La gran empresa exprime a proveedores: les recorta 13.000 millones y paga a casi 50 días
  1. Empresas
LOS PLAZOS DESAFÍAN A LA LEY

La gran empresa exprime a proveedores: les recorta 13.000 millones y paga a casi 50 días

Las compañías cotizadas han metido un tijeretazo en la relación con proveedores con el covid. Diecisiete empresas pagan a más de 60 días de media y otras 29 a más de un mes

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las empresas cotizadas españolas más importantes han recortado, en su mayoría, la actividad con sus proveedores. El tijeretazo ha alcanzado los 9.000 millones en el Ibex 35 y alcanza los 12.000 millones, con descensos superiores al 10%. Se trata de un golpe para el negocio de empresas, muchas de ellas pymes, que trabajan en el ecosistema de proveedores de las grandes cotizadas, y que también sufren por el alargamiento de los plazos. A menudo, incumpliendo la ley que está en revisión en el Congreso para incluir sanciones.

El beneficio y el empleo que se genera de forma indirecta por las compañías más importantes son, a menudo, más cuantiosos que el que tienen de forma directa. Por ello, los datos de pago a proveedores muestran dos variables que son clave para la salud del tejido empresarial, especialmente cuando hay problemas de facturación y liquidez, como ha ocurrido con el covid. Uno de ellos es el pago total, que muestra el negocio que dan las grandes sociedades a terceras empresas. Y otro es el periodo medio de pago, que es de 39,6 días en el Ibex, 45 días si se excluye a la banca, 46 días en las 70 cotizadas que valen más de 500 millones y casi 50 días si no se incorporan a las entidades financieras a este universo.

“Muchas pymes están teniendo que pedir créditos con aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO) o soportar tipos de interés de hasta el 7% en contratos de ‘factoring’ y ‘confirming’ para tener liquidez porque se alargan los plazos y los impagos ya alcanzan al 5% de las empresas, según nuestros datos”, denuncia Antoni Cañete, presidente de la plataforma de pymes PMcM. Según un estudio de la Comisión Europea de 2014, acabar con la morosidad estructural entre empresas en España, Italia y Portugal reduciría el cierre de negocios entre 124.000 y 248.000 al año. Según la PMcM, 500.000 empresas cerraron por los retrasos en el pago a proveedores.

Foto: Terrazas cerradas en la plaza Mayor de Madrid. (EFE)

La Ley 15/2010 modificó hace 11 años la Ley 3/2004 para establecer medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, con un máximo de 30 días para pagar las facturas aunque se establece la posibilidad de que el tope sea de 60 días si hay acuerdo entre las partes, algo que muchas empresas usan como norma habitual. La PMcM critica que cuando son pymes no hay pacto, sino que la gran empresa impone el plazo por su mayor poder de negociación.

La normativa no incluye sanciones. Pero sí obliga a las empresas a publicar un cuadro con el dato de pago a proveedores, el plazo en el que se realiza y la cantidad que está pendiente. Normalmente, las cotizadas lo incluyen en el informe anual. En el Ibex, han publicado ya el de 2020 un total de 33 empresas, a falta de Arcelormittal y ACS, que han pagado a proveedores facturas por 72.032 millones, lo que supone un descenso del 10,9% o de 8.776 millones. Si el universo se amplía a las 70 empresas que capitalizan más de 500 millones y ya han publicado sus informes anuales, la cifra fue de 108.592 millones tras un recorte del 10,8% o de 13.102 millones.

Es decir, la gran empresa cotizada disminuyó el negocio que genera a su alrededor en el año del covid. El descenso se produjo en un total de 46 empresas, mientras que en otras 24 se mantuvo o incrementó el gasto con proveedores. En términos absolutos, en seis empresas el recorte superó los 1.000 millones: Naturgy con 2.346 millones (un 21,3% menos), Endesa con 2.292 millones (-15,9%), Gestamp con 2.124 millones (-46,7%), Ebro Foods con 2.079 millones menos (-18,8%), de 1.867 millones en Iberdrola (-14,5%) y de 1.081 millones en Repsol (-9,1%). También destacan DIA y Amadeus, con recortes de más de 800 millones y del 18% y del 62% respectivamente, y por encima de 100 millones en la reducción del gasto están Mapfre, Santander, Meliá, Aedas, BBVA, FCC, Audax, NH y CAF. Asimismo, en términos relativos, sobresale Solaria con un 81,6% menos, equivalente a una disminución de 96 millones.

Por el lado contrario, hubo aumentos significativos en Merlin y Grenergy. La socimi incrementó un 166% el pago a proveedores hasta los 257 millones y la firma de renovables, un 121%, hasta los 32 millones. En términos absolutos, Logista fue la compañía que más elevó el gasto con 407 millones más, o un 4% hasta los 10.379 millones.

Se retrasan los pagos

El otro factor relevante para los proveedores, además del propio negocio que se genera, es el plazo en el que se paga. Para una empresa, especialmente si es pequeña, asumir un retraso en el cobro de las facturas supone un desafío para su sostenibilidad financiera, aunque en esta crisis se ha puesto el acento en que fluya la liquidez. Pero muchas pymes han tenido que acudir al banco para contratar productos financieros como ‘factoring’ y ‘confirming’ o han pedido préstamos ICO, elevando su perfil de riesgo.

En este sentido, y conforme a la ley, las empresas publican los periodos medios de pago. Hay varios matices a considerar, como por ejemplo que los proveedores a veces son empresas del grupo y, también, que pueden ser extranjeros y estar en países donde no hay una ley similar. En cualquier caso, supone una aproximación para ver el perfil de pago de las grandes empresas.

Foto: Foto: EFE.

La media de las 33 empresas analizadas del Ibex es de 39 días en 2020, uno más que en 2019. El sector financiero (bancos y aseguradoras) es el que paga antes, lo que tiene sentido por su facilidad para disponer de liquidez. Si se excluye a la banca, el periodo medio de pago en el Ibex asciende a 45 días, tres más que el año anterior. Mientras que si se tienen en cuenta las 70 cotizadas más grandes, el promedio es de 46 días, dos más que un año antes, y casi 50 sin incluir a la banca.

Los resultados arrojan tres grandes bloques. Por un lado están las compañías que pagan, en promedio, a menos de 30 días, y que son 21, con Mapfre siendo la cotizada que cumple más rápido con 5,7 días. Aunque todas las cifras son medias y, por lo tanto, puede haber facturas fuera de plazo, el dato global está dentro de los límites fijados.

En el otro extremo, por encima de los 60 días, hay 18 empresas. Dos de ellas, FCC y Amrest, están por encima de los 100 días. La constructora ya lo estaba en 2019, mientras que la gestora de restaurantes pasó de 23,4 días a 102,2 días en un año, empeorando el perfil con la crisis del covid.

Los datos están sacados del informe anual consolidado, que incluye todas las empresas del grupo. En el informe individual, el dato de Amrest es de 63 días. Esta distinción piden hacerla de cara a la ley de morosidad en Acerinox, que tiene un 93% de su facturación fuera de España. El dato consolidado es de 73 días, frente a los 69 del año anterior, mientras que en Acerinox SA (informe individual) es de 27,6 días y, según la metalúrgica, esta sociedad está más orientada al negocio en España. En cualquier caso, en general, los grupos cotizados tienen numerosas sociedades para distintos negocios, objetivos organizativos y por cuestiones geográficas. Y es el informe consolidado el que incluye a todas, que pueden estar en España o fuera, con lo que el informe individual excluye muchas sociedades de cada cotizada que trabajan en el mercado español.

Por encima de los 80 días están CAF, que ha pasado de 83,5 a 86,2, y Técnicas Reunidas y NH, con aumentos en los dos casos de 19 días hasta los 83 y 82 días respectivamente. Desde Técnicas señalan que casi toda la relación con proveedores es fuera de España, ya que apenas tienen proyectos locales. También Meliá, que pasa de 57 días a 80,5 días.

Asimismo, Siemens Gamesa, la citada Acerinox, CIE Automotive, Ence y Grifols superan los 70 días. CIE mantiene constante el dato, y apunta en su memoria que “si bien algunas compañías han excedido el plazo a proveedores nacionales establecido en la ley 15/2020, el grupo ha puesto en marcha una serie de medidas focalizadas esencialmente” en la mejora de estos procesos.

Mientras que en las otras tres cotizadas la cifra empeora en plena crisis del coronavirus. Entre los 60 y los 70 días están Realia, Prisa, Fluidra, Applus, Prosegur y Prosegur Cash, aunque varias de ellas disminuyendo el plazo medio. De hecho, solo Fluidra, que se mantiene, y Applus, que pasa de 60 a 64 días, no mejoran en este grupo.

Foto: (Pixabay)

Entre medias de los dos extremos hay un grupo de 30 empresas en las que el promedio está entre 30 y 60 días. Es decir, están dentro de la ley aunque hay dos matices a considerar. El primero es que si el promedio del periodo de pago de las facturas se acerca a los dos meses, hay pagos que probablemente están fuera del periodo marcado por la norma. Y el segundo es que la ley permite el acuerdo entre las partes, pero la referencia es de 30 días, aunque muchas empresas usen esta opción como mecanismo habitual.

Dentro de esta treintena de cotizadas, 12 superan los 50 días: IAG, Elecnor, Vidrala, Grenergy, Solaria, Pharmamar, Gestamp, Telefónica, Rovi, Solapach, Atresmedia y Neinor. Telefónica, por ejemplo, señala que hay días fijos de pago en cada mes y, si la factura tras su revisión se aprueba después de la fecha, se paga al mes siguiente con el resto de facturas validadas pendientes.

Entre 40 y 50 días como periodo medio de pago se sitúan, de más a menos, Almirall, Faes, Aedas, Red Eléctrica, Acciona, DIA, Soltec, Dominion, Talgo, Aena, Ferrovial, Zardoya y Metrovacesa, mientras que por debajo de los 40 días, pero por encima del mes, en promedio, están Logista, Sacyr, Merlin y Colonial.

La tónica habitual durante 2020 fue el empeoramiento de los pagos, según un estudio de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM), que sitúa la media en 77 días tanto en administraciones públicas como en empresas privadas. Las empresas encuestadas dicen que las grandes compañías son las que peor pagan. La patronal Cepyme también realizó una estimación en el primer trimestre de 2020, antes del covid, de 87 días. En diciembre del pasado ejercicio, según estadísticas de Hacienda, el plazo medio de pago a proveedores se situó en 24,21 días en la administración central, en 26,96 días en las comunidades autónomas y 47,9 días en los ayuntamientos. En el caso de las administraciones públicas, el límite legal es 30 días sin opción para extenderlo.

Las empresas cotizadas españolas más importantes han recortado, en su mayoría, la actividad con sus proveedores. El tijeretazo ha alcanzado los 9.000 millones en el Ibex 35 y alcanza los 12.000 millones, con descensos superiores al 10%. Se trata de un golpe para el negocio de empresas, muchas de ellas pymes, que trabajan en el ecosistema de proveedores de las grandes cotizadas, y que también sufren por el alargamiento de los plazos. A menudo, incumpliendo la ley que está en revisión en el Congreso para incluir sanciones.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Morosidad Proveedores
El redactor recomienda