Caso Villarejo: la Policía pide a BBVA su organigrama entre 2008 y 2014
  1. Empresas
BBVA-VILLAREJO

Caso Villarejo: la Policía pide a BBVA su organigrama entre 2008 y 2014

La Unidad de Asuntos Internos solicita todo tipo de detalles al banco sobre su estructura entre 2008 y 2014 antes de iniciar la revisión de su 'forensic' de Villarejo

Foto: Carlos Torres (i), presidente de BBVA, y su predecesor, Francisco González. (BBVA)
Carlos Torres (i), presidente de BBVA, y su predecesor, Francisco González. (BBVA)

El futuro del caso BBVA-Villarejo pasa por un disco duro y un 'pendrive'. Estos son los soportes con los que ha empezado a trabajar la Unidad de Asuntos Internos (UAI) de la Policía Nacional. En el disco duro —de dos terabytes— hay 1.278.452 documentos obtenidos en la investigación interna del banco, sobre la que tienen recelos juez y fiscales. En el 'pendrive' —de 16 gigas— hay archivos enviados por la entidad presidida por Carlos Torres ante un requerimiento de la Policía.

Así, la UAI solicitó el 29 de octubre información a BBVA sobre su organigrama entre 2008 y 2014, años en los que la entidad contrató a Villarejo de forma continua para investigar el patrimonio de grandes empresarios del ladrillo. Este es uno de los ejes del caso que más controversia están generando.

La UAI analiza ya 1,2 millones de archivos y podría ampliar la investigación de PwC

El banco apuntó a su exjefe de Riesgos en España Antonio Béjar como responsable de la contratación del polémico comisario. Este investigado, por su parte, ha señalado en diversas ocasiones que él solo transmitió la orden del presidente, Francisco González, de que el jefe de Seguridad, Julio Corrochano, pusiera el asunto en manos de un despacho, sin especificar el nombre de Cenyt.

Esta guerra es clave en el caso, ya que el hecho de que Béjar tuviera razón desmontaría parte de la estrategia procesal del banco y podría tener repercusiones sobre su posición jurídica. La buena noticia para BBVA es que el que la Policía se centre en la etapa 2008-2014 dejaría al margen a Torres, del que se ha especulado con una posible imputación.

placeholder Javier López Andreo, socio de PwC.
Javier López Andreo, socio de PwC.

Entre los detalles que la Policía pide a la segunda entidad española, y que esta facilitó el 13 de noviembre, están el organigrama completo del Departamento de Seguridad desde 2004, algo que el banco se había negado a entregar anteriormente; los correos electrónicos de todos los empleados de esta área, lo que implica que la UAI estudia ampliar líneas de investigación; el organigrama de Recursos Humanos y Servicios entre 2008 y 2014; los apoderamientos a directivos como el expresidente FG y Béjar; el organigrama de los Servicios Jurídicos, y las normas jerárquicas del banco. Una de las sorpresas de la respuesta de BBVA, incluida en el 'pendrive', es que tras un análisis exhaustivo no ha encontrado ningún tipo de poderes otorgados a Béjar.

Archivos comprometidos

Otra de las principales implicaciones del escrito de la Policía es que estaría dispuesta a profundizar en nuevos frentes de investigación no puestos en marcha por la entidad junto a sus asesores Garrigues y Uría Menéndez, quienes a su vez contrataron a PwC para el 'forensic'. Esta posibilidad es algo con lo que no contaba el banco.

Junto al 'pendrive' de BBVA, la Policía está tratando con sumo cuidado el disco duro que ha aportado la 'Big Four' con los 1,2 millones de archivos. PwC acompañó el disco con un escrito en el que resaltó "nuestro desconocimiento acerca del contenido de los elementos que lo integran, y debemos advertir de la posibilidad de que alguno o algunos de dichos ítems o elementos puedan exceder de nuestro periodo de análisis (2004-2018), contener información cuya eventual revelación pueda afectar a derechos individuales legalmente protegidos, incluyendo el derecho a la legítima defensa de personas físicas o jurídicas investigadas en el procedimiento de referencia, o la difusión de secretos empresariales, entre otros".

Comisario Villarejo
El redactor recomienda