Tikehau y Total darán luz con restos de Filomena: levantarán una planta de biomasa en Madrid
  1. Empresas
Nombran a Mario Armero presidente de Enso

Tikehau y Total darán luz con restos de Filomena: levantarán una planta de biomasa en Madrid

Enso, la compañía de energías renovables propiedad del fondo galo T2 Energy Transition, utilizará las ramas y árboles caídos por el temporal para generar energía renovable

placeholder Foto: Operarios llevan a cabo trabajos de restauración y mantenimiento en el Parque del Retiro de Madrid. (EFE)
Operarios llevan a cabo trabajos de restauración y mantenimiento en el Parque del Retiro de Madrid. (EFE)

Enso, la compañía de energías renovables adquirida en 2019 a la familia Riberas por el fondo T2 Energy Transition, cuyos principales inversores son Tikehau Capital y la petrolera Total, prepara un amplio despliegue en España en los tres próximos años, periodo en el que pretende elevar un 50% su facturación (facturó 14,6 millones de euros en 2019, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil).

Trabaja en varios frentes. Por un lado, ha reforzado su consejo de administración: ha nombrado presidente no ejecutivo a Mario Armero, empresario de larga trayectoria en España y bien conectado con la inversión internacional. Armero ha sido presidente en Iberia de General Electric, consejero dominical para GIP en Naturgy Y vicepresidente ejecutivo de Anfac, la patronal de la industria automovilística nacional, entre otros cargos. La cúpula de Enso también cuenta como consejero independiente con Iván Martén, actualmente presidente de Orkestra, el Instituto Vasco de Competitividad y durante años responsable del área de Energía de Boston Consulting Group.

Enso, compañía especializada en energías renovables (principalmente biomasa), ha llegado a un acuerdo con Biocompost, la firma líder en la Comunidad de Madrid para la gestión de restos vegetales, para quedarse con los excedentes naturales que ha dejado el temporal de frío y nieve Filomena al inicio de 2021. Según explica el consejero delegado de Enso, Emilio Luis López Carmona, las ramas y árboles que aún se acumulan en las zonas verdes de la capital se transportarán hasta su instalación bioeléctrica de Garray, en Soria, donde se procesarán para producir electricidad de origen 100% renovable.

placeholder Mario Armero, presidente no ejecutivo de Enso. (EFE)
Mario Armero, presidente no ejecutivo de Enso. (EFE)

Sin embargo, el CEO de la compañía destaca que esta no es la solución óptima. Pese a que la bioeléctrica de Garray es la más próxima a Madrid, aún hay una distancia considerable para transportar la materia vegetal, que este año ha crecido mucho con respecto a otros ejercicios, dados los devastadores efectos que ha provocado Filomena sobre muchos árboles de la capital, lo que ha obligado a realizar podas masivas en las últimas semanas.

Por obtener una solución en el medio y largo plazo, Enso está en conversaciones con la Comunidad de Madrid para levantar una planta de biomasa que pueda procesar los desechos naturales de la capital, una operación que permite liberar parte del espacio de los vertederos donde acaba esta materia natural. La firma pretende construir una planta de módulos, que permite su desmantelamiento y traslado a otra parte para que el impacto sobre el terreno sea el menor posible. La inversión prevista es de 25 millones de euros para una infraestructura de 6 MW y se prevé que se tarde en poner en marcha unos 18 meses.

Foto: El astillero de Navantia en San Fernando (Cádiz). (EFE)

El inicio de la misma dependerá en parte de la subasta del Gobierno. Esta compañía espera que en 2021 el Ministerio para la Transición Ecológica saque una subasta diferenciada para producción de electricidad con biomasa. Tras la misma, prevé adjudicarse una tarifa para los próximos 25 años y poder desarrollar este proyecto.

En los últimos años, la biomasa se ha duplicado en España, dado que el consumo de leña y otros productos de origen vegetal para necesidades energéticas está decayendo con fuerza. Esto se debe a que la mayoría de ciudadanos opta cada vez más por otras opciones como el gas natural. El hecho de que no se utilicen los desechos forestales contribuye al riesgo de incendios, con lo que la actividad de las plantas de biomasa sirve para paliar problemas naturales a la par que reduce las necesidades de combustibles fósiles gracias a una producción de electricidad de origen renovable y autóctono.

Enso no es la única compañía que pretende convertir en electricidad los restos de Filomena. Ence ya advirtió de que llevaría parte de los desechos provocados por la mayor tormenta de nieve caída sobre Madrid en los últimos 60 años.

T2 Energy Transition es un fondo de inversión francés cuyos principales participantes son Tikehau Capital y la petrolera Total. En el mismo, dotado con 1.000 millones de euros, también participan otros grandes institucionales galos como Groupama. En España, se estrenaron con la compra de Enso y las plantas de biomasa de la familia Riberas, en lo que era la división conocida como Gestamp Biomass. La operación se concretó a finales de 2019 por alrededor de 100 millones de euros, aunque la misma se concretó a mediados del año 2020.

Enso, la compañía de energías renovables adquirida en 2019 a la familia Riberas por el fondo T2 Energy Transition, cuyos principales inversores son Tikehau Capital y la petrolera Total, prepara un amplio despliegue en España en los tres próximos años, periodo en el que pretende elevar un 50% su facturación (facturó 14,6 millones de euros en 2019, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil).

General Electric Total Electricidad Naturgy Inversores Energías renovables Madrid Internacional Temporal Frío Ence
El redactor recomienda