FUSIÓN EN MARCHA

El directivo que salva por 2ª vez a Torres (BBVA) y los que se la juegan con Sabadell

Tras la venta del ladrillo de BBVA a Cerberus y sonar para CEO, Rodríguez Soler fue 'desterrado' a Estados Unidos, donde ha pactado la venta de la filial por 9.700 millones

Foto: Torre de BBVA Compass en Austin (Texas).
Torre de BBVA Compass en Austin (Texas).
Adelantado en

BBVA ha pasado de tortuga a liebre en apenas unos días. La imagen que hasta ahora había transmitido el banco presidido por Carlos Torres al mercado, de una entidad atenazada por los cambios en su cúpula y el caso Cenyt, se ha esfumado tras los movimientos del pasado lunes. Primero anunció la venta de su negocio en Estados Unidos por 9.700 millones de euros (11.600 millones de dólares). Después se destapó que negocia usar ese capital para comprar Banco Sabadell, como adelantó este medio.

Aunque posteriormente el consejero delegado del banco, Onur Genç, intentó enfriar la fusión con Sabadell, estos dos movimientos reflejan dónde quiere situarse el nuevo equipo gestor de BBVA, liderado por Torres y el turco: retirarse de mercados donde no tienen escala y reunir capital para "achatarrar" su estructura, como explica un banquero de inversión. Esta estrategia no difiere de la que están poniendo en marcha sus competidores, como CaixaBank con Bankia o lo que ha anunciado Santander de forma orgánica.

Es llamativo que, en el mercado, ha sorprendido tanto el nuevo rumbo tomado por BBVA, como el hecho de que se haya movido el timón. Desde que Torres llegó a la presidencia en diciembre de 2018, su mandato ha estado marcado por el caso Villarejo, sin otras grandes decisiones corporativas más allá de su defensa en la Audiencia Nacional. Desde que se confirmaron las negociaciones con Sabadell, ha habido incluso voces que han difundido rumores sobre un pacto de Torres con el Gobierno de comprar la entidad catalana a cambio de 'inmunidad' en el caso Cenyt, algo que se toman a broma en el entorno de la causa.

La venta de la antigua Compass y la compra del Sabadell —si llega a buen puerto— son, de este modo, los primeros movimientos con el sello de Torres y Genç y su 'nuevo' equipo directivo. Dentro de él, sale reforzado Javier Rodríguez Soler, responsable del negocio en EEUU.

El eje McKinsey

Este directivo fue uno de los que sonó para consejero delegado a finales de 2018, cuando Torres ganó el pulso al Banco Central Europeo (BCE) para ser nombrado presidente ejecutivo. Jugó en su contra la falta de experiencia en el negocio. Trabajó codo a codo con Torres en McKinsey y Endesa, y llegó a BBVA en 2008 encargándose durante años de M&A (Fusiones y Adquisiciones, por sus siglas en inglés) y Estrategia. Al tener un perfil parecido al del actual presidente, este decidió enviarle a la filial norteamericana en sustitución de Genç.

En el currículum de Rodríguez Soler están las dos mayores operaciones de BBVA en los últimos tres años. Una es la reciente venta de Estados Unidos, a un precio muy superior al esperado por el mercado, que da margen de maniobra a Torres para volver al dividendo o comprar Sabadell. Esta operación ha sido vista por el mercado como impecable en precio y oportunidad, aunque en el entorno del banco dudan que vaya a mejorar las cuentas a medio plazo por la peor diversificación geográfica. Estas fuentes consideran que por muy buena que haya sido la venta, dado el entorno, el balance de la aventura norteamericana emprendida por Francisco González concluye en números rojos.

Javier Rodríguez Soler, directivo de BBVA. (BBVA)
Javier Rodríguez Soler, directivo de BBVA. (BBVA)

Este ex-McKinsey también fue clave en otra operación 'salvadora' para Torres —cuando era CEO— y BBVA: la venta a Cerberus de la mayor parte de su ladrillo a finales de 2017. La entidad tomó esta decisión tras la compra de Popular, por parte de Santander, que también estuvo estudiando, y el traspaso de sus activos inmobiliarios a Blackstone. BBVA replicó rápido la operación y evitó quedarse en fuera de juego. Tras la venta del negocio en Estados Unidos, prevista para verano de 2021, Torres y Genç tendrán que gestionar la vuelta de Rodríguez Soler a 'La Vela'.

Junto a este directivo, también ha sido clave en la venta de Estados Unidos su sucesora al frente de M&A y Estrategia, Victoria del Castillo. Esta es de las consideradas de la cantera directiva de la entidad —lleva casi 20 años—, frente al eje de 'mckinseys' que ha crecido en los últimos años. Sobre sus espaldas y la de 20 profesionales ha descansado la decisión de vender el negocio de Estados Unidos y pesa la de analizar la compra de Banco Sabadell.

Dudas en la cúpula

Esta papeleta no es sencilla. Aunque Del Castillo depende del presidente, habrá tomado buena nota de las declaraciones del CEO diciendo que "hay muchas oportunidades que compiten por ese capital", de la venta de Estados Unidos. Junto con estas palabras, en los últimos días han surgido voces críticas contra la fusión incluso en la prensa internacional. A ello se suma que es una opción que genera debate en el consejo de administración.

En caso de que la fusión siguiera adelante, el foco de BBVA pasaría de Del Castillo a otros dos directivos que liderarían la integración: Peio Belausteguigoitia, jefe de BBVA España, con experiencia previa en fusiones dentro del equipo de Cristina de Parias, que salió hace unos meses; y Ricardo Forcano, director de Engineering y Organización, mano derecha de Torres y otro de los que sonó para consejero delegado a finales de 2018. Sobre ellos descansaría la responsabilidad de rentabilizar cuanto antes la compra. Aunque para ello, primero Torres y Genç deben decidir dónde giran el timón.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios