La banca bloquea el rescate de OHL al exigir más garantías para darle dinero
  1. Empresas
MÁS PROBLEMAS

La banca bloquea el rescate de OHL al exigir más garantías para darle dinero

El futuro de OHL sigue en el aire casi un año después de que iniciara las conversaciones con sus accionistas y acreedores

placeholder Foto: Logo de OHL. (Reuters)
Logo de OHL. (Reuters)

El futuro de OHL sigue en el aire casi un año después de que iniciara las conversaciones con sus accionistas y acreedores. Según han confirmado fuentes financieras, la banca ha bloqueado el acuerdo al que la constructora participada aún por la familia Villar Mir llegó el pasado mes de octubre con los bonistas, a los que adeuda unos 600 millones de euros. El Santander exige más garantías y el cobro de parte de la última inyección de dinero que le concedió en plena pandemia.

En concreto, Santander, CaixaBank, Bankia y Sabadell han rechazado el plan de reestructuración presentado por OHL, consistente en la conversión de parte de la deuda financiera en capital, junto con la aplicación de una quita y una aportación de fondos de la familia Amodio, los inversores mexicanos que irrumpieron en el capital de la constructora en mayo de 2020.

Así, las acciones de OHL se han desplomado este jueves un 15%, hasta los 0,59 euros por título.

Eso a pesar de que la constructora ha comunicado este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha alcanzado un acuerdo para su recapitalización y la renegociación de sus dos emisiones de bonos, lo que supondrá una inyección de fondos propios mediante la ejecución de una ampliación de capital con derecho de suscripción preferente a los accionistas por importe de 35 millones de euros.

Según estas fuentes, la banca se niega a aceptar este acuerdo, por el que varios fondos oportunistas tendrían hasta el 20% del capital de OHL, al considerar que la compañía debe repagar antes los 140 millones de euros que la banca le prestó el pasado mes de mayo para hacer frente a los problemas de liquidez derivados del covid-19. Como adelantó El Confidencial, las entidades financieras, con la garantía del ICO, le concedieron esta línea de circulante, al tiempo que le renovaron los avales para poder continuar en pie.

Foto: EC.

La banca tomó como garantía Canalejas, el edificio de viviendas de lujo y espacios comerciales ubicado al lado de la Puerta del Sol de Madrid, y el War Office, otro histórico edificio situado en el centro de Londres. Dos activos que cubrían de lejos el importe del préstamo, pero que los bonistas, en el acuerdo de reestructuración, han reclamado para alargar tres años el pago de 600 millones de deuda.

Pero el Santander y el resto de bancos no están por la labor de aceptar su parte del trato que, según OHL, iba a firmarse a finales de 2020. Lejos de acercar posturas, los dos tipos de acreedores siguen con posiciones muy distintas. Las entidades financieras piden, en primer lugar, que OHL destine todo o gran parte de los 76 millones de euros ingresados por la venta del Hospital de Toledo a amortizar el crédito de los 140 millones en lugar de a repagar a los bonistas.

Además, solicitan que una parte de estos 76 millones se quede en la caja para financiar el circulante, ya que en su opinión no tiene sentido amortizar bonos para que la banca vuelva a tener que dar más crédito y más avales. Por último, reclaman a los Amodio, que se han hecho con el control del consejo de administración, que aporten al menos 30 millones para reforzar los recursos propios. Pero, si es posible, que inyecten hasta 60 millones para evitar una situación similar a la actual a corto plazo.

Foto: Logotipo de OHL. (Reuters)

Los términos del acuerdo

El acuerdo con los bonistas consiste en la aceptación de una quita de 100 millones de deuda, lo que permitirá a OHL reducir el pasivo a 500 millones desde los 600 actuales. Además, la compañía ofrece dos alternativas a los bonistas dueños de las dos emisiones que están en circulación y que ahora no tienen garantías en caso de quiebra. A partir de ahora, sí las tendrán en forma de activos inmobiliarios, lo cual supone un cambio sustancial en la confianza de los acreedores para respaldar las dos opciones de rescate.

Por una parte, OHL les propone extender su posición durante cinco años, con un tipo de interés más alto y al 90% de su valor nominal. Por otra, alargar el vencimiento por ese periodo, pero al 70% del valor nominal, y convertir el 30% restante en acciones de la constructora. Este canje se hará a un precio ligeramente superior al de la cotización actual del grupo, lo que supone, de hecho, una quita implícita.

Sand Grove, el acreedor más relevante de OHL, al ser propietario de unos 150 millones del total de los bonos (600 millones), es el fondo de inversión que más ha empujado la segunda opción, por lo que se da por hecho que canjeará cerca de un tercio de su posición (50 millones) en acciones de la constructora. Este movimiento se traducirá en que Sand Grove se quedará con cerca del 20% del capital de la compañía, lo que 'de facto' lo convertirá en el primer accionista momentáneo de la constructora. Una participación que le daría derecho a tener entre dos y tres consejeros si lo solicitara.

El futuro de OHL sigue en el aire casi un año después de que iniciara las conversaciones con sus accionistas y acreedores. Según han confirmado fuentes financieras, la banca ha bloqueado el acuerdo al que la constructora participada aún por la familia Villar Mir llegó el pasado mes de octubre con los bonistas, a los que adeuda unos 600 millones de euros. El Santander exige más garantías y el cobro de parte de la última inyección de dinero que le concedió en plena pandemia.

ICO Noticias de OHL Noticias del Banco Santander Noticias de Bankia
El redactor recomienda