Ulrich: "Un buen líder es un antropólogo que observa, siente y mira a su alrededor"
  1. Empresas
EL CONFIDENCIAL-WOBI-IBERCAJA

Ulrich: "Un buen líder es un antropólogo que observa, siente y mira a su alrededor"

Dave Ulrich, una de las personalidades más influyentes en el sector de los recursos humanos, hizo un llamamiento a abrazar la incertidumbre en tiempos de covid

Ha escrito decenas de libros sobre recursos humanos y sus teorías se han convertido en mantras que se han seguido a pies juntillas en las grandes empresas durante las últimas décadas. Dave Ulrich (Estados Unidos, 1953), profesor de la Universidad de Michigan, es también una de las personas más influyentes en el sector empresarial gracias a sus ideas sobre la gestión del talento en las organizaciones. Aunque afirma de manera humilde no tener certezas para transitar por la actual coyuntura, tiene algunas recetas que cree que deberían tenerse en cuenta.

Ulrich fue el invitado a un encuentro digital organizado por El Confidencial junto a Ibercaja, en el que respondió a las preguntas del director general de este medio, Alberto Artero, así como de los oyentes. Durante los casi 50 minutos que duró la charla, introducida por José Morales, director Territorial Madrid y Noroeste de Ibercaja Banco, y enmarcada dentro del World Business Forum, lanzó varios mensajes centrados en temas como la innovación, la retención del talento en las compañías o el uso de datos en el día a día.

placeholder Alberto Artero, director general de El Confidencial, y Dave Ulrich, experto global en liderazgo y gestión de recursos humanos.
Alberto Artero, director general de El Confidencial, y Dave Ulrich, experto global en liderazgo y gestión de recursos humanos.

El primero de esos puntos, la innovación, es clave para que las organizaciones progresen. Pero para hacerlo, es necesario crear un ecosistema a su alrededor que lo fomente para que los individuos creativos de un grupo no se queden atrás. “Hay que construir un sistema adecuado que la sostenga, mediante formación, retribuciones…”, enumeró. De no hacerlo, Ulrich aseguró que las compañías corren el riesgo de perder esos perfiles.

El profesor compartió una interesante reflexión acerca de los factores que deberían ser más importantes para un empleado en su actual puesto de trabajo. Cuando se valoran diferentes aspectos, ¿cuál es más importante? ¿Creer en un proyecto? ¿Sentirse parte de él? ¿Sentirse realizado? “Todo el mundo dice que son todos esos puntos a la vez. Yo digo que ninguno”, aseveró.

Foto: Foto: World of Business Ideas.

Para Ulrich, hay que tener clara una idea: no puede existir una fuerza de trabajo si una empresa no triunfa en su sector de mercado. Sin plantilla, no hay creencia, realización o sentimiento de pertenencia alguno a nivel individual: “Los empleados no son el mayor activo de una empresa. Son el mayor activo de tus clientes. Si tus empleados funcionan, tu negocio funciona”. Y es en ese momento, cuando una organización tiene éxito, cuando sus empleados pueden aspirar a la realización personal y laboral.

Datos y antropología

El auge de la recolección de datos, la progresiva implantación de objetivos medibles y cuantificables en casi cualquier ámbito del día a día, es un arma de doble filo en palabras del autor de libros como 'Human Resource Champions' o 'Reinventando la organización'. Ulrich, doctor en Estadística, cree que es vital “contar con información para tomar buenas decisiones”, aunque hace una distinción entre aquellos números que se pueden medir y aquellos "que vemos sobre el terreno", ya sea en nuestros puestos de trabajo o en cualquier otro ámbito social.

Para ilustrarlo, puso el ejemplo de una fábrica que visitó en su día en la que todos los empleados con los que se cruzaba tenían listos sus datos productivos. Al acabar la reunión, algo fallaba: “Durante la visita, nadie habló con el director de la fábrica y él tampoco se acercó a sus empleados. Esas interacciones —¿cómo está tu mujer?, ¿viste el partido de ayer?— no están en los datos. El 20% de la información del mundo está recogido en estadísticas. El 80% está en el terreno. El buen líder es un antropólogo porque observa, siente y mira a su alrededor”.

"En un mundo incierto, no buscamos soluciones, buscamos procesos. No quiero un líder que me diga qué hacer, sino saber cómo ha tomado decisiones"

Los buenos líderes, además, deben saber en qué momento llevar a cabo esas interacciones: “El contenido es el rey, pero el contexto es el reino donde sucede. Si quiero decirle a mi nieto cómo debería caminar mejor lo hago en un contexto muy diferente al que utilizaría con un empleado en mi empresa. El contexto determina la actividad y nos afecta”.

Un ejemplo de ese contexto que ha alterado el día a día lo estamos viviendo en la actualidad. Para Ulrich, la mejor manera de afrontar la situación es "aceptar la incertidumbre; comprender lo personalizada que es cada experiencia, ya que cada familia lo vive de manera diferente; y aprender a vivir con las paradojas que se dan a diario". Contamos con ejemplos de ese último punto. "¿Cómo puedo ayudar a la empresa y a los trabajadores a la vez? ¿Cómo me centro en obtener beneficios hoy para poder invertir mañana?", se preguntó.

Aislados pero conectados

A la espera de una vacuna que permita regresar a la normalidad previa a la pandemia del covid-19, el experto en recursos humanos recordó que el aislamiento social que millones de personas experimentan en su día a día no tiene por qué significar distanciamiento. El uso de herramientas digitales —“hago misas por Zoom con mi familia, que se encuentra al otro lado del país”— es una muestra de que “la distancia no implica aislamiento” y de que la tecnología puede jugar un papel fundamental a la hora de conectar empresas u organizaciones.

placeholder José Morales, director Territorial Madrid y Noroeste de Ibercaja Banco.
José Morales, director Territorial Madrid y Noroeste de Ibercaja Banco.

Ulrich bromeó respecto a la posibilidad de tener que hacer más encuentros de manera telemática debido a la situación actual. Pero ante la incertidumbre de no saber cuándo regresará la normalidad, lanzó una reflexión al aire: "En un mundo incierto, no buscamos soluciones, buscamos procesos. No quiero un líder que me diga qué hacer, sino saber cómo ha tomado las decisiones". En su opinión, ese es el factor que marca la diferencia y no el resultado de las decisiones que se tomen, movidas en muchas ocasiones por la incertidumbre de la que hablaba.

Por último, y a modo de cierre, el profesor reflexionó acerca del papel cada vez más relevante que juegan las nuevas tecnologías. Lo han hecho hasta el punto de haber redibujado el panorama laboral para siempre, lo que supone un choque considerable para una generación acostumbrada a otra experiencia laboral: “Mi padre estuvo en el mismo sitio toda su vida. Empezó con 25 años y se retiró ahí. Yo llevo 35 años en la Universidad de Michigan”. ¿Qué pasará con sus hijos? "Ahora ya no importa tanto lo mucho que trabajes sino que encuentres valor y significado en esa experiencia". El mundo profesional ha cambiado en la última década y la pandemia solo ha sido la puntilla que ha acelerado algunos de esos procesos.

Eventos EC Liderazgo World Business Forum Madrid Ibercaja
El redactor recomienda