SEGÚN UN ESTUDIO DE STIGA

Los clientes de Banco Mediolanum, los más satisfechos del sector bancario

La entidad ocupa la primera posición en el ranking de satisfacción global de los clientes con una puntuación de 8,35 puntos sobre 10

Foto:
Autor
Tiempo de lectura3 min

No hay mejor activo para un banco que un cliente satisfecho, especialmente si tenemos en cuenta que los productos financieros son muy similares entre unas entidades y otras. Y en la carrera para consolidar el compromiso de este tipo de usuarios en España, Banco Mediolanum es el mejor posicionado. Así lo atestigua el último estudio Benchmarking de Satisfacción de Clientes elaborado por la consultora independiente Stiga.

El estudio ha analizado 17 entidades del sector bancario en España (y que representan la práctica totalidad del mercado) y Banco Mediolanum encabeza el ranking de satisfacción global de los clientes con una puntuación de 8,35 puntos sobre 10, frente al 7,48 del resto de bancos. Una posición que su consejero delegado, Igor Garzesi, atribuye al “hecho de poner en práctica una manera distinta de hacer banca”. Pero, ¿cuáles son los factores que más valoran sus clientes?

La receta de la satisfacción

Uno de los principales valores diferenciales para su consejero delegado es “el factor humano y lo que comporta que cada cliente tenga un experto en finanzas a su entera disposición”. Un servicio personalizado de asesoramiento que ofrecen a través de sus Family Bankers —profesionales que acompañan a los clientes a lo largo de su ciclo financiero de su vida— y que los encuestados puntúan con un 8,83, por encima del 8,41 del resto de entidades.

Otro aspecto en el que se encuentra a la cabeza (con un 8,04 frente al 6,79) tiene que ver con los valores de relación, lo que el estudio denomina intangibles de relación. Es decir, la suma de aspectos como la transparencia (información clara y comprensible para sus clientes) o la confianza que tienen en la entidad. “Disponer de un experto en finanzas con conocimientos técnicos que está comprometido con los objetivos del cliente y sabe los esfuerzos que está haciendo para alcanzar sus metas genera una confianza mutua que nos ha permitido cultivar intangibles como la transparencia o la personalización”, explica Garzesi.

Desde el banco combinan este factor humano con un servicio de atención multicanal. Esto permite a sus clientes realizar las gestiones del día a día de forma fácil y cómoda a través de la ‘app’, la web y el servicio de banca telefónica, éste último, líder del sector, con un grado de satisfacción que alcanza un 8,78 frente al 8,13 del resto de bancos.

"El valor diferencial es el factor humano y lo que comporta que cada cliente tenga un experto en finanzas a su entera disposición"

También ocupa el primer lugar en oferta y precio (7,84 frente a un 6,01), por su gama de productos, comisiones e intereses, y en imagen de marca por su solidez, solvencia, modernidad y compromiso social (8,2, mientras que la media es del 7,43). Unos datos que justifican el elevado grado de compromiso que poseen los clientes con la entidad. Y es que el 33% recomprarían productos y servicios y, además, la recomendarían, frente al 25,9% del resto de la banca.

Claridad, confianza, relación estrecha, proximidad, comodidad o solidez son algunos de los valores que definen a Banco Mediolanum y para Garzesi "que los propios clientes lo reconozcan a través del estudio de una consultora independiente como Stiga nos enorgullece y nos anima a seguir creciendo e incorporando a más profesionales a la realidad Mediolanum".

Empresas