Los restaurantes de EatOut ganan la mano a Aena en su 'primer round' por los alquileres
  1. Empresas
Impacto de 40 millones

Los restaurantes de EatOut ganan la mano a Aena en su 'primer round' por los alquileres

Los peores augurios para Aena se han cumplido y todos sus grandes clientes comerciales han logrado cautelares que impiden al operador ejecutar avales por el impago de rentas

placeholder Foto: EatOut es dueño de Pans & Company. (Cedida)
EatOut es dueño de Pans & Company. (Cedida)

Los peores augurios para Aena se han cumplido y, al final, todos sus grandes clientes comerciales le han ganado en los tribunales la primera batalla de la guerra que lidian por el pago de los alquileres de las tiendas y restaurantes de los aeropuertos españoles. El último en conseguirlo ha sido Ibersol, grupo propietario de EatOut, que acaba de ver cómo la justicia le ha dado la razón en su petición de cautelares para impedir que la compañía presidida por Maurici Lucena le ejecute avales por un importe de 40 millones de euros, según han confirmado varias fuentes conocedoras.

Este auto se une a las cautelarísimas ya conseguidas por Dufry y Canariensis, dueños de las tiendas libres de impuestos ('duty free') y a los logrados por las cadenas de restauración Áreas y SSP, compañías que en las últimas semanas han logrado autos judiciales en su favor que han impedido a Aena cobrar rentas y ejecutarles avales por un importe conjunto de 440 millones de euros.

Foto: Aeropuerto de Barajas

Hasta ahora, estas decisiones se habían tomado 'in audita parte'; es decir, sin escuchar los argumentos del operador aeroportuario, que siempre ha defendido dejar la puerta abierta a que, cuando se celebren las vistas en las que defenderá sus posiciones, estas cautelarísimas puedan dar un giro de 180 grados en favor de la compañía controlada por el Estado. Pero, en el caso de Ibersol, el magistrado ha aceptado las cautelares después de escuchar a Aena en la vista celebrada el pasado martes, lo que supone ir un paso más allá de los pronunciamientos vistos hasta ahora.

Fuentes próximas a la compañía de restauración subrayan el hecho de que Ibersol, a diferencia de Dufry, también cuenta con numerosos establecimientos fuera de las terminales aeroportuarias, lo que podría haber inclinado la balanza en favor de Aena, al interpretarse que su posición no es tan lesiva sobre el negocio total del grupo de restauración. El auto exige a Ibersol una garantía de un millón de euros y no poder presentarse a concursos hasta que se resuelva el fondo de la cuestión.

placeholder Los comerciantes defienden ajustar las rentas al desplome del tráfico
Los comerciantes defienden ajustar las rentas al desplome del tráfico

Desde hace tres años, la compañía portuguesa Ibersol es dueña de la española EatOut, una de las mayores empresas de restauración patria, con marcas propias como Pans & Company, Ribs, Santa María o FrescCo que, además, cuenta con una división de Viaje, que gestiona más de 61 puntos de venta tanto de marcas propias del grupo como otras 12 marcas de terceros y está presente en diez aeropuertos nacionales.

La lusa Ibersol, por su parte, cuenta con siete marcas propias como Pizza Móvil o Pasta Caffé, franquiciadas de la talla de Pizza Hut, Burger King, KFC o Pans & Company, y una división de Travel que opera en tres aeropuertos portugueses. En 2019, último ejercicio precovid, el grupo contaba con más de 11.272 empleados y 547 restaurantes, que alcanzaron un beneficio bruto operativo (ebitda) superior a los 60 millones de euros y unas ventas de 485 millones de euros.

Foto: El presidente de Aena, Maurici Lucena. (Patricia Seijas)

Dufry, Canariensis, Áreas, SSP e Ibersol representan más del 80% de los ingresos comerciales de Aena. En sus cuentas de cierre de 2020, al tratarse de rentas garantizadas y no haber firmado ningún acuerdo con ellas para rebajar la factura, el auditor emplazó a la empresa pública a reconocer la totalidad de la cifra de negocio ligada a estas compañías, unas facturas por importe de 500 millones de euros que ahora la justicia ha dicho que no puede cobrar ni ejecutar los avales.

A pesar de estos reveses en los tribunales, Aena se mantiene firme en que la única propuesta posible de ajuste de rentas es la que presentó el pasado enero, consistente en cobrar el 100% de la renta mínima garantizada (RMGA) desde el 1 de enero hasta el 14 de marzo del año pasado, el 0% desde que se decretó el estado de alarma y hasta la tercera semana de junio, ya que, a partir del 21 de ese mes y hasta el 31 de diciembre de 2020, su propuesta es una quita del 50%, que mantendrá hasta el próximo 8 de septiembre, cuando volverá a cobrar el 100%.

Aena sostiene que también sufre con fuerza el covid y que aplica descuentos por 800M

La compañía de aeropuertos, cuyo primer accionista es el Estado, siempre ha defendido que esta propuesta supone aplicar a su inquilinos descuentos por más de 800 millones de euros, cuando ella también está sufriendo con fuerza el impacto de la pandemia.

El pasado febrero, cuando se cumplió el plazo inicial que la compañía ofreció para aceptar esta propuesta, Aena comunicó que casi el 56% de sus 123 arrendatarios había aceptado la propuesta, porcentaje que un mes después estaría por encima del 70%. Sin embargo, en términos de facturación, este bloque representa menos del 15% de los ingresos del operador aeroportuario, números que explican la importancia que tienen las cautelares y cautelarísimas pronunciadas en favor de Dufry, Canariensis, Áreas, SSP y EatOut.

Maurici Lucena Dufry Burger King Noticias de AENA
El redactor recomienda