Los bancos 'transfieren' al Estado 50.000 millones de riesgo empresarial
  1. Empresas
LÍNEAS ICO

Los bancos 'transfieren' al Estado 50.000 millones de riesgo empresarial

El volumen de crédito a empresas apenas aumenta en 40.000 millones desde antes de la pandemia, a pesar de que se han concedido líneas avaladas por valor de 120.000 millones

placeholder Foto: El presidente del Gobierno Pedro Sánchez (i) conversa con Ana Botín (c), presidenta de Santander, ante el vicepresidente Pablo Iglesias (d). (EFE)
El presidente del Gobierno Pedro Sánchez (i) conversa con Ana Botín (c), presidenta de Santander, ante el vicepresidente Pablo Iglesias (d). (EFE)

Las líneas de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) no solo fueron un salvavidas para cientos de miles de empresas y autónomos. Las entidades financieras también han sacado partido de estos créditos masivos lanzados en plena pandemia: los bancos españoles han reducido su exposición al negocio de empresas en 50.000 millones gracias a los ICO-covid.

El volumen de créditos concedidos por el sector financiero a las empresas pasó de 440.000 millones en febrero de 2020 —justo antes de la pandemia— a 478.000 millones en enero de este año, según los últimos datos del Banco de España. Este aumento de casi 40.000 millones es bastante inferior a los 117.397 millones concedidos por el sector en este tiempo a través de líneas ICO-covid, en las que el Estado avala de media un 76%.

¿Qué ha ocurrido con los otros 80.000 millones? Los expertos consultados coinciden en que la mayor parte del resto del dinero obtenido con el aval del ICO ha sido usado por las empresas, pymes y autónomos para amortizar antiguas líneas de crédito que tenían con sus entidades. Así, hace un año, las empresas afrontaban vencimientos a un año por unos 100.000 millones.

Hay otros factores importantes a tener en cuenta como que en este periodo se han firmado nuevas pólizas, aunque pocas en comparación con otros años; que parte de esta financiación era para circulante, y que la amortización de deuda tambien se ha pagado con la caja que las compañías hayan generado durante este tiempo. Pero las cifras sectoriales reflejan que, descontada la parte avalada de las líneas ICO —casi 90.000 millones—, los bancos tienen ahora una exposición neta a empresas 50.000 millones inferior que antes del covid.

Desde el sector financiero defienden que "no somos policías que tengan que estar vigilando que hace cada cliente" con las líneas ICO. "Si una compañía decidió usar el dinero para amortizar deuda, aparte de que estaba permitido, no estaba en nuestra mano impedirlo", añaden.

Entorno complicado

"Ha habido refinanciaciones masivas con la liquidez del ICO, pero las compañías también han usado estas líneas para aumentar su liquidez y también explica estas cifras la mortalidad empresarial, se han dejado de conceder miles de millones desde junio", explica Fernando Rojas, consultor del área de Servicios Financieros de AFI.

Como señala este experto, junto al aumento del saldo crediticio a las empresas en 40.000 millones también ha habido un salto similar en los depósitos que atesoran las compañías y autónomos, de 36.500 millones hasta 287.000 millones. Este dinero es liquidez de la que se han hecho acopio las empresas para cubrirse las espaldas, algo que tranquiliza a los supervisores.

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander, y Carlos Torres, presidente de BBVA. (EFE)

Este aumento de los depósitos también explica en parte la sequía crediticia con la que ha arrancado 2021, con las cifras más bajas de nueva concesión de préstamos desde que ofrece datos el Banco de España. Aun así, hay un factor que podría complicar la ecuación: las entidades están empezando a cerrar el grifo crediticio, como reflejó la última encuesta de préstamos del regulador. De consolidarse esta tendencia, podría complicar el rumbo de algunas empresas que se hayan quedado cortas de liquidez.

Los datos sobre las refinanciaciones con dinero del ICO fue uno de los argumentos que esgrimió el Gobierno a la ahora de pedir a los bancos un esfuerzo con las quitas que se aprobaron el pasado viernes. Sin embargo, las entidades y el Banco de España consiguieron convencer al Ejecutivo de que opte por otro tipo de ayudas a las empresas, ante el efecto bola de nieve que esta medida hubiera implicado para el sector, con provisiones indirectas valoradas en miles de millones.

Según un informe de Alantra del pasado viernes, el riesgo para los bancos de las medidas anunciadas por el Ministerio de Economía: "Los 3.000 millones para quitas de deuda es menor de los 5.000 millones esperados anteriormente, lo que son buenas noticias para el sector". Este banco de inversión calcula 1.000 millones de coste directo para las entidades, y otros 1.000 millones por provisiones adicionales por el efecto arrastre para el resto de sus carteras: "Cifras manejables".

Instituto de Crédito Oficial Empresas Banca
El redactor recomienda