Oliu pacta una vicepresidencia en BBVA y Guardiola será clave en la integración
  1. Empresas
FUSIÓN

Oliu pacta una vicepresidencia en BBVA y Guardiola será clave en la integración

El actual presidente de Sabadell y el de BBVA, Carlos Torres, negocian que el banquero catalán se convierta en número dos del consejo de administración, como no ejecutivo

Foto: Josep Oliu (i) y Jaime Guardiola. (EFE)
Josep Oliu (i) y Jaime Guardiola. (EFE)

BBVA y Banco de Sabadell ya tienen pactado uno de los factores clave de su fusión: la 'servilleta', quién va a mandar en el nuevo grupo. Los presidentes de las dos entidades han puesto sobre la mesa en las últimas semanas que Carlos Torres, de BBVA, mantenga su cargo como primer ejecutivo del nuevo banco, y que Josep Oliu, de Banco Sabadell, se incorpore como vicepresidente no ejecutivo, según fuentes financieras consultadas por este medio. Desde las dos entidades, no hicieron comentarios.

La 'servilleta' u organigrama es uno de los aspectos clave en cualquier fusión, junto con el precio —ecuación de canje—, la marca y la sede.

Esta operación, cuyas negociaciones adelantó El Confidencial, está todavía en una fase preliminar. BBVA, Sabadell y sus asesores están estudiándola desde todos los ángulos posibles. Todavía tienen que analizar si cuadran los números: si la fusión es rentable para ambas partes. Este es el frente más inestable de estas negociaciones, ya que, como señaló el consejero delegado de BBVA, Onur Genç, hay muchas más opciones sobre la mesa.

Foto: Carlos Torres, presidente de BBVA. (EFE)

Para ello, serán claves la ecuación de canje y las 'due diligence' (revisiones de activos) que están realizando Deloitte, en el caso de BBVA, y PwC, en el de Sabadell, para detectar de antemano posibles sorpresas indeseadas en el balance de su rival.

Al margen de estos factores, todo apunta a que no va a haber enfrentamiento por la sede —Bilbao y Madrid, las del comprador— ni la marca, ya que BBVA suele mantener temporalmente los primeros años las de sus adquisiciones.

La 'servilleta'

Las fuentes consultadas señalan que tampoco va a haber un choque por el organigrama, al menos en la primera línea. En la posible fusión con Sabadell, BBVA se encuentra con una cúpula cuyo presidente tiene 71 años, frente a los 54 años de Torres, y con un consejero delegado, Jaime Guardiola, de 63 años, que ha estado en medio de rumores de salida en los últimos años.

En este entorno, las dos piezas del puzle encajarían fácilmente, al contrario que en otras fusiones como la de Unicaja y Liberbank. Todo apuntará a un organigrama liderado por Torres, con Oliu como vicepresidente no ejecutivo, Genç como CEO y otro u otros dos cargos para consejeros de Sabadell. Uno de los que aparecen en todas las quinielas para seguir en el puesto es el independiente de la entidad catalana, George Donald.

Jaime Guardiola, CEO de Banco Sabadell. (EFE)
Jaime Guardiola, CEO de Banco Sabadell. (EFE)

Aunque fuera no ejecutivo, el cargo de vicepresidente es clave dentro del organigrama de BBVA, ya que en caso de enfermedad o ausencia del presidente, sería el encargado de relevarle. Hasta ahora, los pesos pesados del consejo de BBVA son José Miguel Andrés Torrecillas, vicepresidente, que tendría que quedarse como vicepresidente primero o segundo con la llegada de Oliu; Juan Pi Llorens, consejero coordinador de los independientes, y Jaime Caruana, exgobernador del Banco de España.

En el caso de Guardiola, las fuentes consultadas señalan que seguirá al menos hasta que esté prácticamente culminada la integración de Banco Sabadell dentro de BBVA, lo que, en caso de fructificar las negociaciones, ocurriría a finales de 2021. La integración del Sabadell sería el último servicio de Guardiola a Josep Oliu. Guardiola hace así un viaje de ida y vuelta. Su carrera despegó en el BBVA y acabará dejando la banca saliendo del BBVA.

Oliu tiene ahora 71 años. El límite de edad para ser miembro del consejo con los actuales estatutos del BBVA son los 75 años. Por tanto, el último signo de catalanidad en el banco resultante de la fusión también tendrá fecha de caducidad. En cuatro años, el último rastro de catalanidad se habrá diluido cuando Oliu tenga que dejar este órgano de decisión de la entidad.

BBVA y Banco de Sabadell ya tienen pactado uno de los factores clave de su fusión: la 'servilleta', quién va a mandar en el nuevo grupo. Los presidentes de las dos entidades han puesto sobre la mesa en las últimas semanas que Carlos Torres, de BBVA, mantenga su cargo como primer ejecutivo del nuevo banco, y que Josep Oliu, de Banco Sabadell, se incorpore como vicepresidente no ejecutivo, según fuentes financieras consultadas por este medio. Desde las dos entidades, no hicieron comentarios.

Josep Oliu Carlos Torres Banca Deloitte PwC
El redactor recomienda