Mutua alienta la guerra de precios en seguros y asume la subida del impuesto a las primas
  1. Empresas
PRESIÓN COMPETITIVA

Mutua alienta la guerra de precios en seguros y asume la subida del impuesto a las primas

La aseguradora anuncia que asumirá el incremento del 6% al 8% del tipo impositivo en un grupo importante de clientes. Parte del sector asume una guerra de precios

placeholder Foto: Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.
Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.

Las aseguradoras se apresuraron a asegurar cuando conocieron el incremento de la subida impositiva a las primas que lo pagarían millones de clientes. Bien entrado 2021, esta afirmación ya no parece completamente cierta. Algunas aseguradoras han anunciado que asumirán parcial o totalmente el impuesto, desde un nuevo jugador que quiere ganar cuota como Hello Auto hasta uno de los líderes, como es Mutua Madrileña.

Así lo admitió este martes su presidente, Ignacio Garralda, en la presentación de los resultados de la mutua durante el año del covid, con un incremento del beneficio del 5,2%, hasta los 304,1 millones, gracias al impulso de Adeslas. La entidad madrileña afirmó sobre el incremento impositivo del 6% al 8% sobre las primas que no será para todos los mutualistas, aunque no especificó para cuántos.

“Habrá algunos clientes que en el recibo que les mande el banco verán que no se ha movido y que la propia Mutua lo absorbe. Otros tendrán alguna pequeña subida, pero en el mayor grupo posible vamos a tratar de congelar la tarifa y absorber el impuesto de primas de seguros”, señaló este martes Garralda. “Muchas veces, el asegurado no sabe lo que es el impuesto, ve la línea final del recibo, entonces por ley estamos obligados a repercutir el impuesto. Otra cosa es que nos deja libertad en la tarifa, y que en algún grupo de mutualistas diligentes en la conducción seamos más generosos con ellos y bajemos la tarifa para compensar”, agregó.

Esta decisión de Mutua Madrileña choca con el argumento del sector, a través de la patronal Unespa, cuando se conoció el borrador de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 con el aumento del impuesto sobre las primas de seguros (IPS). “El impuesto de primas de seguros es regresivo desde un punto de vista social. Perjudica a las personas y a las empresas que, a través del seguro y con un criterio de responsabilidad, aseguran su vida diaria, su patrimonio y sus actividades empresariales y profesionales frente a los posibles daños que puedan causar a terceros”, afirmó la asociación.

Los pronósticos de Hacienda son recaudar 455 millones extra, que implica un aumento del 25%

El Ejecutivo golpeó doblemente al mundo del seguro. Primero, con este aumento impositivo que, como se puede ver, no solo lo pagarán los consumidores. Los pronósticos de Hacienda son recaudar 455 millones extra, lo que implica un aumento del 25%. Y en paralelo, con la reducción del límite de la aportación a sistemas de previsión individuales de 8.000 a 2.000 euros, capando el incentivo fiscal para planes de pensiones o planes de previsión asegurados (PPA).

Este doble hachazo fiscal no ha impedido que aseguradoras y bancos usaran la última campaña de venta de planes de pensiones con 8.000 euros de límite como baza comercial, y que ahora en 2021 el sector seguros compita vía precios con mensajes sobre la asunción de la subida impositiva. Si esto es así, sería contra márgenes. Es decir, contra la rentabilidad de la aseguradora. Por ejemplo, para una póliza de 100 euros de base, la subida es de dos euros, con lo que para que el cliente siga pagando lo mismo, la base de la póliza tendría que ser de 98,15 euros.

No es el primer mensaje en esta dirección. La joven aseguradora Hello Auto, que nació justo antes de la crisis del covid, anunció en enero que asumirá en todos los casos el aumento del impuesto, evitando que suba la prima por esta razón. La firma sevillana sobrepasó las 1.000 pólizas antes de terminar 2020, ejercicio en el que Mutua Madrileña acabó con 2,5 millones solo en autos y motos.

Foto: Aviones estacionados en el aeropuerto de Teruel. (EFE)

Línea Directa también se pronuncia en una línea similar. “La compañía valorará de forma individual compensar la subida del IPS según el perfil del asegurado, y de su historial siniestral”, explica la compañía a este medio. Bankinter, propietario de esta aseguradora, espera recibir pronto la autorización del Banco Central Europeo (BCE) para listar en bolsa la compañía.

La firma liderada por Miguel Ángel Merino cree que “la subida del IPS impactará en los precios y en la oferta comercial de muchas aseguradoras, sobre todo en las más pequeñas y tradicionales, ya que no cuentan con los mismos instrumentos de tarificación y la misma flexibilidad que nosotros”. Por otra parte, añade, “la subida del IPS en principio no tiene por qué afectar al margen asegurador, ya que se trata de un impuesto repercutido, pero sí puede influir en la demanda de algunas compañías que cuentan con primas medias muy superiores a la media. En este sentido, cualquier subida de primas es un elemento de tensión para ellas y puede ser un paso más para concentrar el mercado”.

¿Campaña de 'marketing'?

Otras aseguradoras han evitado manifestarse, aunque empieza a haber recelos con estos mensajes. “Nosotros competimos con precio, como casi todas las firmas, especialmente en ramos como autos, donde es la principal variable. Pero ¿qué quiere decir que los subirán a algunos clientes, de qué depende?”, critica el ejecutivo de un competidor que está entre los principales líderes en autos.

En realidad, las aseguradoras tienden a mantener o reducir el precio de las pólizas en los clientes que no han emitido partes, dado que aumenta su experiencia sin siniestralidad, y el cálculo actuarial arroja menor probabilidad de futuros siniestros. Por ello, en realidad, puede pasar que haya clientes a los que se habría bajado el precio otros años y en este caso se mantenga por el impuesto.

Por otro lado, las aseguradoras gastan grandes sumas de dinero en 'marketing'. En algunas ocasiones, hay jugadores del sector que destinan parte de este presupuesto a campañas sobre precio que sustituyen las políticas activas para ganar notoriedad. Entre las aseguradoras, también ha habido campañas en torno al precio de los seguros de auto en 2020. Mutua alargó dos meses gratuitamente las pólizas a los clientes sin siniestros en el año antes del covid, mientras que otras firmas como Línea Directa o Mapfre han aplicado descuentos a grupos de asegurados. En el caso de Mutua, el coste, afirma, ha sido de 161 millones, e implicará que a efectos contables habrá un descenso de pólizas a final de año porque habrá renovaciones previstas en 2021 que se harán en 2022.

Aseguradoras Ignacio Garralda Mutua Madrileña
El redactor recomienda