Capital Energy se plantea desinversiones parciales para financiar su expansión
  1. Empresas
Maneja varias vías de financiación

Capital Energy se plantea desinversiones parciales para financiar su expansión

Como parte de su estrategia de rotación de activos, la compañía está explorando la posibilidad de desprenderse de una participación minoritaria en algunos proyectos renovables

placeholder Foto: Jesús Martín Buezas, vicepresidente ejecutivo de Capital Energy.
Jesús Martín Buezas, vicepresidente ejecutivo de Capital Energy.

Capital Energy sondea nuevas vías de financiación para el ambicioso plan de crecimiento que maneja la compañía. Según fuentes del mercado, la empresa está explorando ventas parciales de sus activos energéticos que le den pulmón financiero para lograr su gran objetivo: convertirse en la primera eléctrica verticalmente integrada 100% renovable de la península Ibérica.

Concretamente, Capital Energy baraja, de forma aún incipiente, la posibilidad de desprenderse de una participación minoritaria en algunos proyectos renovables que sumarían 500 MW. El fin de estas ventas, que aún están sometidas a debate en el seno de la organización, sería obtener capital con el que seguir desarrollando proyectos renovables sin ceder, en ningún caso, el control de los activos, aseguran fuentes al tanto de la situación de la empresa. Es decir, que el plan es abrir el capital a nuevos socios hasta un máximo del 49% del capital social de aquellos proyectos susceptibles de vender.

Foto: Foto de archivo de un parque eólico. (Reuters)

Desde Capital Energy, señalan: "La compañía sigue muy de cerca la evolución de los mercados y está analizando en la actualidad un amplio abanico de instrumentos de financiación a corto, medio y largo plazo. Entre dichas opciones, figura la rotación de activos, a través de operaciones que pongan en valor los proyectos de la compañía en el momento oportuno. En cualquier caso, todos estos mecanismos de financiación son complementarios entre sí y llevan sus propios plazos, no estando ligados a una posible salida a bolsa de la compañía".

La empresa no tiene por ahora decidido en qué momento de maduración se introduciría cada proyecto en el plan de rotación de activos. En función del interés del mercado, parte de estos 500 MW se podrían vender durante la etapa de promoción, cuando llegue a 'ready to build' (toda la tramitación aprobada justo antes de su construcción) o ya en el momento de la puesta en operación.

Foto: Juan José Sánchez, CEO de Capital Energy.

Esta forma de obtener recursos para seguir creciendo se madura en paralelo a otras vías como la financiación bancaria estructurada en forma de 'project finance' o la solicitud de préstamos blandos al Banco Europeo de Inversiones (BEI). Además, las fuentes consultadas destacan que este plan de rotación de activos no llegaría en ningún caso antes de la salida a bolsa, para la que Capital Energy ha contratado los servicios de Goldman Sachs.

La desinversión de proyectos para lograr más fondos con los que crecer es una opción habitual entre las empresas del sector. Así lo hace EDPR con muchos de los parques que desarrolla. Iberdrola transmitió un 40% de su megaproyecto 'offshore' East Anglia One a Macquarie en 2019. Acciona vendió un 25% de su división internacional a KKR.

Foto: Parque eólico. (Reuters)

Capital Energy cuenta así con diferentes opciones para desarrollar una de las mayores carteras de proyectos de energía renovable en la Península. La compañía propiedad de Jesús Martín Buezas subraya que tiene desarrollos por 38 GW en España y Portugal, fundamentalmente de energía eólica, de los que 8,5 GW ya cuentan con los permisos de acceso concedidos.

Esta ambición de negocio ha provocado un fuerte crecimiento de la plantilla. En tres años, la empresa señala que han pasado de 30 a 350 trabajadores. El crecimiento en personal no solo es cuantitativo sino también cualitativo, con primeros ejecutivos de firmas de primer nivel como REE, Enagás, Ferrovial, Iberdrola, Repsol o Iberia, entre otros.

Foto: Generadores eólicos. (EFE)

En ese crecimiento, la empresa no solo busca crecer en generación renovable sino también en comercialización. Después de lanzar su propia comercializadora en octubre, la compañía acaba de comprar la firma de venta de electricidad Eneluz, tal y como adelantó El Confidencial.

Además de ir en busca del cliente 'retail', la firma se ha asegurado la venta de energía a un precio regulado a través de la última subasta lanzada por el Gobierno de Pedro Sánchez, donde fue el máximo adjudicatario con 620 MW de energía eólica para desarrollar con derecho a tarifa durante 25 años.

Capital Energy sondea nuevas vías de financiación para el ambicioso plan de crecimiento que maneja la compañía. Según fuentes del mercado, la empresa está explorando ventas parciales de sus activos energéticos que le den pulmón financiero para lograr su gran objetivo: convertirse en la primera eléctrica verticalmente integrada 100% renovable de la península Ibérica.

Desinversiones Finanzas Macquarie KKR Pedro Sánchez
El redactor recomienda