La indemnización que recibió de Iberia atasca la llegada del nuevo CEO de Air Europa
  1. Empresas
DESIGNACIÓN DE VALENTÍN LAGO

La indemnización que recibió de Iberia atasca la llegada del nuevo CEO de Air Europa

El nombramiento de Vicente Lago, el hombre de Ábalos para dirigir la aerolínea, sigue sin poder aplicarse tres semanas después del anuncio público por su nuevo sueldo

placeholder Foto: Labores de limpieza y desinfección de un avión de Air Europa. (EFE)
Labores de limpieza y desinfección de un avión de Air Europa. (EFE)

Air Europa sigue sin piloto. El nombramiento de Valentín Lago —como consejero delegado— en representación de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), anunciado por el ente público hace más de tres semanas, continúa sin aplicarse. La pelea interna entre la familia Hidalgo, aún dueña de la aerolínea a la espera de la venta a Iberia, y el organismo dependiente del Ministerio de Hacienda, que aprobó un rescate de 475 millones de euros, ha bloqueado su designación como primer ejecutivo, un asunto clave para dirigir la compañía, en situación de quiebra técnica.

El último escollo para su nombramiento es que Lago, que hasta 2019 fue director general de Operaciones de Vueling y antes de Iberia Express, cobró una indemnización cuando dejó voluntariamente estas filiales de International Airlines Group (IAG) en febrero de 2019. Aquel cese pactado con Javier Sánchez Prieto, actual consejero delegado de Iberia y antes de Vueling, incluía el pago de una serie de remuneraciones en metálico, acciones y plan de pensiones. Pero a su vez llevaba aparejada una cláusula para no volver a trabajar para una aerolínea en al menos tres años, según fuentes próximas al contrato.

Foto: Aviones de Air Europa. (Reuters)

Por tanto, Lago, el hombre elegido por el Gobierno para pilotar Air Europa mientras se ejecuta la compra por parte de Iberia, no podría volver a dirigir una empresa del sector aéreo hasta febrero de 2022, salvo que la compañía española de IAG le levantara el veto. Más aún, el código interno de IAG le impediría volver a estar en nómina del grupo al haber cobrado de forma anticipada una liquidación cuantiosa.

El 'holding' con sede en Londres confía en recibir las autorizaciones de Bruselas para tomar las riendas de Air Europa en el último trimestre de 2021. Momento en el que Lago sería el consejero delegado de la aerolínea todavía de los Hidalgo, por lo que se darían unas circunstancias que necesitarían una modificación extraordinaria de las cláusulas laborales de IAG.

El plan se basa principalmente en una reducción salarial del 30% para toda la plantilla

La otra alternativa es que Lago, aún director general de Pollos Planes, solo estuviese al frente de Air Europa hasta que se produjese la compra efectiva. Pero el ejecutivo ha exigido un contrato por varios años, como suele ser en estos caso, para que su trabajo no tenga una temporalidad más propia de un servicio vacacional. Especialmente, porque vive en Valencia y tendría que trasladarse a Madrid para dirigir y ejecutar un plan de supervivencia mientras llega la recuperación.

Ese plan se basa principalmente en una reducción salarial del 30% para toda la plantilla. Sacrificio que contrasta con las exigencias salariales de Lago, que pidió en un principio un sueldo de 550.000 euros. Posteriormente, el candidato de la SEPI moduló su petición a unos 360.000 euros, cantidad que aun así excede los 200.000 euros anuales que el propio organismo público impone a las empresas a las que concede préstamos para su rescate.

Viaje exprés desde Dominicana

Tanto la SEPI como Air Europa están por la labor de alcanzar un acuerdo que facilite el nombramiento de un consejero delegado. Pero la tensión ha sido tal que ha sido necesaria la intermediación de Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia, que desde el anuncio del acuerdo para el crédito de 475 millones de la SEPI se había mudado a República Dominicana para activar los hoteles del grupo en la isla caribeña. De esta cantidad, la institución estatal le ha dado ya 240 millones. Pero el resto está pendiente de varias condiciones.

Después de tres meses al otro lado del Altántico, Javier Hidalgo regresó a Madrid hace dos semanas para negociar en primera persona con José Luis Ábalos, ministro de Transporte, al que le une una buena amistad. El motivo de su regreso es que la SEPI tiene bloqueado el segundo cheque de 100 millones de euros necesarios para que Air Europa pueda pagar las nóminas de marzo y a los proveedores, entre otros, a las empresas que le alquilan los aviones, que ya han advertido de que embargarán las aeronaves. El Gobierno solo abrirá otra vez el grifo si los Hidalgo acceden al nombramiento de Lago.

CEO SEPI Iberia Venta IAG Air Europa
El redactor recomienda