PERSPECTIVA 'ESTABLE'

S&P baja el 'rating' de Telefónica a BBB- a solo un peldaño del grado especulativo

Aunque la agencia considera que el entorno mejorará en 2021, pone especial hincapié en que la situación de América Latina continuará lastrando al grupo

Foto: (Reuters)
(Reuters)

La agencia crediticia S&P ha rebajado el 'rating' a Telefónica a una nota de BBB-, a un peldaño del grado especulativo con perspectiva 'estable', según ha anunciado la compañía en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

"Creemos que las métricas de Telefónica se deteriorarán este año debido a unos ingresos y beneficios menores", explica la agencia en el informe, que considera que este escenario ha sido "consecuencia de la pandemia" —sobre todo en el negocio a empresas y particulares en un entorno de mayores descuentos y ofertas, así como el servicio de 'roaming' y la venta de terminales — y de "los movimientos adversos en las divisas afectando la contribución al negocio de América Latina".

S&P cree que en 2021 Telefónica llegará a ver una "estabilización operativa" con una mejora leve "en el impacto divisa" y con "estrategias para reducir la deuda", pero concluye que estos serán "insuficientes como para restablecer las métricas que le otorgaban un 'rating' de BBB". "Asumimos que el beneficio caerá a un solo dígito en 2021 en comparación con la caída registrada en 2020 (de un 10% según las estimaciones de la firma), ya que creemos que el golpe macroeconómico se relajará", apuntan los analistas de S&P.

"Sin embargo, no prevemos que las divisas de América Latina vayan a revalorizarse con fuerza, lo cual continuará lastrando el rendimiento del grupo", matizan desde la agencia, donde estiman que el ratio de la deuda ajustada por Ebitda crecerá a las 4 veces en 2020, desde un 3,8 veces en 2019.

Desde Telefónica advierten que tras el cambio de perspectiva en abril este era un escenario plausible. Sin embargo, la operadora destaca que siguen en grado de inversión y con perspectiva estable, lo que les permite avanzar sobre sus ejes principales: reducción de deuda, sólida posición de liquidez, operaciones y puesta en valor de sus activos como las infraestructuras, de cara a mejorar su 'rating' en el futuro.

Además, subrayan la reducción de la deuda hasta los 36.700 millones en septiembre, lo que suponen 1.100 millones menos que al inicio del año con una mejora del coste financiero hasta el 3,15%. A esto, además, Telefónica suma que su liquidez se ha elevado hasta los 22.400 millones de euros, lo que cubre los dos próximos años en un entorno donde prácticamente no tienen vencimientos de deuda (vida media de 11 años con necesidad de refinanciación históricamente baja tras refinanciar 16.700 millones).

[JP Morgan cuestiona la estructura de capital de la 'teleco' y duda de su dividendo]

Por otro lado, la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete destaca el respaldo de sus activos (más de 100.000 millones de dólares), donde destacan las torres de Telxius, la fibra de última generación FFTH o la 'joint venture' de Reino Unido.

Por último, Telefónica confía en su capacidad de generar caja, con el objetivo de continuar con el desapalancamiento. Esperan tener un flujo de caja de 4.000 millones al terminar el año y destacan su dividendo en formato 'scrip'. Los propios analistas de S&P, de hecho, también celebran este factor, alegando que "Telefónica está por delante de muchos operadores de telecomunicacciones europeos en el ciclo de inversión del despliegue de una red de banda ancha rápida dentro de su mercado de hogares y de digitalización", lo cual flexibiliza la priorización del capex durante la crisis.

Aunque han sido varios los analistas que han advertido contra el dividendo de la 'teleco', S&P cree que el formato 'scrip' ha limitado el impacto en la deuda, esperando una salida de efectivo de 1.300 millones de euros este año. "Nuestro escenario base no contempla que Telefónica continúe con el dividendo en 'scrip' en 2021, lo que significará una salida de efectivo de alrededor de 2.500 millones de euros", zanjan.

Soluciones

S&P ve varias posibles palancas de mejora. Por un lado, está la desinversión en América Latina, con Telefónica explorando según su plan estratégico de 2019-2022 posibles opciones para sus operaciones en los ocho países de América Latina, excluyendo Brasil, lo cual la agencia crediticia dice entender como "ventas de activos". "Creemos que la venta de estos activos, que supusieron alrededor de un 20% del Oibda de Telefónica en 2019, podrían aumentar un poco el margen para el 'rating' y reducir la exposición del grupo a las fluctuaciones de las divisas", explican los analistas. "Sin embargo, en este punto, vemos inciertos los ingresos que podrían generar estas operaciones, así como su 'timing', por más que creamos que está en línea con la intención de Telefónica de rebajar el peso de su deuda y de mejorar la viabilidad del grupo en ingresos y generación de caja".

La agencia también se fija en Telxius. En los últimos años, Telefónica ha intentado desbloquear el valor de su cartera de torres móviles al transferirlas a filiales en las que es propietaria de un 50,01% del capital, con la minoría restante dividida entre KKR y Pontegadea —con operaciones como la de Telefónica Alemania de este verano—. Aunque S&P ve como un positivo este tipo de acciones, recuerda que al final la 'teleco' tiene que repartirse lo ganado con sus accionistas minoritarios y que "el 'timing' y el efecto neto sobre nuestras métricas ajustadas está por ver".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios