Así serán las empresas exitosas del futuro: 4 claves para saber si la tuya estará entre ellas
  1. Empresas
igualdad, innovación, diversidad...

Así serán las empresas exitosas del futuro: 4 claves para saber si la tuya estará entre ellas

No hay una fórmula mágica que asegure el éxito de tu empresa, pero sí algunos factores que resultan esenciales. Estos son algunos de ellos

placeholder Foto:

Muchas son las empresas que se preguntan por su futuro. Las tendencias de mercado evolucionan constantemente y los modelos de negocio también, así que es necesario prepararse para que, aunque cambie el contexto, la empresa siga teniendo buenos resultados.

En este contexto, Ibercaja ha lanzado un test de audiagnóstico para que las compañías puedan saber si la suya es una Empresa 2025. En dicho test, se encontrarán una serie de preguntas en torno a seis pilares esenciales para su supervivencia: cuestiones de innovación, digitalización, emprendimiento, transformación cultural, diversidad y sostenibilidad. Si tienes una empresa y quieres saber si está preparada para el futuro a corto, medio y largo plazo, estas son algunas de las preguntas que debes hacerte.

1. ¿Estás innovando?

Muchas empresas piensan que la innovación les viene grande. ¿Por qué va a tener que innovar un pequeño comercio o una pyme que lleva 20 años con un modelo de negocio que le funciona a la perfección? La premisa es lógica, pero a menudo también hay un error de percepción en el concepto de innovación: creer que innovar es inventar una tecnología nueva o hacer algo que nunca nadie hizo antes.

La innovación también se produce, por ejemplo, cuando una empresa mantiene intacto su modelo de negocio, pero cambia su forma de trabajo, sus procesos internos o sus modelos de producción. En estos casos no se estará cambiando la esencia de la empresa, pero se estará innovando para que esta sea más eficiente o llegue a más gente. En este cambio cultural es donde encajan las metodologías 'agile', que implican que, cuando haya que afrontar un proceso de producción, se haga de la forma más sencilla y ágil posible, involucrando a las personas encargadas de este proceso y manteniendo al resto al margen para que la empresa pueda trabajar más rápido.

Generar estas eficiencias hará que la empresa en cuestión tenga un ecosistema más competitivo. "Los ecosistemas son comunidades dinámicas donde diversos actores crean y capturan valor a través de la colaboración y la competencia", asegura Luz López, directora del Ecosistema Más Empresa de Ibercaja, la iniciativa que pretende inspirar e impulsar a las empresas hacia el futuro, reuniendo a emprendedores, profesionales, 'startups', micropymes, pymes y grandes empresas. En su opinión, "la competitividad es una característica que deben tener las organizaciones para sobrevivir dentro de un mercado saturado, ya que si no se consigue una alta competitividad se tenderá a la desaparición".

placeholder

2. ¿Eres sostenible?

Cuando hablamos de sostenibilidad tendemos a asociarla con la sostenibilidad medioambiental, ya que todas las empresas deben hacer una gestión eficiente y responsable de sus recursos, así como alinearse con iniciativas como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Pero el concepto de sostenibilidad es mucho más amplio: las empresas deben aspirar también a la sostenibilidad económica, ética y social de su propio proyecto empresarial.

Las empresas de mayor tamaño también pueden ser sostenibles mediante la inversión socialmente responsable, aplicando a sus inversiones criterios no exclusivamente financieros, sino también ambientales, sociales y de gobierno corporativo. Se trata de una tendencia en claro auge: según las cifras recopiladas por la Global Sustainable Investment Alliance, en el último año medido las inversiones sostenibles alcanzaron los 30,7 billones de dólares en activos.

3. ¿Hay diversidad en tu empresa?

La diversidad no es ni una opción ni un gesto de buena voluntad, sino una obligación. Las empresas con diversidad en su plantilla no solo se enriquecen de esa generación conjunta de ideas y culturas, sino que además esa diversidad puede incluso influir en sus modelos financieros. Y es que cuando miramos la viabilidad de un negocio desde un único prisma tenemos una percepción mucho más limitada que si ampliamos el foco de la mirada.

En este sentido, la diversidad debe ser de género, pero también generacional, funcional, cultural, religiosa, formativa y de identidad sexual. Además, los profesionales de estos colectivos no solo deben formar parte de la empresa, sino también acceder a puestos de toma de decisiones.

placeholder


4. ¿Fomentas el emprendimiento?

Hace unos años, un estudio de Deloitte se propuso un objetivo: analizar cuántas de las empresas que estaban en el ránking Fortune 500 en 1955 seguían estándolo a día de hoy y qué les había hecho mantener esa posición. Las cifras hablan por sí solas: a día de hoy, apenas el 19% de aquellas compañías seguían operativas. Y las que sobrevivieron, ¿por qué lo hicieron? Según el informe, tuvo mucho que ver el intraemprendimiento, es decir, el emprendimiento dentro de la propia empresa.

En cualquier empresa puede ser muy beneficioso disponer de un grupo de personas a las que, al margen de las operativas diarias, se les encargue indagar en el mercado, abrir nuevos modelos de negocio o sacar adelante nuevos productos o servicios. Este tipo de iniciativas son precisamente las que consiguen que muchas compañías, aunque pasen los años, sepan adaptarse a las nuevas tendencias de los mercados y seguir haciendo negocio con ellas.

Empresas ECBrands Brands Ibercaja