La confesión de Parra (BdV) pone en aprietos a la sucesora del apellido Noguera (Libertas)
  1. Empresas
JUICIO POR CRÉDITOS IRREGULARES

La confesión de Parra (BdV) pone en aprietos a la sucesora del apellido Noguera (Libertas)

La vicepresidenta de la Asociación Valenciana de Empresarios, hija del financiero fundador de Prisa Álvaro Noguera, ya fallecido, rechaza pactar con la Fiscalía y defiende su inocencia

placeholder Foto: Domingo Parra, en la Audiencia Nacional. (EFE)
Domingo Parra, en la Audiencia Nacional. (EFE)

"Despachaba directamente con doña Agnès [Noguera] y la decisión la tomaba yo".

Con esa frase contundente, estrenaba este lunes el que fue consejero delegado del Banco de Valencia Domingo Parra una nueva vista oral en la Audiencia Nacional por las piezas sobre las irregularidades en la gestión de la entidad que contribuyeron a su quiebra y a la intervención millonaria del Banco de España en noviembre de 2011. En lo que viene siendo ya una costumbre en la resolución de las causas penales relacionadas con el agujero del banco, quien durante los años del 'boom' del ladrillo fue su todopoderoso gestor y facilitador de algunas de las grandes operaciones financieras e inmobiliarias de la Comunidad Valenciana, muchas de ellas fallidas, se sentó en el banquillo de los acusados con un pacto cerrado con la Fiscalía y la acusación que ejerce el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Parra ha aceptado un año y siete meses de prisión por un delito de administración desleal en la renovación y restructuración de créditos por importe de 65 millones de euros a la cotizada Libertas 7. La estrategia de su defensa tiene como objetivo reducir las penas con el fin de eludir la entrada en la cárcel y ha sido la misma que la empleada en las piezas que terminaron en condenas y reclamaciones económicas millonarias al promotor Bautista Soler, su hija Victoria y su yerno Vicente Fons, y a la familia Pons, propietarios de la inmobiliaria Pegoliva. Su conformidad abrió la lata de los fallos condenatorios.

Además de a Parra, sienta en el banco de los acusados a uno de los apellidos más ilustres de la historia económica valenciana

La pieza que ahora se juzga, además de a Parra, sienta en el banco de los acusados a uno de los apellidos más ilustres de la historia económica valenciana, pero también española: la consejera delegada del grupo Libertas 7, Agnès Noguera. Hija del financiero y empresario Álvaro Noguera, su padre fue un personaje clave en la transformación política española en los estertores de la dictadura y durante la Transición. Desplegó actividad bancaria como vicepresidente del Banco de Valencia, participó como socio capitalista en la fundación del Grupo Prisa, donde fue consejero de la mayoría de sus empresas ('El País', la SER, Sogecable o Santillana), y no dudó años antes en explicitar su compromiso liberal ejerciendo de mecenas cultural sorteando las tentaciones censoras del franquismo y respaldando a artistas y medios críticos en la capital valenciana. Consolidada la democracia, abordó otros negocios como el de la moda (Adolfo Domínguez), la construcción (Cleop) o la viticultura (Bodegas Riojanas).

De sus tres hijos, fue Agnès la heredera del bastón de mando del grupo empresarial, incluido el puesto en el consejo de administración y comisión ejecutiva del Banco de Valencia, del que el grupo familiar era accionista de referencia. Cuando ella llegó, Libertas 7 ya tenía en la entidad una de sus fuentes principales de financiación. Lo que juzga la Audiencia es si Parra y Noguera se confabularon para otorgar un "trato preferente" a la cotizada en sus refinanciaciones "abusando del poder que les conferían sus posiciones de dominio en la administración del banco", según sostiene la Fiscalía Anticorrupción, tesis con la que se ha conformado Parra.

placeholder Agnés Noguera, junto a Salvador Navarro (CEV) y Juan Roig (Mercadona), en el acto de chequeo de las obras del Corredor Mediterráneo. (AVE)
Agnés Noguera, junto a Salvador Navarro (CEV) y Juan Roig (Mercadona), en el acto de chequeo de las obras del Corredor Mediterráneo. (AVE)

La acusación sostiene, según el escrito difundido este domingo por Europa Press, que el CEO de la entidad dejó de lado la normativa sobre gestión de riesgos e incumplió los protocolos en la concesión de créditos y garantías "en perjuicio de la entidad". Así lo ha admitido en la primera sesión del juicio el propio Domingo Parra, algo que Noguera niega y pretende demostrar durante el procedimiento oral.

Foto: Domingo Parra (i) y exdirectivos del Banco de Valencia, en la Audiencia Nacional. (EFE)

El fiscal sostiene que cuando los préstamos resultaron fallidos, no se reclamaron su devolución ni los intereses de demora, ni se demandaron más garantías por encima de las personales. Lejos de ello, se continuó "concediendo injustificadamente nuevos plazos y carencias, evitando así que pasaran a mora". En total, los fondos dispuestos y no devueltos superaron los 61 millones de euros.

Tras la intervención del FROB, se produjo una nueva negociación que derivó en la dación en pago de activos a cambio de la amortización de deuda. La defensa de Agnès Noguera asegura que fue la junta de administradores designada por el fondo público quien seleccionó los activos de Libertas 7 que consideró convenientes para adjudicarse en pago, quien validó su tasación y les puso el valor en las operaciones de dación, sin que a la postre se produjese quebranto para el banco.

Foto: Domingo Parra, ex consejero delegado de Banco de Valencia, en la Audiencia (Efe)

Sobre la renovación de los créditos negociada entre Parra y la empresaria, las mismas fuentes de su defensa insisten en que se trata, salvo en un caso, "de renovaciones de créditos que ya estaban concedidos desde y a partir de 2002", antes de que Noguera estuviera en el consejo del Banco de Valencia y de los hechos que se juzgan.

No votó en el consejo

"Las prácticas para solicitar y autorizar las operaciones con el banco eran siempre las mismas e iguales que con cualquier otra entidad. Las condiciones obtenidas eran muy similares a las de otras entidades con las que se operaba. El grupo tenía y tiene operaciones de financiación con varios bancos. No fue una financiación gratuita y de regalo: se pagaron intereses, comisiones y gastos, y se repagó toda la deuda", insisten.

Foto: Sede de Banco de Valencia. (EFE)

Sobre el abuso de funciones y de influencias derivadas de la doble condición de consejeros en ambas entidades que señalan la Fiscalía y el FROB, Noguera niega el conflicto de intereses y eleva la responsabilidad de la supervisión al Banco de España, del que señala que "nunca negó la autorización de las operaciones con Libertas 7". "La inspección del Banco de España nunca informó desfavorablemente las operaciones. Agnès Noguera se abstuvo de intervenir o votar en las sesiones del consejo que decidió sobre las operaciones con Libertas 7". Fuentes del grupo, que desde el 1 de febrero amplió su cotización de la Bolsa de Valencia al Sistema de Interconexión Bursátil (SIBE) del Mercado Continuo, remarcaron que, como entidad sujeta a la supervisión de la CNMV, cumple con todas las obligaciones de información y gobernanza propias de las cotizadas. "Libertas 7 no incurrió en impagos, nunca ha sido insolvente y continuó y continúa financiándose con normalidad".

La heredera de la gestión del grupo empresarial, vicepresidenta de la influyente Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), tuvo que hacer un importante proceso de ajuste en los años de la crisis inmobiliaria para salvar el pequeño imperio. Como muchos otros, los excesos de inversión en ladrillo se pagaron con pérdidas multimillonarias cuando se pinchó la burbuja 'subprime'. Hoy, la cotizada cuenta con media docena de promociones de viviendas en marcha en Valencia a través de su promotora Ficsa, conserva una cartera de participaciones financieras en bolsa de unos 30 millones de euros y trata de soportar el impacto de la pandemia del coronavirus en su marca hotelera Sea You Hotels, con un cuatro estrellas en Valencia y un edificio de apartamentos en Port Saplaya. El covid ha castigado su cuenta de resultados, con pérdidas de 1,6 millones en el tercer trimestre.

"Despachaba directamente con doña Agnès [Noguera] y la decisión la tomaba yo".

Banco de Valencia Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda