Lluvia de ofertas para hacerse con la última joya hotelera de los Ruiz-Mateos en Mallorca
  1. Empresas
PUJAS DE LOS 5M HASTA LOS 38M

Lluvia de ofertas para hacerse con la última joya hotelera de los Ruiz-Mateos en Mallorca

Hasta 18 grupos han acudido a la subasta organizada para vender el Beverly Playa, el último hotel que queda por vender de los siete que llegó a tener la quebrada Nueva Rumasa en las islas Baleares

placeholder Foto: Hotel Beverly Playa, en Mallorca.
Hotel Beverly Playa, en Mallorca.

Una operación acaba de poner de relieve el disparado apetito que existe por comprar hoteles en nuestro país, especialmente los situados en primera línea de las playas que riegan los archipiélagos canario y balear. Ha sido en este último en el que acaba de vivirse una concurrida subasta por un activo que tiene tanta historia como posibilidades: el Beverly Playa.

Se trata del último hotel que queda por vender de los siete que llegó a tener Nueva Rumasa en las islas Baleares y, según han confirmado varias fuentes participantes en la subasta, hasta 18 compañías acudieron a la puja que se llevó a cabo hace dos semanas, con ofertas que fueron desde los cinco hasta los 38 millones de euros.

Foto: Interior del Bless Madrid, hotel del Grupo Palladium.

Este proceso se enmarca dentro del proceso concursal en el que están inmersas todas las sociedades que conformaron el quebrado imperio de la familia Ruiz-Mateos y que ha ido resolviéndose con diferentes ventas de activos. Sin embargo, en el caso concreto de este hotel, hace seis años, el juzgado de instrucción número 9 de Palma prohibió que el Beverly Playa fuera vendido o gravado de cualquier forma, mientras se aclaraba la investigación por presunta estafa que se estaba llevando a cabo contra los seis hermanos Ruiz-Mateos y que tenía en el epicentro la compra de este establecimiento y del canario Beverly Park.

En sendos casos, la familia jerezana adquirió los hoteles a través de un entramado económico que llegaba hasta Belice, garantizando una solvencia que convenció a los anteriores propietarios de firmar la venta bajo un acuerdo de pago aplazado, desembolso que nunca se completó. En su lugar, los dueños de Nueva Rumasa hipotecaron varias veces los dos hoteles para así lograr nuevos fondos.

placeholder Ruiz-Mateos y sus hijos, anunciando el concurso de acreedores de Nueva Rumasa. (Gtres)
Ruiz-Mateos y sus hijos, anunciando el concurso de acreedores de Nueva Rumasa. (Gtres)

El tiempo que ha necesitado la Justicia para aclarar todo este entramado, hasta que el Supremo ha condenado a los seis hermanos Ruiz-Mateos a dos años y medio de cárcel por estafa, explica que sea ahora cuando la administración concursal ha sacado al mercado los Beverly, y lo ha hecho garantizándose los al menos 30 millones de euros que se había marcado hace años conseguir con el establecimiento mallorquín.

Tras la concurrida subasta, se han seleccionado tres ofertas finalistas que, ahora, deberán mejorar sus propuestas y presentar las definitivas a la vuelta de las vacaciones de Navidad, para poder cerrar la operación a principios del próximo año. El ganador, no obstante, también deberá hacer frente a una importante inversión en mejora y reposicionamiento del activo, que diferentes fuentes cifran entre cinco y ocho millones de euros.

Foto: Imagen del Hotel Eurostars. (EFE)

Ubicado en Paguera (Calviá, Mallorca), frente a la playa de Torá, este hotel se construyó hace casi 50 años, aunque se renovó en 1998. Cuenta con 443 habitaciones repartidas en nueve plantas, un jardín de 3.000 metros cuadrados y tres piscinas, características que le confieren un enorme potencial, aunque a cambio exija una importante obra de mejora.

Su venta se sumará a la que acaba de protagonizar el canario Beverly Park, que el pasado septiembre protagonizó otra subasta judicial, por la que se interesaron 16 grupos, y en la que el grupo Servatur se alzó como ganador, según recogió Europa Press, con una oferta de 56 millones de euros, importe que superó en casi 10 millones la cifra que esperaba conseguir la administración concursal.

Con la venta de estos dos establecimientos, se cierra otro capítulo de la historia de la caída de Nueva Rumasa, el segundo emporio empresarial que levantó el fallecido José María Ruiz-Mateos y que llegó a sumar 15 hoteles en su cartera: dos en Andalucía, seis en las islas Canarias y siete en las Baleares.

Playa José María Ruiz-Mateos Venta Nueva Rumasa Mallorca
El redactor recomienda