Carlos Tusquets, banquero para todo salpicado ahora por la red Charisma
  1. Empresas
La red charisma

Carlos Tusquets, banquero para todo salpicado ahora por la red Charisma

El empresario no está imputado en la causa, pero la cartera de clientes opacos al fisco en el banco que vendió a los italianos y que él presidía tuvo gran peso en el negocio de la entidad

placeholder Foto: Imagen: El Confidencial Diseño
Imagen: El Confidencial Diseño

Hay pocas cosas que Carlos Tusquets no haya hecho en Cataluña. Por encima de todo, histórico presidente de Fibanc, un pequeño banco que nunca jugó en las grandes ligas financiaras pero que tuvo un gran predicamento entre miembros de las clases acomodadas catalanas. Pero, además, Tusquets ha desempeñado los cargos más diversos: presidente del Círculo de Economía, tesorero del FC Barcelona, en la actualidad presidente de la Gestora del club blaugrana y también fue candidato a presidir la Cámara de Comercio de Barcelona, entre otros muchos puestos relevantes en la sociedad catalana. Empezó como banquero en la sombra de Jordi Pujol y acabó como el hombre de Silvio Berlusconi en las finanzas españolas. Pero, ahora, la causa de la red Charisma desvela toda la estructura legal fuera de España en la que participó el propio Tusquets, de la que se beneficiaron y fue operada por miembros directos de su familia.

En la documentación de la causa judicial que se ha llevado en la Audiencia Nacional se destapa una red para “gestionar a través de la mediación de sus agentes capitales e inversiones financieras en el exterior, posibilitando que esas inversiones y capitales fueran ocultados a la Hacienda Pública”, según consta en el material del sumario. Esta red tuvo su origen en Fibanc, entonces presidido por Tusquets. “Gianluca Bosisio, consejero delegado de Fibanc, explicaba en julio de 2001 a Giuseppe Lalli, consejero de Banca Medilanum SPA, lo tratado en una reunión con Carlos Tusquets Trias de Bes y APC —acrónimo de Alejandro Pérez Calzada, entonces vicepresidente del banco—. En relación con Sunset Consulting, decía: ‘Respecto al tema de Sunset, pedí la semana pasada a Mario Rappanello y a Pujol que me dieran la situación exacta hasta la fecha de todas las inversiones realizadas con el banco”, se recoge uno de los tomos del sumario. Bosisio era consejero delegado de Fibanc porque el banco había sido vendido al grupo italiano Mediolanum, contralado por Silvio Berlusconi.

placeholder [Consulte aquí la documentación completa]
[Consulte aquí la documentación completa]

Sunset Consulting era una sociedad con sede en Ginebra. Su propiedad dependía al 100% por Sunset Investment SA, radicada en Luxemburgo. En el sumario de la causa contra la red Charisma, Bosisio explica que “antes del viernes tendré la respuesta. De todas formas, la cosa ya está regulada en el contrato firmado entre Fibanc y Sunset, donde estamos hablando de ingresos de 450.000 euros por año y de un patrimonio que debe ser el mismo que en el momento de la compra-venta de Mediolanum (aproximadamente 42 millones de euros)”. Estos 42 millones era el dinero opaco que el banco gestionaba fuera de España propiedad de un nutrido listado de clientes.

Foto: Albert Mitjá, exdirigente de Convergencia y exconsejero de Endesa. (Imagen: El Confidencial Diseño)

Portavoces de Banco Mediolanum, entidad heredera de Fibanc, han manifestado que Tusquets no está imputado en la causa que ha estado llevando la Audiencia Nacional. También han destacado que el banco siempre ha colaborado con la justicia en este tema cuando ha sido requerido para ello y que los miembros de la familia Tusquets tienen en este momento regularizada su situación con Hacienda. Otras cuestiones más concretas no han sido respondidas por el banco al estar abierta todavía la causa judicial.

Pecado original

La red de sociedades en paraísos fiscales para gestionar patrimonio opaco de sus clientes aparece como el pecado original de los Tusquets y su actual fortuna. Carlos Tusquets no solo era conocedor de esta red, como se desprende los mensajes entre los dos directivos italianos, sino que participó de ella, tal y como muestra la documentación de la causa que aportan las respuestas a los requerimientos legales que la Audiencia Nacional había enviado al extranjero.

Así, hasta 2003 Tusquets aparece como administrador de otra firma en Luxemburgo, Lysandre SA. El accionista de referencia de Lysandre era Sunset Investment. Pero, además, había un nutrido grupo de clientes con patrimonio opaco que aparecen como accionistas de Lysandre, entre ellos la madre de Carlos Tusquets, con el 0,15%. Sobre la madre, según el sumario, “no consta que la interesada haya presentado DTE, modelo 750. Si ha presentado Declaraciones de Bienes en el Exterior, Modelo 720, correspondientes a los ejercicios 2012 y 2013 sin que en el detalle de bienes aparezca individualizada su participación en los fondos propios de Lysandre SA”.

El negocio 'offshore' se fue marchando de Fibanc de manera paulatina

El socio de Tusquets, Alejandro Pérez Calzada, controlaba la mayoría del capital de Sunset Investment, matriz de Lysandre. Cuando vendió su paquete en Fibanc a los italianos, Pérez Calzada se fue llevando este negocio 'offshore' a su nueva sociedad, Venture Capital. Según consta en la documentación, la madre de Tusquets tenía cuentas en Venture Capital en 2007 que sumaban 708.827 euros. Entre 2012 y 2013 esta declarante declaró fondos en el exterior por valor de 420.678 euros.

El papel del hermano

El gestor de directo de este dinero siempre es Juan Pablo Tusquets, hermano de Carlos Tusquets y que cuenta con muy buena reputación en la gestión de patrimonios en Barcelona. Su figura aparece mucho en el sumario gestionando otros fondos de la familia, si bien cantidades menores. Entre ellos otro hermano de la familia o hijos.

Juan Pablo Tusquets siempre ha mantenido una estrecha relación profesional muy vinculada a la figura de su hermano. Empezó en Fibanc, luego se fue con Alejandro Pérez Calzada a Venture Capital y hasta 2015 fue consejero delegado en Trea Capital, cuyo presidente es Carlos Tusquets. Ahora ha creado su propia agencia de valores.

Hay pocas cosas que Carlos Tusquets no haya hecho en Cataluña. Por encima de todo, histórico presidente de Fibanc, un pequeño banco que nunca jugó en las grandes ligas financiaras pero que tuvo un gran predicamento entre miembros de las clases acomodadas catalanas. Pero, además, Tusquets ha desempeñado los cargos más diversos: presidente del Círculo de Economía, tesorero del FC Barcelona, en la actualidad presidente de la Gestora del club blaugrana y también fue candidato a presidir la Cámara de Comercio de Barcelona, entre otros muchos puestos relevantes en la sociedad catalana. Empezó como banquero en la sombra de Jordi Pujol y acabó como el hombre de Silvio Berlusconi en las finanzas españolas. Pero, ahora, la causa de la red Charisma desvela toda la estructura legal fuera de España en la que participó el propio Tusquets, de la que se beneficiaron y fue operada por miembros directos de su familia.

Audiencia Nacional Silvio Berlusconi Finanzas Banca Cataluña Evasión fiscal
El redactor recomienda