Puerto Mediterráneo tapa un agujero de 11M y busca inversor para la parte de Intu
  1. Empresas
CENTRO COMERCIAL DE PATERNA

Puerto Mediterráneo tapa un agujero de 11M y busca inversor para la parte de Intu

El proyecto de megacentro comercial de Paterna (Valencia) fía la recuperación de la inversión a una reclamación patrimonial o a vencer el bloqueo administrativo de la Generalitat

Foto: Figuración del proyecto modificado del centro comercial y de ocio de la británica Intu en Paterna.
Figuración del proyecto modificado del centro comercial y de ocio de la británica Intu en Paterna.

La quiebra del gigante británico de los centros comerciales Intu Properties y el atasco provocado por el bloqueo del proyecto por el Gobierno valenciano han obligado a Puerto Mediterráneo a tirar de ingeniería financiera para tapar un agujero de más de 11 millones de euros en su estado patrimonial. La sociedad Intu Eurofund Valencia, que impulsa un megacentro comercial en Paterna con una inversión cifrada en 800 millones de euros, cerró el ejercicio de 2019 con casi nueve millones de euros de pérdidas tras poner el contador a cero de su inversión inmobiliaria, basada en la adquisición de una parte de los terrenos y en la firma de opciones de compra a propietarios actuales condicionada al desarrollo del complejo.

La iniciativa fue inicialmente promovida por Eurofund, creador también de Puerto Venecia en Zaragoza y con proyectos similares en Torremolinos, Asturias o Galicia, que encontró en Intu el socio financiero y operativo para lanzar el que iba a ser uno de los mayores recintos comerciales de España. Sin embargo, tras el cambio político en la Comunidad Valenciana, Intu-Eurofund se topó con la oposición frontal de Compromís, que considera que perjudica el tejido comercial existente y tiene impacto medioambiental. Tras un informe de evaluación negativo, Puerto Mediterráneo acudió a los tribunales, que fallaron a favor de que se reiniciase el proceso de evaluación.

Este atasco administrativo ha llevado a Intu-Eurofund a presentar judicialmente una millonaria reclamación patrimonial por lucro cesante que está pendiente de sentencia. Reclama hasta 238 millones de euros de compensación.

Foto: Intu Properties defiende que ha ampliado las zonas verdes y ha mejorado los accesos de Puerto Mediterráneo.

En paralelo a la batalla político-burocrática, se ha producido la quiebra de Intu Properties, que para salvar la bancarrota ha puesto en venta sus activos en España. Vendió Puerto Venecia por 238 millones a Generali y Union Investment, se deshizo de Parque Principado, en Asturias, y el mercado da por hecho que no tardará en desprenderse de su 50% en el complejo Xanadú, de Madrid. Torremolinos también se ha atascado en los tribunales.

Con el fin de sanear contablemente su filial en Valencia, a la espera de un posible comprador de la mitad del operador británico, Intu y Eurofund han asumido el riesgo reconvirtiendo en préstamos participativos créditos por valor de 13 millones concedidos por la matriz de Luxemburgo, Intu Eurofund Development. De esta forma, los socios de Puerto Mediterráneo han salvado el ‘match ball’ de la causa de disolución, de la que ya había advertido el auditor Deloitte. A cierre de 2019, el patrimonio negativo superaba los 11 millones de euros.

“La sociedad ha procedido a deteriorar el valor de las inversiones inmobiliarias con efectos 2019 como consecuencia de la valoración recibida por parte de un experto independiente [Gesvalt], considerando igualmente la ralentización propia del proyecto y la situación de uno de los accionistas y principal prestamista de la sociedad [el Grupo Intu, cuya matriz se encuentra en concurso]. Se considera que el valor de las opciones de compra futura de suelos se mantiene sin deterioro al encontrarse estas vigentes”, señala la memoria de gestión de 2019.

Centros comerciales Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda