Otra alarma roja: el Benidorm turco acelera para dar un bocado al turismo español
  1. Empresas
TURQUÍA VACUNA AL PERSONAL TURÍSTICO

Otra alarma roja: el Benidorm turco acelera para dar un bocado al turismo español

Turquía da prioridad en la vacuna a los trabajadores del sector turístico para crecer en los mercados alemán y británico. Sol y playa españoles miran con recelo a algunas regiones

placeholder Foto: Una de las playas de la región de Antalya, en Turquía.
Una de las playas de la región de Antalya, en Turquía.

No es un destino que aparezca con facilidad en los catálogos de las agencias de viajes españolas, pero los 'resorts' de Antalya hace tiempo que están en el radar de la inteligencia turística española. La región, situada en la Costa Turquesa, al sur de Turquía, simboliza el fuerte crecimiento que está experimentando en el país un sector que el año anterior a la pandemia del coronavirus, en 2019, captó cerca de más de 45 millones de visitantes extranjeros, un 14% más, confirmando así varios años continuados de crecimientos de dos dígitos. El antiguo territorio otomano ocupa el sexto puesto como destino en la clasificación mundial y el cuarto de Europa.

Mucho menos afectado por las reticencias occidentales a pasar las vacaciones que otros países con mayorías de religión islámica, Turquía supo encontrar a su vez en emisores orientales una fuente de visitantes en los últimos años para madurar su sector y elevar los estándares de calidad de su oferta. Rusos, búlgaros o iraníes están en su cartera de clientes, con millones de llegadas anuales. Pero en el grupo de cabeza se han situado también alemanes (5 millones en 2019) y británicos (2,6 millones). Dos mercados fundamentales para el sector turístico español hasta el punto de que organizaciones patronales como la nacional Exceltur u Hosbec, los hoteleros de Benidorm y la Comunidad Valenciana no dudan en calificar a Turquía como "el principal competidor de España en sol y playa, especialmente en verano", señala José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de la primera organización sectorial.

Turquía prevé tener vacunados a 1,1 millones de trabajadores del sector turístico antes de verano

A la flexibilidad que Turquía está adoptando en materia de visas con los países emisores, especialmente los extraeuropeos, se ha sumado una labor de promoción y captación de mercado en Europa. "Los empresarios turcos han ido tejiendo una red muy importante de presencia en redes de distribución en algunos mercados europeos, sobre todo Alemania. Hay cuatro o cinco turoperadores pequeños con nombres alemanes que son propiedad de turcos, con aviones propios", añade Zoreda.

Nuria Montes, directora general de Hosbec, conoció de primera mano cómo estaban trabajando los hoteleros turcos en la zona de Antalya, el Benidorm turco, en una misión prospectiva que realizó en colaboración con agentes del sector. "Es una de las prospecciones que más nos sorprendió y los que hemos estado allí sabemos a qué nos enfrentamos", opina. "Nosotros tenemos mejores playas, pero se parece mucho a la costa mediterránea española. Es un lugar excepcional, con 'resorts' hoteleros de 4 y 5 estrellas en primera línea, con 500 habitaciones, grandes espacios vegetales, piscinas… Cuando llegó la crisis por el terrorismo pudieron resurgir con el turismo oriental, con Rusia, con China, con los países árabes".

placeholder El ministro turco de Turismo, Mehmet Nuri Ersoy. (Reuters)
El ministro turco de Turismo, Mehmet Nuri Ersoy. (Reuters)

Pero consolidados estos, el Gobierno turco ha orientado sus estrategias en ganar cuota en Europa, incluso ahora en tiempos de pandemia. Con Alemania, país que tiene a no mucha más distancia de la que lo separa de España, mantiene fuertes vínculos tradicionales gracias a los flujos históricos de emigración. Se estima que más de dos millones y medio de alemanes son de origen turco.

Turquía ha visto también una oportunidad con el Reino Unido postBrexit que quiere aprovechar en cuanto la pandemia comience a remitir y para lo que tiene en marcha su propia estrategia en clave covid.

"Esperamos recibir a los turistas británicos con los brazos abiertos, como lo hicimos con seguridad el verano pasado", explicó hace algunos días el ministro de Cultura y Turismo, Mehmet Nuri Ersoy, en declaraciones recogidas por los medios del Reino Unido. Turquía planea no exigir certificados de vacunación a los visitantes británicos a partir de mayo, cuando se prevé que el Gobierno de Boris Johnson abra las puertas del país si sigue avanzando al mismo ritmo que hasta ahora el proceso de vacunación. Más del 50% de la población ha recibido ya una primera dosis.

El descenso de la lira turca y la promoción en Reino Unido y Alemania compiten con el sector español

"Espero que no exista tal requisito [el certificado de vacunación] por parte de los visitantes británicos, ya que el Gobierno del Reino Unido está implementando de manera rápida e impresionante el programa de vacunación para toda la nación y una parte significativa de la población estará vacunada a principios del verano", dijo Ersoy.

A esta campaña de puertas abiertas Turquía contempla sumar su propio sello de seguridad a través de la vacunación de todo el personal del sector turístico. El ministro de Turismo ha anunciado la puesta en marcha de un sistema de registro de vacunas para los profesionales de turismo como parte de su Programa de Certificación de Turismo Seguro. "Es un paso por delante de nuestros competidores en materia de turismo más seguro", dijo Ulkay Atmaca, director de la Asociación de Administradores Profesionales de Hoteles de Turquía (POYD), a la Agencia Anadolu. "La vacunación de los trabajadores del turismo le dará a Turquía una ventaja en la carrera", añadió.

Foto: Un viajero a su llegada al aeropuerto de El Prat de Barcelona. (EFE)

Según publicó el 'Daily Sabah', cerca de 1,1 millones de trabajadores del sector recibirán la inyección de la vacuna a través de la colaboración de las empresas turísticas, mediante el registro de los empleados en la plataforma gubernamental.

"Van a vacunar a todo el personal. Hemos advertido a las autoridades que aquí también lo tienen que hacer. Entre los grupos prioritarios ahora mismo no está el turismo", alerta Montes. Su organización, Hosbec, ha trasladado esta inquietud al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en los encuentros que ha mantenido con el sector, y le han advertido de lo que supondría para el tejido español que Turquía llegase mejor preparada al verano que la costa mediterránea a la hora de presentarse como destino seguro para los mercados europeos.

La crisis de la lira

Esta circunstancia se produciría, además, en el contexto del desplome del valor de la lira turca, que está sufriendo una nueva devaluación a raíz de la crisis de las destituciones en el Banco Central de Turquía ordenadas por el presidente Recep Tayyip Erdogan. Esta circunstancia puede perjudicar a la economía otomana en general, pero supone mejorar su competitividad en el mercado turístico internacional porque, en teoría, abarata sus precios. "Todo esto no hace más que mejorar la posición competitiva de Turquía en un momento en el que la reactivación del verano que atisbamos es con una enorme competencia por precios", dice el vicepresidente de Exceltur.

Zoreda explicó que en el último encuentro que los agentes mantuvieron con la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, le trasladaron lo que estaban haciendo países con industria de turismo como Turquía, Grecia o Dubái, donde se prevé que los trabajadores del sector estén inmunizados antes de arrancar la campaña de verano. "Pedimos que aquellas autonomías más turísticas pudieran tener una prioridad en la estrategia de vacunación, siempre después de inmunizar a los colectivos prioritarios", algo que también han comunicado a la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto.

No es un destino que aparezca con facilidad en los catálogos de las agencias de viajes españolas, pero los 'resorts' de Antalya hace tiempo que están en el radar de la inteligencia turística española. La región, situada en la Costa Turquesa, al sur de Turquía, simboliza el fuerte crecimiento que está experimentando en el país un sector que el año anterior a la pandemia del coronavirus, en 2019, captó cerca de más de 45 millones de visitantes extranjeros, un 14% más, confirmando así varios años continuados de crecimientos de dos dígitos. El antiguo territorio otomano ocupa el sexto puesto como destino en la clasificación mundial y el cuarto de Europa.

Benidorm Coronavirus Comunidad Valenciana
El redactor recomienda