Ximo Puig apadrina la gigafactoría de Power Electronics y cifra en 2.000 M la inversión
  1. Empresas
FÁBRICA Y CENTRO DE I+D

Ximo Puig apadrina la gigafactoría de Power Electronics y cifra en 2.000 M la inversión

El Consell se vuelca en el proyecto y logra el aval del Ministerio de Industria para venderlo en Europa. La Alianza Valenciana de Baterías contará en breve con un centro de investigación

Foto: El acto de presentación de la Alianza Valenciana de Baterías en el Museo de las Ciencias. (GVA)
El acto de presentación de la Alianza Valenciana de Baterías en el Museo de las Ciencias. (GVA)

Power Electronics enseñó este miércoles parcialmente las cartas con las que pretende poner en marcha un gigafactoría de baterías eléctricas en la Comunidad Valenciana. La multinacional de componentes electrónicos con sede en Llíria (Valencia) lidera una iniciativa en la que ha implicado a la Generalitat valenciana, a varios institutos tecnológicos universitarios y a empresas industriales suceptibles de convertirse en clientes y colaboradores de la iniciativa, como el fabricante de trenes Stadler, el de yates Astondoa y proveedores de Ford Almussafes, que ha accedido a poner el logo en lo que se ha bautizado como Alianza Valenciana de Baterías.

El proyecto, que avanzó en exclusiva El Confidencial el pasado mes de diciembre, cuenta con dos elementos: una fábrica de baterías (Element Gigafactory), cuyo emplazamiento todavía no se ha revelado, y un centro de investigación de la energía concebido como diseñador de producto en el que participan el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), el Instituto de Ciencia Molecular de la Universitat de Valencia (ICMOL) y el Instituto Tecnológico de Química de la Universitat Politécnica de Valencia (ITQ).

Conseguir que todo esté en marcha implicará una inversión de 2.000 millones de euros, con el fin de tener una capacidad de generación de producto interior bruto de 2.500 millones de euros anuales y propiciar la generación de 30.000 empleos directos e indirectos, según anunció el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, en el acto de presentación de la Alianza de Baterías con miembros de su Gobierno autonómico como el 'conseller' de Economía, Rafael Climent, de Compromís, directivos de las empresas implicadas y el secretario general del Ministerio de Industria, Raül Blanco.

La Administración autonómica ha apadrinado un proyecto en el que lleva trabajando con el Ministerio de Industria dos años, desde que el Gobierno comenzó a explorar posibles ubicaciones para factorías de baterías y componentes para vehículos eléctricos, la asignatura pendiente del sector automovilístico español, el segundo más importante de Europa tras Alemania, pero muy enfocado al motor de combustión. Las estimaciones son que el país podría albergar hasta tres grandes fabricantes para sumnistrar al clúster y las marcas implantadas en España.

La futura recepción de fondos europeos del mecanismo Next Generation ha alimentado la opción de lanzar una industria propia al margen de los grandes fabricantes asiáticos de baterías, que por ahora han optado por instalarse en Europa central. En el sector existe la convicción de que España tiene capacidad para albergar al menos tres grandes centros de producción. Raül Blanco destacó además en su intervención en Valencia el hecho de que la segunda mina de litio más grande de Europa esté en Extremadura, concratamente en San José Valdeflórez (Cáceres).

Foto: Trabajadores de la cadena de montaje de Seat en Martorell. (Reuters/Albert Gea)

La Generalitat de Cataluña ha incluido en su porfolio de proyectos susceptibles de obtener financiación europea uno denominado BateryHubb, en alianza con el grupo Volkswagen (SEAT) y otras empresas industriales. Es lo mismo que ha hecho la Administración valenciana de la mano de Power Electronics, que está trabajando con otros fabricantes de acumuladores de electricidad como Ampere Energy. En este caso, el proyecto Element pretende ir más allá de la fabricación para el automóvil y apuesta por avanzar en el desarrollo de productos dirigidos a un universo más integral de la industria eléctrica. Esto explica la presencia en la Alianza de Stadler, Torrecid o el Grupo Gimeno. Otros participantes del consorcio son Iberdrola, Zeleros (hyperloop), UBE, CEV Technologies, IDOM, Nutai, Grupo Segura, Endurance, Fácil Solutions, Grupo Valautomoción, Inelcom Technology, ITERA Mobility Engineering, HESS, Infamol, Mettecno o Witrac.

"No somos una alianza improvisada para captar fondos. Disponer de un proyecto empresarial de esta envergadura y el polo científico que va a suponer este centro significa asegurar el futuro de la industria del automóvil en España, pero también dar respuesta a nuevas formas de movilidad, desde el ferrocarril hasta los barcos, pasando por nuevos vehículos como los hyperloop”, explicó David Salvo, CEO de Power Electronics. “Esta propuesta —añade— es la más ambiciosa de todas las que se han presentado hasta la fecha en Europa. No es solo una iniciativa industrial impulsada por una o varias empresas con la ayuda de entidades púbicas, es el proyecto basado en la generación de conocimiento más amplio e integrado verticalmente con carácter privado y público donde las universidades van a disponer del centro de investigación más avanzado del mundo”, dijo.

Por su parte, Ximo Puig aseguró que la Alianza Valenciana para las Baterías aspira a ser una de las "palancas" para la reactivación económica y que integra una cadena de valor de fabricantes que se han puesto de acuerdo y han trabajado alineados con la Generalitat "con la inversión europea como oportunidad para acelerar unos proyectos transformadores que sirvan para captar y retener talento". El 'president' explicó que la Generalitat Valenciana lleva más de dos años "forjando" esta alianza, "detectando oportunidades y desarrollando proyectos", junto a grandes empresas e institutos de investigación, pertenecientes a sectores de la energía, la movilidad, la tecnología o la química.

Power Electronics Ximo Puig Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda