Santander cierra 2020 con pérdidas de 8.771M y prepara la vuelta al dividendo en efectivo
  1. Empresas
POR EL COVID

Santander cierra 2020 con pérdidas de 8.771M y prepara la vuelta al dividendo en efectivo

El banco acabó 2020 con pérdidas históricas por provisiones y deterioros contables. El beneficio antes de provisiones sube un 2%. Anuncia dividendo de 2,75 céntimos por acción

placeholder Foto: Ana Botín, presidenta de Banco Santander. (EFE)
Ana Botín, presidenta de Banco Santander. (EFE)

Banco Santander ha cerrado el ejercicio 2020 con pérdidas históricas de 8.771 millones, que redujo a lo largo de la segunda mitad del año y que se producen por provisiones y deterioros contables. El coronavirus ha marcado estas cuentas, en las que el beneficio antes de saneamientos subió un 2%. El grupo presidido por Ana Botín ha anunciado la vuelta al dividendo, con una retribución de 2,75 céntimos por acción sobre los resultados de 2020 y la intención de subir el 'pay out' a la horquilla del 40% al 50% en cuanto pueda. En el cuarto trimestre, el beneficio fue de 277 millones, un 90% interanual menos por nuevas provisiones de 1.146 millones, principalmente por el ERE que tiene previsto para 2021. Las acciones del banco suben más de un 3% en la sesión.

El banco ha disminuido el volumen de pérdidas en 2.027 millones durante el tercer y cuatro trimestre, después de los números rojos de 10.798 millones del segundo trimestre, cuando registró un deterioro de los fondos de comercio por valor de 12.600 millones en Reino Unido, Estados Unidos, Polonia y la división Consumer Finance, así como de 2.500 millones en activos diferidos. Las provisiones contra insolvencias, ante el previsible incremento de la morosidad por la crisis del coronavirus, subieron un 31% en 2020 hasta los 12.173 millones, con un aumento del 47% sin el efecto de los tipos de cambio. Este incremento se fue moderando a lo largo del ejercicio. El coste del crédito (provisiones sobre el total del crédito) subió en 28 puntos básicos hasta el 1,28%, porcentaje que el banco espera reducir a lo largo de 2021. La ratio de morosidad disminuyó del 3,32% hasta el 3,21%, mientras que en España bajó del 6,94% al 6,23%. "La vacuna es la política económica más importante para 2021. No podemos bajar la guardia, pero mi visión a medio plazo es de un optimismo realista. El éxito de la vacunación actuará como un fuerte catalizador de la recuperación económica", señaló Ana Botín.

Foto: El banquero italiano Andrea Orcel. (Reuters)

Los números rojos están, finalmente, levemente por encima de lo previsto por el consenso de analistas, que apuntaba a 8.500 millones, y contrastan con el beneficio de 6.515 millones de 2019. Excluyendo provisiones y ajustes contables (estos últimos no afectan al capital o a la capacidad de abonar dividendo), el beneficio ordinario fue de 5.081 millones, un 2% por encima del año anterior, aunque en el cuatro trimestre cayó un 31% hasta los 1.423 millones. Por geografías, Brasil aporta el 41,6% del beneficio ordinario de 2020, con 2.113 millones y un descenso del 5%, mientras que la división de crédito al consumo, Consumer Finance, que se fusionará con Openbank, suma 1.085 millones, el 15% tras una caída del 16%. Reino Unido aporta el 8%, con 530 millones, un 50% menos que en 2019, mientras que España suma el 7% con 517 millones tras un retroceso del 67%. En variación positiva destacan México, con un 4% hasta los 731 millones, pesando ya el 11%, y Argentina, con un 91% hasta los 179 millones.

El incremento del beneficio ordinario se produce por la reducción de gastos, ya que la partida de ingresos se contrajo. Así, el margen de intereses, que registra la generación de ingresos con la actividad tradicional de captar y prestar dinero, disminuyó un 9,3% hasta los 31.994 millones, mientras que el margen bruto, que incluye los ingresos por comisiones, bajó un 10,1% hasta los 44.279 millones, tras un descenso del 15% en las comisiones netas hasta los 10.015 millones. La partida del margen bruto con comportamiento positivo fue la de resultados de operaciones financieras (ROF), que aumentó un 42,8% hasta los 2.187 millones.

Menos costes

El banco disminuyó sus costes de explotación en un 9,2%, especialmente por el descenso del 11,2% en los gastos de personal. El número de empleados del banco disminuyó en el grupo un 2,7% hasta los 191.189, y el de oficinas en un 6% hasta las 11.952. En España, estos recortes fueron del 2,4% hasta los 26.961 trabajadores y del 9,1% hasta las 2.939 sucursales. En este sentido, el grupo pactó en diciembre con los sindicatos un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) que empezará a ejecutar este año y que afecta a 3.572 empleos con el cierre de 1.033 oficinas, además de 1.500 reubicaciones, lo que ha inflado las provisiones del cuarto trimestre por costes de reestructuración hasta los 1.146 millones (700 millones por España, 121 por Reino Unido y el resto por otras filiales).

El banco ha anunciado la vuelta al dividendo en efectivo, tras el veto del Banco Central Europeo (BCE) a lo largo de 2020. El grupo cántabro repartirá 2,75 centimos en efectivo por acción, que es la máxima remuneración permitida por el supervisor con cargo a los resultados del año pasado, a lo que se suma la distribución de 0,10 euros por acción mediante la entrega de nuevas acciones ('scrip dividend') que ejecutó en diciembre.

Foto: Oficina del Banco Santander.

Santander ha reiterado sus objetivos a medio plazo, que incluyen situar la ratio de capital CET1 entre el 11% y el 12%. El banco cerró 2020 con una ratio de capital de máxima calidad (CET1 'fully loaded') del 11,89%, si bien la que destaca es la de 'phase-in', con un 12,34%, que incluye el tratamiento transitorio de la directiva NIIF 9. Esta ratio registró un aumento de 69 puntos básicos respecto al año anterior. Entre los objetivos de medio plazo también se incluyen el 'pay out' (porcentaje de beneficio que se distribuye en forma de dividendos) entre el 40% y el 50%, y un retorno sobre el patrimonio tangible (RoTE) entre el 13% y el 15%.

Para 2021, la meta es que se sitúe entre el 9% y el 10%. En 2020, excluyendo saneamientos y deterioros contables, terminó en el 7,44%. Mientras que el retorno sobre fondos propios (ROE), estuvo en el conjunto del ejercicio en el 5,68%. La ratio de eficiencia (ingresos sobre costes, cuanto más baja mejor), estuvo en el 47%, igual que en el año anterior. En España, se redujo en 38 puntos básicos hasta el 53,2%, y con el ERE aspira a seguir disminuyéndola.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Noticias del Banco Santander Ana Patricia Botín Dividendos
El redactor recomienda