La relación con el cerebro de la trama Charisma salpica al banco suizo Mirabaud
  1. Empresas
LA RED CHARISMA

La relación con el cerebro de la trama Charisma salpica al banco suizo Mirabaud

El banco suizo compró Venture Finanzas para desplegarse en España en 2011. Mantuvo relación y hubo movimientos con varias de las personas clave de la trama hasta 2014

placeholder Foto: Sede de Mirabaud en Ginebra, Suiza. (Imagen: El Confidencial Diseño)
Sede de Mirabaud en Ginebra, Suiza. (Imagen: El Confidencial Diseño)

La trama Charisma salpica a Mirabaud por la relación que tuvo el banco suizo con varias de las personas clave de esta red en sus primeros años en España. Vuelve a estar en el foco, como ya ha ocurrido con la cuenta opaca del rey emérito Juan Carlos. Para entrar y crecer en España, Mirabaud adquirió entre 2010 y 2011 la sociedad Venture Finanzas Sociedad de Valores, que fue clave en una red de gestores financieros articulada para la repatriación de fondos provenientes de paraísos fiscales eludiendo a la Agencia Tributaria. Asimismo, mantuvo relación con varios de los cerebros de la trama hasta 2014.

El Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional investiga, a partir de la denuncia de la Fiscalía Anticorrupción para canalizar la colaboración del exbanquero de HSBC Hervé Falciani, una trama de banqueros que usó decenas de sociedades instrumentales y testaferros para posibles delitos contra Hacienda y de blanqueo de capitales.

Los hechos analizados, dice la pieza a que ha tenido acceso El Confidencial, acreditan “la existencia de una organización, en el marco de la entidad Venture Finanzas, dirigida a la ocultación, transformación y aprovechamiento de fondos depositados en paraísos fiscales, promoviendo su repatriación a España al margen de los cauces legales, dado su origen presumiblemente ilícito”.

Foto: Alejandro Pérez Calzada. (Imagen: El Confidencial Diseño)

Venture Finanzas Sociedad de Valores y su expropietario, Alejandro Pérez Calzada (Córdoba, 1954), están en el centro de la investigación. Pérez Calzada, capitán de yate (su barco se llamaba Charisma), recibió en 2016 la visita de la Guardia Civil para registrar su vivienda, donde estaba su esposa, Margarita García, que era entonces presidenta de la Oficina de Investigación del Fraude (ONIF), división de la Agencia Tributaria.

El banquero vendió entre 2010 y 2011 las acciones que tenía de Venture Finanzas a Mirabaud, firma enfocada a grandes patrimonios que se desplegó así en España. La agencia de valores, ya del banco suizo, mantuvo relación con Pérez Calzada hasta 2015, cuando se convirtió a efectos societarios en sucursal de la sociedad que tiene el banco en Luxemburgo, al fusionarse por absorción con Mirabaud & Cie.

placeholder Consulte aquí el documento completo.
Consulte aquí el documento completo.

En Mirabaud, ha habido preocupación en los últimos años por el posible impacto reputacional de la investigación. Ante preguntas de este medio, un portavoz asegura que “la entidad prestó, en todo momento, la máxima colaboración, facilitando a la autoridad competente toda la información que le fue requerida sobre la sociedad Venture Finanzas y sobre determinadas personas vinculadas. Una información que, al igual que los hechos investigados, es relativa a un periodo temporal anterior a que Mirabaud tuviera el control sobre Venture Finanzas”.

No obstante, además de Pérez Calzada, otras personas investigadas como Lluís Majó Platell tuvieron relación posteriormente a la compra de Venture Finanzas, y también hay hechos incluidos en la investigación que llegan hasta 2014. Es decir, posteriormente a 2011. Si bien durante esos años hubo cambios en el banco para desarrollar la estructura actual, que arrancó en 2015.

Escapar de Hacienda

La trama Charisma evadió y blanqueó fondos de personas físicas y jurídicas españolas a través de un grupo activo, al menos, entre 2005 y 2016. La organización trabajó para más de medio millar de contribuyentes, entre los que hay políticos, empresarios, deportistas o narcotraficantes, y se valió de una estructura que operaba con bancos en Suiza y Andorra, y sociedades instrumentales en Luxemburgo, Chipre, Irlanda o Panamá.

En el centro de la red estaba el citado Alejandro Pérez Calzada, quien fundó en los años noventa Fibanc junto a Carlos Tusquets y Trias de Bes, dueño de la gestora de fondos Trea AM y actual presidente del FC Barcelona. En el año 2000, tras vender su participación a Mediolanum, fundó la firma de inversiones Venture Finanzas, una sociedad de valores que basó parte de su actividad en actos que investiga la Audiencia Nacional. Las diligencias tuvieron su origen en la filtración de la lista Falciani del HSBC.

Foto: Imagen: El Confidencial Diseño.

Venture Finanzas captaba dinero en España y otra sociedad (Gestione du Patrimoine du Rhône, GPR) lo depositaba en bancos andorranos como BPA y Andbanc —antes de su entrada en España— y suizos como UBS, Credit Suisse o HSBC. La red también se encargaba del último paso, repatriar dinero en efectivo a España. De hecho, el juzgado analiza “abonos en efectivo por personas vinculadas a Venture Finanzas desde 2005 a 2011, y en mucha menor medida hasta 2014”. Tras la compra de Mirabaud, la operativa disminuyó el ritmo, pero siguió activa tres años más. La cantidad extraída mediante cheques sobre la que la Audiencia Nacional tiene constancia es de 1,769 millones de euros.

Relación hasta 2014

El requerimiento de contabilidad a Mirabaud va desde los años 2005 a 2014. También pidió la información de los clientes suministrada al Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac) entre los ejercicios 2005 y 2015, y la ‘due dilligence’ que pudiera haber hecho el banco suizo de Venture para comprar las acciones. Es decir, información como heredera de Venture Finanzas, pero también en los primeros años que operó con su marca en España. La Audiencia Nacional investiga igualmente movimientos en la cuenta de Mirabaud Finanzas SV hasta 2014 en Banco Santander, entidad que tiene varios directivos imputados en una de las derivadas de esta macrocausa.

Pérez Calzada contó con el 92% de Venture Finanzas desde 2005 hasta 2010, cuando rebajó su participación al 65% con la entrada en el capital de Mirabaud, que pasó a controlar el 99% en 2011. El cerebro de la trama Charisma continuó siendo consejero delegado y presidente del consejo de administración de Mirabaud Finance, tras absorber Venture, hasta 2012. En julio de 2013, pasó a ser apoderado, y el 13 de febrero de 2015 se revocaron sus cargos de vicepresidente y miembro del consejo de administración.

Asimismo, en el año 2009, entró en el consejo de administración de Venture, y después Mirabaud, Antonio Palma Monedero, responsable de la expansión del banco en España, quien fichó al actual equipo gestor de la filial. Palma aterrizó en Mirabaud en 1993, y en 2010 fue nombrado presidente del grupo suizo, cargo que ha ocupado hasta julio de 2019, cuando dejó sus funciones y su hijo, Michael Palma, fue nombrado director general y miembro del comité gestor junto a otros cinco ejecutivos, entre ellos, descendientes de los fundadores del banco hace dos siglos.

Foto: Imagen: El Confidencial Diseño

La vinculación de Mirabaud en sus primeros años en España con la trama Charisma va más allá de Pérez Calzada. En un escalón inferior al supuesto cerebro de la red, están también imputados los gestores Santiago Sainz de Vicuña, Carlos Camarasa, Esther Coba, Carlos Sánchez, Mercedes Sanz y Lluís Majó Platell, quien siguió vinculado a Mirabaud tiempo después de la compra de Venture.

Majó es un exfutbolista profesional que fue canterano del Barça en los años setenta y jugó en Osasuna, Sabadell y Oviedo, y se dedicó presuntamente al traslado de efectivo desde Andorra a Cataluña. El gestor estuvo recibiendo retribuciones como asalariado de Venture primero y Mirabaud después, según las diligencias del juzgado, desde 2003 hasta 2014. De hecho, los dos últimos años percibió las cuantías más elevadas, con 80.141 euros anuales.

placeholder Alejandro Pérez Calzada.
Alejandro Pérez Calzada.

Por otro lado, entre el listado de profesionales de Venture Capital que participaron en la operativa del cobro de cheques que analiza la Audiencia Nacional, hay dos que siguieron conectados a Mirabaud. Por un lado, Jorge Velasco, quien estuvo en Venture Finanzas desde 2002 y participó en el comité de dirección. En 2012, pasa a ser banquero privado de Mirabaud, donde permaneció hasta 2017, año en el que se marchó a CaixaBank Wealth. El otro es Adolfo García Ferrer, que trabajó en el departamento antiblanqueo, en contacto con el Sepblac, tanto en Venture como en Mirabaud, en este caso hasta mayo de 2015. Actualmente, es asesor financiero en la red de Mediolanum. En la trama también jugó un papel importante como bróker Joel David Alar, que después de Venture trabajó en JB Capital Markets, sociedad de valores de Javier Botín.

Es la segunda vez en los últimos meses que Mirabaud se ve salpicado en España por una investigación de posibles irregularidades. El banco suizo ha sido el depositario de la cuenta opaca del rey emérito Juan Carlos a través de la sociedad Lucum Foundation. Tras la polémica desatada este año, la entidad suiza acordó en agosto la salida del que era responsable de clientes españoles desde Ginebra, Juan Carlos Aguilar Sulzer, tras 20 años en el grupo. La entidad aseguró que ambos sucesos no están conectados.

La trama Charisma salpica a Mirabaud por la relación que tuvo el banco suizo con varias de las personas clave de esta red en sus primeros años en España. Vuelve a estar en el foco, como ya ha ocurrido con la cuenta opaca del rey emérito Juan Carlos. Para entrar y crecer en España, Mirabaud adquirió entre 2010 y 2011 la sociedad Venture Finanzas Sociedad de Valores, que fue clave en una red de gestores financieros articulada para la repatriación de fondos provenientes de paraísos fiscales eludiendo a la Agencia Tributaria. Asimismo, mantuvo relación con varios de los cerebros de la trama hasta 2014.

Audiencia Nacional Fiscalía Anticorrupción Fraude fiscal
El redactor recomienda