. Si no me equivoco, parte de la infraestructura de cultivo y distribución de cannabis de JuicyFields se encuentra en Colombia y Sudáfrica. ¿Cree que esta situación puede preocupar a posibles 'e-growers' afincados en la Unión Europea? ¿Qué garantías legales protegen a los consumidores en caso de que cierren las operaciones en dichos países?

R. Colombia y Sudáfrica tienen una robusta infraestructura en marcha dentro de una industria fuertemente regulada. Este no es un punto que debería preocupar especialmente a un 'e-grower' en la Unión Europea. Somos una compañía afincada en Berlín y uno de nuestros colaboradores más estrechos se encuentra en Portugal.

placeholder Cada vez son más los países donde la marihuana, ya sea con fines medicinales o recreativos, se ha legalizado. (Reuters)
Cada vez son más los países donde la marihuana, ya sea con fines medicinales o recreativos, se ha legalizado. (Reuters)

P. En la actualidad, su sede está en Berlín. ¿Tienen planes de expansión por Europa?

R. Somos una empresa afincada en Alemania, que es donde tenemos nuestras oficinas, y tenemos otra en Malta, donde se encuentra nuestro equipo creativo y de 'marketing'. Además, vamos a abrir una oficina en Valencia, que hemos anunciado en nuestras redes sociales. Creemos que España es un lugar que destaca en varios aspectos, como el uso de cannabis medicinal o una cultura mucho más receptiva a esta industria. Estamos muy interesados en instalarnos ahí y comenzar a apoyar a la comunidad.

P. ¿Teme que el nombre de la compañía se pueda asociar a actividades ilegales en algunas regiones?

R. Tengo el mismo temor, es decir, ninguno, que debería tener cualquier otra empresa que se dedique al cannabis medicinal. Solo operamos allí donde es legal y colaboramos con empresas que tienen todas las licencias y permisos para desempeñar esta actividad. Para asegurarnos de que cumplimos con todas las leyes, contamos con equipos de asesoramiento legal que nos asesoran en los países en los que operamos.

Cannabis
El redactor recomienda