NOMBRAMIENTOS

La nueva cúpula de la CNMV: el azote del Popular y la asesora de Segura y Restoy

El futuro presidente del supervisor firmó el informe razonado que cuestionó la contabilidad del Popular. La vicepresidenta ha estado en puestos de política financiera desde 2005

Foto: Rodrigo Buenaventura. (EFE)
Rodrigo Buenaventura. (EFE)
Adelantado en

La vicepresidenta Nadia Calviño cierra el círculo de nombramientos de cargos públicos. El Gobierno anunció este viernes la propuesta de que Rodrigo Buenaventura y Montserrat Martínez formen la nueva cúpula de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Estos dos nombramientos siguen la estela de los anteriores en el Fondo de Reestructuración (FROB), la CNMC y el Sepblac. Son perfiles técnicos con dilatada trayectoria profesional, y con cierta cercanía ideológica: hombres y mujeres fuertes en las instituciones del Gobierno de Zapatero.

Así, Buenaventura entró como directivo de la CNMV en 2005, durante la presidencia de Manuel Conthe —cuya hija ha sido nombrada presidenta del FROB—. Desde entonces ha desarrollado una carrera meteórica en el supervisor, primero como responsable de relaciones internacionales, después mercados secundarios y, tras un paso en el supervisor europeo, ESMA (Autoridad Europea de Valores y Mercados, por sus siglas en inglés), regresó a la CNMV como director general de Mercados, hasta ahora.

Al poco de volver de la ESMA al supervisor español, en 2017, Buenaventura firmó uno de los documentos que más ríos de tinta ha provocado en los últimos años: el informe razonado de Banco Popular. Como responsable de Mercados, se responsabilizó de este expediente liderado por Eduardo Manso. En él, se puso en tela de juicio la contabilidad de la entidad financiera y el trabajo de las 'Big Four'. Este informe dio alas a la investigación penal que mantiene abierta la Audiencia Nacional, al proponer sancionar al expresidente Ángel Ron y a otros siete exdirectivos de Popular por falsear las cuentas del banco.

Buenaventura coincidió con Montse Martínez en la CNMV 2005. Cuando el futuro presidente aterrizó en el supervisor, Martínez era jefa de gabinete del vicepresidente, Carlos Arenillas, entonces número dos de Manuel Conthe. En 2007, pasó a ser jefa de gabinete del presidente, Julio Segura, hasta septiembre de 2011. Tras un breve paso por BBVA, recaló en el Banco de España como directora de gabinete de Fernando Restoy, exnúmero dos de Segura. Tras la salida de este al Instituto de Estabilidad Financiera (FSI, por sus siglas en inglés), fichó por CaixaBank como responsable de la oficina del presidente Jordi Gual y de Relaciones Públicas.

Sebastián-Calviño

Conthe, Arenillas, Restoy, Segura... todos pertenecen a una corriente de técnicos que llegaron a cargos de relevancia durante el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, bajo la influencia de Miguel Sebastián. También se relaciona con este núcleo a Pedro Comín, exdirector de Supervisión del Banco de España que recientemente fue nombrado director general del Sepblac (Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias).

Al margen de esta ligazón, todos son considerados como perfiles técnicos con una larga trayectoria en la administración pública, muchos con experiencia internacional, algo clave hoy en día. También predominan las mujeres entre los cargos elegidos por Calviño. En el caso de la CNMV se esperaba incluso una presidenta, aunque finalmente se ha confiado esta responsabilidad al que mejor conoce el supervisor por dentro.

Buenaventura y Martínez hacen un tándem con algunos parecidos al saliente, de Sebastián Albella y Ana María Martínez-Pina: un presidente con mayor experiencia en mercados, y la vicepresidenta con un foco más próximo a la banca, a través de la auditoría y contabilidad en el caso de Martínez-Pina, y de la normativa financiera, en el de la futura vicepresidenta.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios