Santander sacrifica 800 millones en pleitos en Brasil y Reino Unido
  1. Empresas
CUENTAS DE 2020

Santander sacrifica 800 millones en pleitos en Brasil y Reino Unido

El primer banco español reduce de 5.500 a 4.400 millones la hucha de provisiones para responder ante cuestiones legales por el efecto divisa y la pérdida de diversos procesos

placeholder Foto: Ana Botín, presidenta de Santander, y el CEO, José Antonio Álvarez. (EFE)
Ana Botín, presidenta de Santander, y el CEO, José Antonio Álvarez. (EFE)

Los tribunales de Brasil y Reino Unido salen caros para Banco Santander. La entidad presidida por Ana Botín desembolsó 824 millones para cubrir sentencias perdidas en Brasil y Reino Unido en 2020 con provisiones que ya había levantado años antes. Este y otros factores, principalmente los tipos de cambio, provocaron que la hucha que el banco tiene para contingencias legales pasara de 5.508 millones en 2019 a 4.425 millones en 2020.

La reducción de este colchón puede deberse a determinados factores. El primero, que las dotaciones que en su día calculó que costaría un pleito se hayan hecho realidad, por lo que el dinero se entrega al demandante. Segundo, que el banco haya ganado el proceso y opte por liberar provisiones. Y tercero, que dichas dotaciones estén hechas en otras divisas, como el real brasileño y la libra, que se devaluaron durante el año pasado.

Foto:

Santander explica en sus cuentas de 2020 que tuvo que hacer frente a pagos por valor de 456 millones por procesos laborales y de otra naturaleza en Brasil. Además, desembolsó 147 millones por demandas de clientes en Reino Unido y otros 97 millones por impactos regulatorios británicos.

Este flujo de provisiones es de doble dirección. Así, aunque hubo más sentencias que nuevas demandas, la entidad presidida por Botín decidió dotar 364 millones por pleitos en Brasil, 21 millones por las demandas de hipotecas multidivisa en Polonia y 223 millones por ajustes regulatorios en Reino Unido y Polonia.

Ajuste de plantilla

El primer banco español también incluye en este capítulo de provisiones las realizadas para reestructuraciones de plantilla, que aumentaron en 2020 ante los nuevos planes de recortes negociados en España (299 millones), Reino Unido (182 millones), Portugal (66 millones), Consumer Finance (51 millones) y Polonia (41 millones).

Santander detalla en sus cuentas algunos de los capítulos que provocan las provisiones legales. En España, por ejemplo, reconoce una exposición de 3.052 millones a hipotecas referenciadas al IRPH, significativamente inferior a la de un año antes, de 4.300 millones. En el caso de las cláusulas suelo, la provisión pendiente baja de 80 a 51 millones.

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander, en la Audiencia Nacional. (EFE)

El otro gran foco de pleitos es el de los seguros de protección de pagos (PPI, por sus siglas en inglés) de Reino Unido, por los que ha recibido en los últimos años 4,6 millones de reclamaciones. Aun así, Santander ya ve la luz al final del túnel, ya que apenas le quedan 85 millones en dotaciones —no hizo nuevas en 2020—, frente a los 222 de 2019.

La entidad refleja sin novedades grandes frentes como el de Banco Popular, los dividendos 'black' y la demanda contra Andrea Orcel, cuyo juicio tendrá lugar el próximo 10 de marzo.

Los tribunales de Brasil y Reino Unido salen caros para Banco Santander. La entidad presidida por Ana Botín desembolsó 824 millones para cubrir sentencias perdidas en Brasil y Reino Unido en 2020 con provisiones que ya había levantado años antes. Este y otros factores, principalmente los tipos de cambio, provocaron que la hucha que el banco tiene para contingencias legales pasara de 5.508 millones en 2019 a 4.425 millones en 2020.

Noticias del Banco Santander Ana Patricia Botín
El redactor recomienda