Alerta en los centros comerciales por la segunda ola del plan de cierres de Inditex
  1. Empresas
operador de referencia

Alerta en los centros comerciales por la segunda ola del plan de cierres de Inditex

A la vuelta de Navidad, Inditex ha lanzado la segunda fase del plan de cierre de tiendas que anunció el año pasado y que afectará a entre 300-350 establecimientos en toda España

Foto: Inditex cerrará hasta 350 tiendas en España y 1.200 en el mundo.
Inditex cerrará hasta 350 tiendas en España y 1.200 en el mundo.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los teléfonos han vuelto a sonar las últimas dos semanas. La noticia que nadie quería escuchar, pero muchos se temían, había llegado: Inditex había decidido cerrar la tienda que tiene en su centro comercial. A la vuelta de Navidades, el gigante gallego de la moda ha activado la segunda fase del plan de ajuste de establecimientos que anunció el año pasado y que afectará a entre 300 y 350 tiendas de todo el grupo en nuestro país.

Aunque en términos absolutos esta cifra es menos del 1% de los 36.000 comercios que suman los 570 centros comerciales que hay en España, en términos relativos, es una dura noticia para los afectados, ya que Inditex, en general, y Zara, en particular, son una auténtica locomotora para estos centros, gracias a su incomparable capacidad de atraer visitantes, lo que redunda en beneficios para el resto de establecimientos.

Foto: Foto: EFE.

Conscientes de ello, son muchas las marcas que condicionan su presencia en un determinado centro comercial a que se instale ahí el gigante gallego, un poder de atracción que, ahora, juega en contra de aquellos que diseñaron su oferta en torno a Inditex. "Si el impacto en tráfico es importante, los propietarios de los centros afectados se podrán ver forzados a bajar rentas", apunta Francisco Fernández-Reguero, economista experto en 'retail'.

La primera ola de cierres de Inditex ha afectado a nueve Zara, 11 Stradivarius, siete Pull&Bear, 14 Oysho, 19 Massimo Dutti, nueve Lefties y 10 Bershka, el 80% de los cuales ya ha echado la persiana, y el resto lo hará antes de abril, según adelantó 'ElDiario.es'. La segunda fase, que arranca ahora, llegará hasta julio y afectará también a unos 80 establecimientos, según han confirmado fuentes conocedoras, lo que significa que, para verano, Inditex habrá completado en torno a la mitad de su plan de ajuste, al que todavía le faltarán más fases para llegar hasta las 350 tiendas que está previsto que alcance.

placeholder Inditex ha cerrado sus tiendas del centro de Cádiz y ha mantenido las de Bahía Sur.
Inditex ha cerrado sus tiendas del centro de Cádiz y ha mantenido las de Bahía Sur.

Para los centros afectados, es una mala noticia, sin duda, que además llega en medio de una crisis sanitaria jamás vivida por este sector, que se ha visto obligado a cerrar las tiendas en varios momentos y a rebajar las rentas ante el desplome de ingresos de sus inquilinos. Suma y sigue, porque otra consecuencia del covid-19 es el auge del comercio 'online', lo que ha llevado a algunas voces a poner en duda la supervivencia de muchos centros. Si a esto se une la pérdida de un buque insignia como Zara, el resultado puede ser demoledor.

"Indudablemente, la decisión de Inditex es una mala noticia para los centros afectados, pero, tras el jarro de agua inicial, lo que se debe pensar es en las oportunidades que se abren. El plan de Inditex ha hecho a los centros salir de su zona de confort, y por eso mismo puede ser una ocasión única para replantearse el concepto de algunos centros, atraer nuevos operadores o adaptarse a las tendencias que ya estábamos viendo y que el covid ha acelerado, como es dar una oferta más experiencial", señala Cristina Pérez de Zabalza, socia-directora de Retail de Cushman & Wakefield.

En la primera fase, Inditex ha cerrado unas 80 tiendas y ahora se espera una cifra similar

Su opinión es compartida por varios propietarios de centros consultados por este medio, que piden mantenerse en el anonimato. Estos inversores recuerdan que no todo el comercio ha visto desplomarse sus ventas por el covid, al contrario: la moda deportiva, los establecimientos de tecnología, los de hogar, manualidades y alimentación han elevado sus números y ahora pueden ser nuevos imanes para estos espacios. Aunque también son conscientes de que el momento juega en su contra.

Del mismo modo que el año pasado la dos primeras olas de la pandemia aplazaron a esta próxima primavera la mayoría de decisiones de nuevos contratos, ahora casi todas las decisiones se están posponiendo para el segundo semestre del año ante la virulencia de la tercera ola y las dudas que existen sobre las vacunas; lo que juega en contra de los centros para encontrar un relevo a Inditex, pero en favor de poner en marcha, por ejemplo, estrategias de renovación de estos parques comerciales.

Foto: Inditex ha desarrollado una aplicación móvil de realidad aumentada que permite visualizar cómo sienta la prenda.

De hecho, el propio grupo gallego lo está poniendo en práctica. "Inditex se está centrando mucho ahora en reformar sus tiendas, porque un establecimiento reformado vende entre un 15% y un 20% más, y esta es la clara señal de que la experiencia de compra es clave", apunta Irene Giménez, directora de Comercialización de Retail de Knight Frank. Esta reflexión subraya la idea de que Inditex, con su reorganización de tiendas, demuestra que sigue apostando por los establecimientos físicos, pero ligándolos al concepto de experiencia y fusionando la compra 'online' con la tradicional. Un nuevo contexto en el que ya no tienen espacio muchos locales de pequeño tamaño o mal ubicados.

"Inditex está haciendo un ajuste en la red, pero no está dejando de invertir en tienda física, al contrario, está invirtiendo en determinadas tiendas físicas, incrementando la superficie, en detrimento de otras más pequeñas", apunta Augusto Lobo, director de Retail en JLL España. De hecho, en paralelo al cierre de entre 1.000 y 1.200 tiendas en todo el mundo (300-350 en España), el grupo prevé abrir unos 150 establecimientos nuevos cada año, lo que hará que en 2022, cuando hayan concluido los dos planes, la cadena cuente con entre 6.700 y 6.900 tiendas.

placeholder Interior de Zara.
Interior de Zara.

El tipo de centro comercial también determinará mucho el impacto. Por ejemplo, los urbanos de las grandes capitales son menos sensibles al gigante gallego, hasta el punto de que muchos de ellos no cuentan con las marcas de Inditex en su oferta, y los dominantes parten, 'a priori', con una fortaleza de la que carecen los secundarios.

Otro aspecto que debe tenerse en cuenta es que el papel de locomotora del 'holding' gallego es superior en los centros nuevos que en los consolidados o dominantes en su área, que tiene más recursos para encajar el golpe e, incluso, para terminar dando la vuelta a la tortilla y conseguir que Inditex vuelva; como ya se vio en Parque Corredor (Torrejón de Ardoz), que en la anterior crisis sufrió la marcha de todas las marcas de Inditex y que ahora, tras su reforma y relanzamiento, ha visto cómo Inditex ha vuelto a apostar con fuerza por él.

Foto: Acceso al centro comercial Parque Corredor.

Otro aspecto que determinará el impacto que puedan llegar a tener para un centro los cierres del gigante gallego es su posición frente a la competencia. Como señala Fernández-Reguero, si dos centros operan en la misma área de influencia e Inditex decide seguir en uno y cerrar en otro, el golpe será significativo; pero, si desaparece por completo de un área, será más limitado.

En pequeñas ciudades o capitales de provincia, esta reflexión es todavía más relevante, ya que en muchos casos la oferta comercial de Inditex se reparte entre el centro histórico, con locales de calle, y el centro comercial de referencia en la zona. Hacia qué lado se incline la balanza puede tener un enorme impacto en todos los comercios de alrededor, y esta puede caer tanto de un lado como del otro.

El impacto será diferente en función del tipo de centro y hará que se polarice aún más el mercado

En Cádiz, por ejemplo, Inditex ha demostrado que su apuesta es el centro comercial Bahía Sur, donde está presente con todas sus marcas: Bershka, Lefties, Massimo Dutti, Oysho, Pull & Bear, Stradivarius y Zara. En paralelo, ha cerrado también toda la oferta que tenía repartida por las calles del centro de la ciudad andaluza.

"La estrategia de algunos conceptos de 'retail' hacia menos puntos de venta físicos, pero con ubicaciones más estratégicas y de mayor superficie, era ya una tendencia en otros mercados. Y ante estos cambios, han surgido y van a seguir surgiendo necesidades y oportunidades para repensar los factores de atracción del consumidor a los centros más allá del 'mix' comercial y de ocio", señala Patricia Matías, directora nacional de Retail Services en Savills Aguirre Newman.

Foto: Los gigantes de los centros comerciales están sufriendo mayores caídas en España que en otros mercados.

La experta destaca que en el mercado anglosajón, fuente de la que bebemos en España, ya se está apostando por conceptos que van más allá de la experiencia comercial y que llegan a "la incorporación de aulas en centros cercanos a universidades, clínicas, 'coworkings' y, más recientemente, manejando la posibilidad de incorporación de residencias y oferta hotelera. Se trata de repensar el 'mix' de los centros y elaborar estrategias que permitan ampliar la oferta de experiencias y servicios, aportando soluciones más creativas de usos mixtos".

Dentro de este repensar los centros comerciales, el revulsivo que supone ver marcharse a Inditex se espera que acelere todo tipo de estrategias, desde diseñar conceptos enfocados al público joven, como X-Madrid, hasta aprovechar las nuevas tendencias de consumo que ha traído el covid (ropa más deportiva e informal, por ejemplo) o apostar por nuevas marcas y firmas extranjeras.

Los teléfonos han vuelto a sonar las últimas dos semanas. La noticia que nadie quería escuchar, pero muchos se temían, había llegado: Inditex había decidido cerrar la tienda que tiene en su centro comercial. A la vuelta de Navidades, el gigante gallego de la moda ha activado la segunda fase del plan de ajuste de establecimientos que anunció el año pasado y que afectará a entre 300 y 350 tiendas de todo el grupo en nuestro país.

Retail Medidas de ajuste Oysho
El redactor recomienda