Ofertas y descuentos en todas las tiendas

El Corte Inglés, Leroy Merlin, Decathlon... así se preparan para el Black Friday del covid

El covid ha provocado que las principales empresas tengan que cambiar sus estrategias con respecto a otros años para afrontar un Black Friday histórico

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Adelantado en

Las principales empresas que venden ropa, libros, electrónica, productos del hogar, etc., ven este Black Friday como un desafío único. Haber permanecido cerrados por el covid durante meses, la influencia de enfermedad y las posibles restricciones provocan que este noviembre, y en particular la semana que viene, hayan tomado medidas excepcionales.

Cada segmento de mercado y cada compañía ha adoptado diferentes decisiones. Algunas han convertido los tres días habituales de grandes rebajas en un mes entero de promociones, para garantizar el 'stock', tener más flexibilidad frente a las restricciones y poder aumentar al máximo las ventas en un entorno donde dudan que los clientes tengan el mismo ánimo comprador que el de otros años.

Otros han optado por pisar el acelerador y ser más agresivos bajando precios, pero manteniendo un rango de días parecido al del año pasado. A pesar de ello, también se han reforzado para garantizar sus existencias en un momento marcado por la incertidumbre.

Desde Aecoc, la patronal de fabricantes y distribuidores, creen que, pese a todo, este mes de rebajas y este Black Friday van a ser "muy rentables". La decisión de muchos de dilatar las rebajas, va a suponer un incentivo a la compra y una bajada de los costes. No tener que hacer un esfuerzo muy grande para unos días concretos con un "cuello de botella de la demanda", hace que la empresa "pueda destinar menos recursos para cubrir la misma cantidad de pedidos". Sin embargo, también esperan buenas cifras la semana que viene.

De hecho, creen que los próximos días se verá una gran inversión de las compañías, que tienen que dar más peso al 'online' y afinar todo para que no haya fallos logísticos. En ese sentido, fuentes del sector explican que la gran mayoría "llevan meses preparando equipos para abordar el área online". Afirman que también aumentarán sus inversiones en el área de marketing para poder hacer llegar sus ofertas al cliente en un momento en el que "con el covid es más importante que nunca llamar su atención, porque es menos probable que venga a la tienda".

En cualquier caso, el periodo navideño es clave para las ventas. Para el sector textil suponen un tercio de toda su actividad y, aunque el resto de sectores no den datos específicos para este 2020 por la alta incertidumbre, las firmas consultadas reconocen que, tras meses de confinamiento cerradas al público, la próxima semana será clave para definir las compras de Navidad y, por tanto, marcará todo el año.

El Corte Inglés

El Corte Inglés ha ido adelantando descuentos desde el comienzo de noviembre. Sin embargo, darán un paso adelante más el próximo viernes 27. No anticipan si las ofertas que se harán ese día serán más agresivas que otros años, pero, a pesar de la alta incertidumbre, han querido prepararse muy bien a nivel logístico para reforzar a toda costa su capacidad y evitar problemas de suministro.

Afirman que llevan semanas preparándose para tener una capacidad de respuesta en su canal 'online' tres veces superior a la del año pasado. En su caso, apuestan porque van a tener unas 'rebajas tranquilas' en tienda y creen que la verdadera batalla se librará en internet.

Una trabajadora de El Corte Inglés  el día que comienzan las rebajas con motivo del Black Friday. (EFE)
Una trabajadora de El Corte Inglés el día que comienzan las rebajas con motivo del Black Friday. (EFE)

Creen que la demanda por esa vía se va a disparar y por eso confían en tener afinada toda su red, que han ido reformando a lo largo del año para encarar un aumento de los pedidos en toda la temporada navideña.

El grupo ha reformado su red de distribución convirtiendo 93 de sus grandes almacenes en centros logísticos para ganar capilaridad y poder realizar envíos de forma más rápida. También han aumentado la inversión en publicidad y desarrollado una nueva app de compras 'online' hace solo una semana. El Black Friday será la prueba de fuego para poner a prueba un canal que quieren potenciar más allá de esta época del año.

Decathlon

Decathlon va a seguir una estrategia parecida. Desde la compañía confirman que han realizado una gran inversión en reforzar su red de transporte, almacenes y stock. "Hemos reforzado nuestra operativa logística y además trabajamos de forma coordinada y planificada con nuestros proveedores logísticos para garantizar el mejor servicio a los clientes".

Recientemente, a las puertas del momento más importante del año a nivel de ventas, la compañía ha tenido ciertos problemas para abastecerse ante la alta demanda. De hecho se quedaron sin existencias en varios productos a mediados de mes de forma momentánea. Quieren evitar a toda costa que eso pase la próxima semana.

Las rebajas para el gigante del material deportivo comenzaron el 20 de noviembre y durarán hasta el día 30. Aunque ofrecerán descuentos más moderados que otras empresas que quieren sacar más partido a esta fecha. La empresa solo confirma que habrá "ventajas especiales, envíos gratis y cheques descuento de 10 euros por compras superiores a los 40 euros".

Leroy Merlin

Leroy Merlin ha sido una de las empresas que ha adelantado las rebajas. Su 'Black November' empezó el 9 de noviembre y llega hasta el final del mes. Sin embargo, desde la compañía prestarán especial atención a la próxima semana, dedicándole un esfuerzo especial.

Según explican, "nosotros ya veníamos de un 'boom', hay una gran demanda". El motivo es que "ahora la gente pasa tanto tiempo en casa que es lógico que quieran mejorarla" y remarcan que "muchos productos, en especial los de cocina y la pintura están teniendo un gran interés".

Aunque estén cosechando unos buenos resultados el resto del año, quieren asegurar las ventas en esta época, que puede suponer un auténtico éxito para la compañía si sale bien. Su plan consiste en hacer rebajas temáticas semana a semana, dedicando cada una a productos diferentes, aunque en Black Friday los recortes de precios se harán de una forma más general.

Tienda de Leroy Merlin. (EFE)
Tienda de Leroy Merlin. (EFE)

El motivo por el que han decidido ampliar las fechas de rebajas es doble: el primero para impedir que se formen aglomeraciones al concentrarlas en pocos días y el segundo, porque entienden que es más rentable. "La gente está mal económicamente y necesita estos descuentos. Hay que alargarlo más para darles una oportunidad de acceder a ellos", explican fuentes de la compañía. Por ello creen que va a ir mejor que otros años.

Pero reconocen que existe el riesgo de que las medidas de los Gobiernos frente al covid afecten a sus ventas y, para enfrentarse a eso, se han blindado con una serie de medidas. La primera, formar a un nuevo equipo para venta comercial telefónica de 400 personas. Creen que su modelo de producto encaja más en este estilo de venta porque "son más complejos" y por ello se han reforzado en este área.

En segundo lugar, han dedicado más recursos al e-commerce. Concretamente han destinado más personas de tienda a estas labores y han invertido más que otros años en posicionarse mejor digitalmente. También han mejorado sus almacenes y capacidad logística porque "si hay confinamiento podría haber problemas de abastecimiento". Por último, han gastado más en publicidad para posicionar su marca en un momento clave.

Fnac

Fnac es una de las empresas que más ha insistido en el concepto de Black November. La compañía comenzó el 2 de noviembre y lo extenderá hasta el 29. A pesar de ello habrá algunas promociones especiales la próxima semana. La marca lleva desde unos meses a esta parte afinando una estrategia para sacar el máximo a estas fechas.

La principal medida que han llevado a cabo es, al igual que ha hecho Leroy Merlin, habilitar un equipo de venta telefónica. Quieren reforzar las compras a distancia con personas que no comprarían habitualmente por los medios 'online' habituales. De esta forma, este nuevo equipo se encargará de convencer de la compra de productos y, sobretodo, ayudar a los clientes menos habituados a lo digital a realizar pedidos a domicilio.

También han invertido en mejorar la web para poder absorber altos picos de tráfico. Se ha revisado la misma implementando medidas para evitar que colapse el sistema y se bloqueen las compras, cosa que podría pasar porque prevén un aumento generalizado de la demanda.

Tienda Fnac. (EFE)
Tienda Fnac. (EFE)

De hecho, se han puesto como fecha límite esta semana para tener listo todo lo relativo a la web. A partir de entonces se impedirá cualquier intervención técnica para evitar posibles fallos en un momento clave. Además, han aumentado los vendedores destinados a evitar errores en el marketplace que lleven a devoluciones. Confiesan que en el pasado confinamiento tuvieron casos de duplicidades, reclamaciones y problemas derivados del canal digital que quieren reducir al mínimo.

También "se ha trabajado en establecer logísticas dimensionadas y controladas para absorber la alta demanda", explican desde la empresa. Añaden que llevan meses trazando un plan de contingencia con los transportistas para prepararlos para absorber una demanda muy alta y repentina, como la que esperan los próximos días.

Respecto a sus expectativas, creen que es pronto para comentar porque la pandemia puede cambiarlo todo en cualquier momento, pero por ahora, celebran lo logrado, y creen que pueden mejorarlo en el Black Friday. "Las rebajas están teniendo una gran acogida tanto en el 'online' como en las tiendas".

MediaMarkt

MediaMarkt ha sido una de esas empresas que han adelantado buena parte de sus ofertas durante más tiempo. Comenzaron a principios de mes y han ido haciendo distintos programas de rebajas temáticos, como el que lanzaron por la llegada de Halloween (Halloweek) o el dedicado a su 21 aniversario. Actualmente están con un primer folleto de ofertas de Black Friday pero afirman que pondrán toda la carne en el asador en el segundo, que será la semana que viene, en línea con la fecha habitual de todos los años.

La compañía viene de una buena época con respecto a ventas, en el que los productos electrónicos han tenido una evolución muy destacable. Por ello, su principal preocupación ha sido desarrollar una buena red logística que garantice que no se queden sin productos, o con problemas para llegar a los clientes, en el momento clave.

La mayoría de las medidas que han adoptado son para asegurar este apartado, que ven como decisivo. MediaMarkt lleva meses trabajando en aumentar el número de empresas de transporte con las que trabajan. Aunque gasten más dinero, quieren tener más diversidad para "evitar los posibles riesgos que puedan surgir por una saturación durante estas semanas".

'Black Friday' del año 2018 en MediaMarkt. (EFE)
'Black Friday' del año 2018 en MediaMarkt. (EFE)

Además, han reformado su Hub ubicado en Pinto para hacerlo más eficiente. La principal inversión que han realizado es la instalación de un nuevo 'sorter'. Se trata de una sistema automático de separación de elementos y productos para que pueda agilizar la gestión de los paquetes que enviarán. Concretamente, este nuevo sistema puede gestionar más de 3.000 en menos de una hora.

Respecto al 'online' han adecuado las tiendas repartidas por el país para que puedan ser usadas como pequeños almacenes. Ellos se refieren a este concepto como el "Ship From Store", un sistema para convertir las tiendas en puntos de su red.

Con todo esto, desde Media Markt esperan usar el Black Friday y el Black November como un trampolín para cerrar un gran año. De hecho, creen que pueden superar las cifras habituales de la campaña navideña, aunque se muestran cautos a la hora de decir si superarán a la del año pasado por la incertidumbre del covid.

Mango y Cortefiel

Desde el sector textil, algunas de las principales compañías también harán movimientos para impulsar unas rebajas históricas para el sector. En el caso de estos negocios, los descuentos cobran más importancia que nunca porque necesitan dar salida a unas prendas que llevan meses en el almacén por el confinamiento y las restricciones, para poder aliviar en la medida de lo posible el golpe en las cuentas que van a recibir.

En ese sentido, el Grupo Tendam, propietario de Cortefiel, Springfield y Women'secret, asegura que lo darán todo en estas fechas, con descuentos de hasta el 50%. Además, han aprovisionado especialmente sus tiendas anticipando un aumento drástico de los pedidos. Para asegurar el suministro "hemos ampliado nuestra estructura logística y reforzado el transporte" porque "debemos asegurar que el incremento de capacidad en todos los eslabones de la cadena".

Tienda de Women'secret.
Tienda de Women'secret.

Por su parte, la textil catalana, Mango, afirma que ha tomado sus principales medidas especialmente en 'online'. Concretamente, ha invertido en mejorar la computación en nube (la estructura para ofrecer servicios web) en un 400% de cara a estos días. La compañía quiere poner el foco en los envíos a través de internet para garantizar que las restricciones influyan lo menos posible en el transcurso del Black Friday.

Además, ha aumentado la capacidad de sus centros para poder garantizar su red logística. Según explican fuentes de la compañía, han dedicado esfuerzos a duplicar la capacidad media de la mayoría de sus centros.

Black November para siempre

El mayor cambio en estas fechas va a ser sin duda, que las ofertas van a seguir después del viernes y, en muchos casos, han empezado con rebajas menores hace semanas. Desde Aecoc creen que esta es una tendencia que ha venido para quedarse

"Tenemos un Black Friday que no es beneficioso para nadie excepto para el cliente final. Se hacen unos descuentos muy agresivos para captar la compra. Y generamos un cuello de botella de rebajas altísimas para las compras navideñas en un día, cuando todos los que compramos la solicitamos lo antes posible, con tensiones en las cadenas de suministro muy importantes", explica Alejandro Lozano Carrasa.

En ese sentido, cree que el covid podría haber provocado un cambio permanente. "Todo es posible, pero desde luego parece una tendencia de cara a los próximos años, es mejor para las empresas". También destaca que esto supone un beneficio para los consumidores, que "pueden tomarse con más calma todo el tema de las compras, si fallan un día no pasa nada y pueden volver al siguiente".

Respecto a cómo será el Black Friday el experto cree que habrá dos tipos de clientes. Por un lado algunos cuyo poder adquisitivo ha aumentado porque "tienen menos cosas para gastar su dinero por el covid". Por otro lado, "hay otros consumidores que sí que gastarán menos porque se encuentran en ERTE o han perdido su empleo".

Según datos de Mediabrands el ticket medio no superará los 100 euros para el 50% de los españoles. Según datos de Bnext, el gasto medio en las compras disminuirá un 4,2% hasta los 69 euros por persona. Sin embargo, esto se compensará por un aumento en el número de productos adquiridos, que subirá un 18% según sus estimaciones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios