El Corte Inglés compra el 5% de Dimas Gimeno por 145 millones a pagar en tres años
  1. Empresas
FIN de LA BATALLA FAMILIAR

El Corte Inglés compra el 5% de Dimas Gimeno por 145 millones a pagar en tres años

El grupo de distribución última un acuerdo con el expresidente, que de esta forma podrá pagar su millonaria deuda con Hacienda y firmar la paz con sus primas herederas

Foto: Dimas Gimeno. (EFE)
Dimas Gimeno. (EFE)

El Corte Inglés y dos de las familias herederas están a punto de firmar la paz después de seis años y medio de batalla tras el fallecimiento de Isidoro Álvarez en 2014. Marta Álvarez, la actual presidenta, y Dimas Gimeno, su primo y antecesor en el cargo, han llegado a un acuerdo preliminar por el que la compañía de distribución adquiere el 5% en manos del sobrino de Isidoro. El 'holding' va a pagar unos 145 millones de euros en tres años por esta participación, un precio de saldo que se explica por la necesidad de conseguir liquidez urgente por parte de Gimeno para hacer frente a una deuda con Hacienda de 70 millones el próximo mes de julio.

Según aseguran fuentes próximas a las negociaciones, El Corte Inglés va a adquirir estas acciones que en realidad se corresponden con un paquete de IASA Cartera de Valores. Esta es una sociedad patrimonial de la que Marta Álvarez y su hermana Cristina controlan el 69% del capital, mientras que Dimas, su madre, María Antonia Álvarez, y su tío, César Álvarez, son dueños del 31% restante. Estas participaciones dan derecho al 22,18% de El Corte Inglés, por lo que Marta y Cristina son propietarias en último lugar del 15% del 'holding' de grandes almacenes y Dimas y su clan familiar, del otro 7%.

placeholder Dimas Gimeno y sus primas, las hijas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina. (Fundación Ramón Areces)
Dimas Gimeno y sus primas, las hijas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina. (Fundación Ramón Areces)

Más concretamente, el sobrino tiene a su nombre el 3% de El Corte Inglés, mientras que su madre y su tío César, ambos hermanos de Isidoro, un 2% cada uno. El acuerdo es por el 5% en manos de Dimas y María Antonia, ya que César Álvarez no tiene apuros de liquidez y considera que ahora no es buen momento para vender acciones de una compañía que ha sido muy castigada por la pandemia. Especialmente, al precio acordado entre los primos. César dispone de un gran patrimonio, entre el que se encuentra un paquete relevante de acciones de ACS.

En principio, el expresidente había pedido inicialmente 500 millones de euros cuando en septiembre de 2019 presentó una oferta a sus primas. Lo hizo con el apoyo de BNP Paribas, que estaba dispuesto a dar un crédito al grupo para financiar dicha inversión. Pero el grupo ni respondió a esta propuesta debido a las numerosas demandas y querellas que había interpuesto la familia de Dimas. Se negó a negociar ningún trato mientras no retirasen los procesos judiciales abiertos, que fueron rechazados por los jueces.

El expresidente acepta recibir 350 millones menos de los que exigió inicialmente

Pero el paso de los días iba presionando al expresidente, ya que el próximo mes de julio tiene que hacer frente al pago de una deuda con la Agencia Tributaria de 70 millones. Una carga derivada de la herencia recibida de Isidoro por ese 5% del capital, al que se le aplicó el impuesto de sucesiones. Como adelantó El Confidencial en 2016, Gimeno consiguió aplazar ese pago 10 años, con cinco de carencia, pero el primer vencimiento era ya cuestión de meses. En caso de no abonarlo, sus acciones quedarían embargadas por Banco Santander, al que en 2016 pidió un préstamo para cubrir el pasivo con Hacienda.

La penúltima proposición, formalizada a finales de 2020, fue de 180 millones, 110 millones para él y 70 para su madre. Sin embargo, para cerrar el acuerdo de una vez por todas, Dimas ha decidido rebajar esa cantidad en 30 millones y percibir entre 140 y 150 millones, una vez retiradas las demandas en curso, como publicó este medio el pasado 20 de enero.

Pago aplazado

Este importe supone valorar El Corte Inglés en apenas 2.900 millones de euros, una tasación de oportunidad si se tiene en cuenta que el último gran inversor que compró acciones del grupo, el catarí Hamad bin Jassim al Thani, en 2018, canjeó un préstamo de 1.000 millones concedido en 2013 por un 10% del capital. Por tanto, la empresa se valoró en 7.000 millones, una vez descontado el interés pagado por ese crédito.

Foto: Tienda de El Corte Inglés. (iStock)

Debido a este precio tan bajo, Marta y Cristina Álvarez Guil han declinado usar la opción de compra preferente que tenían como propietarias principales de IASA y ofrecer este paquete a El Corte Inglés para que puedan beneficiarse todos los accionistas. El 'holding' ha necesitado una autorización de la banca acreedora para realizar esta inversión, ya que la renovación del último préstamo sindicado por 2.000 millones y los 1.300 millones solicitados a la banca por el covid-19 incluían restricciones a la compra de acciones para autocartera y el reparto de dividendos.

Y para evitar cualquier tensión de liquidez, El Corte Inglés ha acordado pagar los 145 millones pactados en tres plazos. En primera instancia, una vez que se firme el contrato de compraventa, pendiente de matices legales, el grupo abonará entre 80 y 85 millones a Dimas. Con ese dinero, el empresario podrá hacer frente a su deuda inmediata con Hacienda y evitar el embargo de las acciones. En 2022, Gimeno percibirá otros 30 millones y la misma cantidad en 2023.

Dimas Gimeno Isidoro Álvarez Marta Álvarez Gull Cristina Álvarez Acciones BNP Paribas
El redactor recomienda