Santander y Blackstone venden la primera gran cartera de deuda hotelera del covid
  1. Empresas
herencia del popular

Santander y Blackstone venden la primera gran cartera de deuda hotelera del covid

Qasar ha sacado al mercado los préstamos que el desaparecido Banco Popular tenía en siete hoteles y un centro comercial. El proceso, dirigido por Aliseda, se lanzó el pasado mes de octubre

Foto: Logo del Banco Santander. (EFE)
Logo del Banco Santander. (EFE)

Santander y Blackstone han dado el pistoletazo de salida a la primera gran cartera de hoteles que se pone en venta a través de la deuda en la actual crisis. Se trata de un 'portfolio' formado por siete establecimientos turísticos ubicados en la Península, tanto en costa como en el interior, y un centro comercial en Galicia que las dos entidades, a través de Aliseda, han decidido empezar a ofrecer a potenciales interesados.

Estos préstamos, que tienen como colateral los citados inmuebles, proceden del Banco Popular. Tras la resolución y venta de la entidad a Santander por un euro, en el año 2017, estos préstamos pasaron a formar parte de Quasar, sociedad compartida por el banco cántabro y el fondo estadounidense, bajo la que se aglutinó todo el ladrillo tóxico de Popular.

Foto: El coronavirus ha golpeado con fuerza el sector hotelero.

Según afirman fuentes conocedoras, Aliseda lanzó el proceso en octubre y todavía está en una fase muy inicial, de análisis del apetito comprador. El excepcional momento que vive el mercado por la pandemia del coronavirus, con la práctica totalidad de la planta hotelera cerrada y el creciente convencimiento de que seguirá así, al menos, dos años, ha llevado al sector financiero a cerrar el grifo crediticio a este sector y activar estrategias dirigidas a reducir su exposición.

Así, por ejemplo, los bancos han animado a las cadenas a solicitar préstamos ICO y utilizarlos para refinanciar los préstamos, logrando así aplazar vencimientos y rebajar su riesgo actual. El siguiente paso que se espera que sea generalizado consiste en la venta de deuda con colateral hotelero, como están haciendo Santander y Blackstone con esta cartera.

Playa casi vacía. (Archivo)
Playa casi vacía. (Archivo)

Por sus protagonistas y tamaño, este proceso puede marcar un punto de inflexión, ya que el mercado, tras meses de paralización por la incertidumbre existente en torno a la evolución de la pandemia, necesita el cierre de operaciones para empezar a marcar precios que orienten cómo de profundo es el agujero económico del coronavirus.

Cuando Qasar se hizo con los préstamos ahora en venta, Popular contaba con una importante cartera hotelera, valorada en 800 millones de euros. De hecho, justo cuando colapsó y se vendió a Santander, el banco estaba en un avanzado proceso, dirigido por Irea, para vender varios establecimientos, iniciativa que ahora se ha retomado.

Foto: Imagen del Hotel Eurostars. (EFE)

Entonces, la inversión hotelera estaba inmersa en una imparable espiral alcista que marcó dos ejercicios de récord en 2018 y 2019, con 2.500 millones de inversión cada uno de estos años. Sin embargo, la pandemia del covid-19 se ha llevado por delante el sector turístico, al cercenar la movilidad y forzar un cierre masivo de los hoteles, activos que se enfrentan todavía a varios meses de sequía.

Esta situación, unida al convencimiento generalizado de que, cuando se venza al coronavirus, el turismo volverá a ser el motor económico de nuestro país, ha disparado el apetito por este tipo de activos inmobiliarios, ya que los propietarios actuales van a necesitar vender y los potenciales compradores cuentan con una oportunidad inédita de hacerlo a mejor precio.

Sin embargo, todavía existe una amplia diferencia entre el precio al que los fondos —Apollo, Azora, HIP, Covivio, etc.— quieren comprar y al que las cadenas están dispuestas a vender, convencida de que sus activos pueden haberse depreciado un poco, pero no tanto. Una brecha que, mientras se cierra, deja el terreno abonado para las operaciones de asalto a través de la deuda.

Santander y Blackstone han dado el pistoletazo de salida a la primera gran cartera de hoteles que se pone en venta a través de la deuda en la actual crisis. Se trata de un 'portfolio' formado por siete establecimientos turísticos ubicados en la Península, tanto en costa como en el interior, y un centro comercial en Galicia que las dos entidades, a través de Aliseda, han decidido empezar a ofrecer a potenciales interesados.

Blackstone Pandemia Santander Hoteles
El redactor recomienda