Desplome histórico de la inversión hotelera por el covid: caen volumen, precio y operaciones
  1. Empresas
informe de colliers

Desplome histórico de la inversión hotelera por el covid: caen volumen, precio y operaciones

El año pasado, la inversión hotelera se desplomó un 62%, hasta situarse en apenas 995 millones, mientras que el precio medio pagado por habitación se recortó más del 8%

Foto: La venta del Hotel Nobu Barcelona ha sido una de las pocas operaciones 100% poscovid. (Cortesía)
La venta del Hotel Nobu Barcelona ha sido una de las pocas operaciones 100% poscovid. (Cortesía)

"El peor año del turismo en España". Así ha definido Miguel Vázquez, director de Hoteles en Colliers, el ejercicio 2020, en el que esta industria ha pasado de rozar el cielo a caer a los infiernos por los devastadores efectos que ha tenido el covid-19. Hace un año, cuando esta consultora inmobiliaria presentó su informe de inversión hotelera, referente del sector, lo hizo pronosticando un año récord, que arrancaba ya con operaciones en curso por 1.700 millones de euros; sin embargo, 12 meses después, apenas se han logrado cerrar transacciones por 955 millones.

Hay que remontarse a 2013 para encontrar una cifra inferior. Entonces, se tocó el suelo de la crisis financiera e inmobiliaria que se llevó por delante la economía hace una década; ahora, la industria se enfrenta a un reto superior, ya que el covid impacta directamente en la movilidad y, en consecuencia, en el turismo. De hecho, en las últimas tres décadas, solo en tres ocasiones se ha producido una caída del turismo: en 2003, año de la segunda guerra de Irak y del virus Sars, que se saldó con un recorte del 1,82%; en 2009, cuando la crisis económica de las hipotecas 'subprime' golpeó a esta industria con un ajuste del 3,7%, y en 2020, con el covid.

Foto: Hotel Nobu Barcelona. (Cortesía)

Pero, en esta ocasión, el desplome del turismo ha sido del 69%, según el informe de Colliers. Aerolíneas, agencias de viajes, alquiler de coches, hoteles... toda la industria se ha visto directamente golpeada por la pandemia, y los pronósticos apuntan a que todavía falta una larga travesía por el desierto, ya que hasta 2023 o 2024 no se espera la vuelta a la normalidad.

En el mundo hotelero, el freno en seco vivido en 2020 va más allá de la caída del 62,1% en la cifra de inversión, hasta situarse en los citados 955 millones, ya que también ha habido un recorte del 8% en el precio medio pagado por habitación, que ha pasado de 129.463 euros a 118.841 euros. Además, en algunos mercados, como el del suelo, apenas han cruzado operaciones, con solo cuatro transacciones en todo el año. De hecho, casi toda la inversión (859 millones) se logró con operaciones de compra de hoteles, y apenas hubo 10 compras de inmuebles para ser transformados en hotel, que sumaron 64 millones.

Foto: Imagen del Hotel Guadalmina. (HIP)

Suma y sigue, porque de las seis grandes transacciones cerradas el pasado ejericio, cuatro tienen origen precovid: la adquisición del Royal Hideaway Formentor por parte de Emin, la compra de los hoteles de Thomas Cook por LMEY, la toma de control del canario Hotel Cristina por Dreamplace y el traspaso de cuatro hoteles de Elaia a Swiss Life. Solamente la venta del Nobu Barcelona y del portfolio de cinco establecimientos del grupo Gema han sido en respuesta al embiste de la pandemia.

Sin embargo, de cara a futuro, se espera que se multipliquen las operaciones. "El dinamismo del sector va a continuar y no va a tardar mucho en empezar", ha pronosticado Laura Hernando, de Colliers. Por el momento, esta firma tiene identificadas operaciones en marcha que suman un volumen de inversión de 1.450 millones, cifra inferior a la anunciada hace 12 meses, pero que supone la segunda mayor desde que se hace este informe.

Los crecientes problemas de tesorería que están teniendo las compañías hoteleras, tras casi un año sin apenas actividad, y la travesía por el desierto a la que todavía se enfrenta el sector, anticipan una lluvia de operaciones cuyo punto de inflexión Colliers sitúa en el segundo semestre de este año.

Foto: Interior del Bless Madrid, hotel del Grupo Palladium.

Así, mientras que el pasado ejercicio se apostó por hibernar y preservar la caja, apoyándose para eso en los ERTE y en los préstamos ICO, la prolongación de la crisis obligará a aplicar medidas con las que conseguir liquidez a lo largo de los próximos dos años. Vázquez identifica cuatro posibles caminos: la venta de activos, la entrada de inversores en el capital, las fusiones y las transacciones corporativas. Las dos primeras, cree que se multiplicarán a partir de verano, pero para integraciones o ventas de compañías cree que aún habrá que esperar al próximo ejercicio.

"Nadie está activamente a la venta, pero claramente lo están como medida defensiva", señala Vázquez. La gran pregunta es qué ajuste de precio será necesario para que empiecen a cruzarse operaciones, y desde Colliers abogan por que la media estará en descuentos del 8%-10%, lo que supone retroceder a niveles de 2017, y que en activos de peor calidad se verán ajustes del 15% y 20%.

Los totem del sector se unen contra la crisis

Más de 70 compañías del sector turístico español han unido fuerzas con el lanzamiento del proyecto Turismo del Futuro, iniciativa que han lanzado oficialmente este jueves y con la que persiguen "aprovechar la oportunidad única que suponen las ayudas Next Generation UE para impulsar la transformación del sector y hacer frente a los desafíos del turismo del futuro", según el Manifiesto de Interés que acaban de hacer público. Meliá, Barceló, NH, RIU, Iberostar, Palladium, Room Mate, Catalonia, Med Playa, Avoris, Globalia, Azora, Air Europa, Iberdrola, Sampol, Estel Obras, Accenture, Logitravel, TUI, Hotelbeds o World2Fly, entre otras, figuran entre las entidades que se han unido a esta iniciativa, con la que se busca "transformar la cadena de valor del sector turístico, cimentando su redefinición sobre los pilares de la sostenibilidad, la diversificación del producto turístico y la digitalización". Esta suma de fuerzas es un hito histórico en un mercado tan fragmentado como es la industria turística nacional, que en el último año ha perdido su papel de locomotora económica al haber pasado de representar casi el 13% del PIB nacional a poco más del 4% y con cerca de un millón de empleos afectados por la pandemia. Para dar la vuelta a la situación, "Turismo del Futuro" aspira a lograr un montante de 5.800 millones de euros de ayudas europeas. 

Turismo Colliers Inversión hotelera Pandemia
El redactor recomienda