Cepsa activa un ERTE para su personal de gasolineras
  1. Empresas
El ERTE se adaptará a la carga de trabajo

Cepsa activa un ERTE para su personal de gasolineras

La petrolera vuelve a reducir la carga de trabajo de su plantilla de estaciones de servicio, como ya hiciera durante el estado de alarma de la primera ola, y con las restricciones a la movilidad al alza

placeholder Foto: Estación de Cepsa. (EFE)
Estación de Cepsa. (EFE)

Cepsa ha activado un ERTE para el personal de sus 478 estaciones de servicio en España, donde trabajan cerca de 2.800 empleados. La petrolera de Mubadala y Carlyle ha retomado esta medida tras la segunda ola del covid y prevé mantenerla durante los próximos meses, en que cada vez suenan más voces favorables a introducir restricciones a la movilidad para frenar la cadena de contagios por coronavirus.

La compañía, al igual que el resto del sector, está sufriendo desde que irrumpiera la pandemia un fuerte descenso de ingresos motivado por la reducción de la movilidad. Tanto por los confinamientos y restricciones decretados por las autoridades como por la intensificación del teletrabajo y el uso de las telecomunicaciones, que merma aún más si cabe los desplazamientos. A ello hay que añadir, además, un efecto aún residual de la puesta en circulación de vehículos más eficientes o de propulsión alternativa a los combustibles. La propia multinacional ya advirtió a sus inversores en una emisión de bonos en 2020 de que Apple, Google y Tesla suponían amenazas para su negocio.

Pese a todo, desde Cepsa, señalan que "las actuales situaciones de reducción de movilidad y confinamiento tienen un impacto, como es lógico, en la demanda de las estaciones de servicio, aunque en menor medida que en 2020".

Foto: Torre Cepsa, en Madrid. (EFE)

La multinacional dirigida por Philippe Boisseau pretende que el ERTE sea flexible y se pueda adaptar a la carga de trabajo que tengan sus gasolineras. Desde que se activó el pasado mes de diciembre, la firma mantiene a 161 empleados sin trabajar de forma simultánea, apuntan desde Cepsa.

De esta forma, en la medida en que las restricciones a la movilidad crezcan durante las próximas semanas, Cepsa podría verse obligada a enviar a más trabajadores a casa, con lo que las decisiones que tomen las autoridades son clave. Actualmente, varias comunidades autónomas están pidiendo al Gobierno que amplíe las restricciones y el toque de queda instaurado con el estado de alarma, algo a lo que por ahora se resiste el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Además, desde Cepsa, añaden que al igual que hicieron en los primeros meses de pandemia, cuando se afectó a 1.200 posiciones hasta octubre, la medida es rotatoria, para que la disminución de trabajo se pueda repartir solidariamente entre el mayor número de empleados. Por otro lado, la firma completa el sueldo fijo (no la parte variable) de los afectados, que pese a trabajar menos por el ERTE mantienen su nivel de ingresos, y ofrece un anticipo a los empleados del primer mes, para cubrir posibles incidencias relacionadas con retrasos del SEPE. La petrolera añade que el máximo de tiempo que puede estar un empleado en ERTE sería de tres meses. El nuevo recorte fue pactado previamente con la representación sindical.

Foto: Logo de Cepsa. (Reuters)

De esta forma, en la medida en que las restricciones a la movilidad crezcan durante las próximas semanas, Cepsa podría verse obligada a enviar a más trabajadores a casa, con lo que las decisiones que tomen las autoridades y el ritmo de vacunación son clave.

El panorama ahora, sin embargo, es más difícil que durante las últimas semanas. La movilidad que suscitaron el periodo navideño y el puente de la Constitución, cuando Cepsa ya estaba en ERTE, permitía un nivel superior de facturación por la venta de combustibles. Ahora, la aceleración de la pandemia —unida al temporal en algunos lugares de España como Madrid por Filomena— ha frenado en seco los desplazamientos, con el consiguiente efecto sobre las gasolineras.

No obstante, Cepsa está logrando mantener mejor las ventas de los productos de sus tiendas que el combustible. La firma quiere potenciar ese negocio, según 'Expansión', que recientemente aseguraba que la petrolera busca un socio financiero para su negocio de gasolineras.

Fuentes del sector creen que ahora podría ser un buen momento para entrar, dado el descuento de valor que ha propiciado el covid

Fuentes del sector creen que ahora podría ser un buen momento para entrar, dado el descuento de valor que han propiciado el covid y la transición verde, lo que podría hacer a la petrolera resistirse a dar entrada a un inversor en estos momentos, dada la coyuntura.

El equipo directivo que entró en 2020 está actualmente perfilando su plan estratégico. La firma busca una nueva hoja de ruta en un momento complicado. Acabó el año con un fuerte descenso de facturación, lo que, sumado a la devaluación de sus activos más expuestos al petróleo, le ha llevado a suspender el dividendo, sin que por ahora haya tomado una decisión sobre el mismo, además de tener medidas de ajuste como los ERTE. No obstante, el recorte activo actualmente está afectando a una séptima parte de los que afectó durante el confinamiento, cuando el país estaba sumido en una hibernación total de la actividad.

Por otro lado, el nuevo CEO va dando pistas de hacia dónde quiere llevar la compañía. Una de sus primeras decisiones de calado ha sido la venta de su cartera de clientes residenciales de electricidad y gas, ya que dos años después de iniciarse en ese negocio, apenas ha logrado masa crítica. Previamente, también encargó la venta de su negocio de bombonas. El sector espera nuevos pasos tanto en inversión como en desinversión.

Cepsa ha activado un ERTE para el personal de sus 478 estaciones de servicio en España, donde trabajan cerca de 2.800 empleados. La petrolera de Mubadala y Carlyle ha retomado esta medida tras la segunda ola del covid y prevé mantenerla durante los próximos meses, en que cada vez suenan más voces favorables a introducir restricciones a la movilidad para frenar la cadena de contagios por coronavirus.

ERTE Cepsa Pandemia Gasolina Telecomunicaciones Inversores Medidas de ajuste
El redactor recomienda