Separados pero conectados: así impulsa el covid una digitalización más humana
  1. Empresas
Pacto Digital para la reconstrucción

Separados pero conectados: así impulsa el covid una digitalización más humana

El nuevo paradigma que ha provocado la pandemia hace necesaria una digitalización inclusiva y sostenible que no deje a nadie atrás

placeholder Foto:

El padre de la filosofía occidental, Aristóteles, bautizó al hombre como “un ser social por naturaleza”. Una afirmación fácil de comprobar analizando la evolución de la especie humana a lo largo de la historia. Tendemos a vivir en sociedad y esto implica una necesidad de relacionarse con las demás personas. Pero, ¿qué ocurre cuando existe un alto riesgo de contagio que limita el contacto físico entre los individuos?

Aunque el modo en que nos relacionamos evoluciona constantemente, el coronavirus ha provocado un cambio rápido y profundo en la forma en la que nos comunicamos. Tras el impacto de la pandemia, la tecnología se ha convertido en una herramienta imprescindible para desenvolvernos en la 'nueva normalidad' y los medios digitales, que nos permitieron mantener el contacto con nuestros seres queridos durante los duros meses de confinamiento, se han asentado por completo en los hogares. Y es que, pese a estar más separados, los españoles hemos estado más conectados.

El 58% usuarios declaran un aumento en la frecuencia de uso de las plataformas de comunicación digitales

Así lo reflejan los datos del informe 'Covid19 & Ecommerce' elaborado por IAB Spain, que señala que el 58% de los usuarios declaran un aumento en la frecuencia de uso de las plataformas de comunicación digitales y un 5% reconoce haberse dado de alta en alguna de ellas; siendo Whatsapp la ‘app’ de mensajería y de videoconferencias más usada (97%) para contactar con amigos y conocidos, seguida por Skype, que destaca también para fines profesionales.

 

La migración acelerada de actividades hacia el mundo digital no solo ha permitido mantener el contacto con los familiares o la supervivencia de muchas empresas, también ha servido para que millones de estudiantes pudieran seguir con su formación y para ocupar nuestro tiempo libre. Volviendo a los resultados del estudio de IAB Spain, en referencia al ocio, la penetración de la prensa digital es del 84% entre los entrevistados, alrededor de un 80% declara que usa plataformas para ver contenidos o escuchar música por internet y un 68% usa juegos 'online'.

 

En este contexto en el que las infraestructuras y los servicios digitales están teniendo un papel fundamental para nuestras sociedades, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, afirma que “es hora de acometer una verdadera transición digital, y ya no basta con adaptarnos: hay que anticiparse y liderar esta transformación”. Una transición que podría tener un impacto anual equivalente al 1,8% del PIB hasta el año 2025 y que, según el directivo, requerirá una hoja de ruta en la que las personas ocupen el centro. Porque, desde el punto de vista de la compañía, en este caso hablar de una transformación digital humana no representa un oxímoron, sino una necesidad.

Más digitalización y menos desigualdad

Por ese motivo, y bajo el lema 'Hacer nuestro mundo más humano, conectando la vida de las personas', Telefónica presentó en julio un Pacto Digital para reconstruir nuestras sociedades y economías con un enfoque colaborativo entre el sector público y el privado. ¿El objetivo? Buscar un nuevo modelo de gobernanza que sea capaz de combinar los aspectos sociales, ambientales y económicos y asegurar al mismo tiempo una transición digital sostenible a largo plazo sobre la base de cinco ejes: fomentar la digitalización, reducir las desigualdades, impulsar una conectividad inclusiva, garantizar una competencia equilibrada y mejorar la confianza a través del uso ético y responsable de las nuevas tecnologías.

Entre sus postulados, Telefónica hace hincapié en la necesidad de una digitalización inclusiva y sostenible, que no deje a nadie atrás y que permita cerrar la "brecha digital", para que todas las personas puedan estar conectadas, y la "brecha de adopción", favoreciendo y estimulando una formación continua a lo largo de toda la vida para responder a un nuevo contexto educativo. Propuestas que se concretan en objetivos como el compromiso de llegar con la fibra al 100% de la población española en 2025 y tener cubierto el 75% con 5G este mismo año.

Telefónica hace hincapié en la necesidad de una digitalización inclusiva y sostenible, que no deje a nadie atrás y que permita cerrar la ‘brecha digital’

La operadora también reconoce que para aspirar a una economía digital centrada en el ser humano, además de un sistema de infraestructuras modernas de banda ancha, será necesario proteger la dignidad y los derechos fundamentales de las personas a través de una Carta de Derechos Digitales que contemple una sociedad basada en los datos. Con el objetivo de fomentar la confianza digital y el uso de esta información también aboga por "mejorar la ciberseguridad y la ciberresistencia a lo largo de toda la cadena de valor digital, proporcionar a las personas un mayor control y capacidad de elección sobre sus datos y definir la responsabilidad de los intermediarios para luchar contra los contenidos dañinos e ilegales".

“En Telefónica creemos que las posibilidades que abre esta revolución son enormes y debemos aprovechar su potencial para mejorar la calidad de vida y bienestar de las personas y generar riqueza (...) La clave es utilizar el Estado de bienestar poniendo al día los valores europeos comunes: el humanismo", concluye Álvarez-Pallete.

Digitalización BrandsTelecomunicaciones ECBrands