Covid-19

Castellana Properties pierde 18,8 millones por el impacto de la pandemia

En este contexto, Castellana Properties ha explicado que la política de bonificación de las rentas y su ayuda al pago ha supuesto un descenso en los ingresos de rentas de 15 M

Foto: Centro de Castellana Properties en Madrid
Centro de Castellana Properties en Madrid
Autor
Tiempo de lectura2 min

La socimi Castellana Properties, propietaria de centros, parques comerciales y oficinas, perdió 18,8 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente al beneficio de 32,4 millones obtenido un año antes, como consecuencia de la caída de los ingresos debido a la pandemia de coronavirus.

Entre enero y septiembre, los ingresos por arrendamiento sumaron 22,9 millones, el 48 % menos que en el mismo periodo del año anterior por el impacto de la covid-19 en el negocio y las consecuentes bonificaciones de rentas, según las cuentas remitidas a BME Growth (antes Mercado Alternativo Bursátil, MAB).

Además, a 30 de septiembre los activos de la compañía estaban valorados en 993,8 millones de euros. Castellana Properties tiene actualmente en su cartera 18 activos entre centros comerciales, parques comerciales y oficinas con una superficie bruta alquilable de 373.478 m².

En este contexto, Castellana Properties ha explicado que la política de bonificación de las rentas y su ayuda al pago ha supuesto un descenso en los ingresos de rentas de 15 millones de euros, que ha impactado en las cuentas de la compañía y al valor de los activos a causa de la pandemia (-1 %).

Sin embargo, la socimi espera revertir en gran parte esta situación el próximo semestre dado que las bonificaciones van disminuyendo y recuperar el 100 % de su actividad habitual para seguir creciendo en el país.

Además, esta bonificación de rentas a sus inquilinos, con el objetivo de apostar por las relaciones a largo plazo, ha permitido incrementar la ocupación en los centros comerciales de la firma hasta el 98,5 % y se espera que tenga un impacto positivo en los próximos años.

La compañía, que tiene una deuda neta de 473 millones, ha alcanzado ya acuerdos con el 82 % de los inquilinos y un 8 % se encuentra en fases muy avanzadas. Entre las medidas acordadas se encuentra la extensión de los contratos de arrendamiento en sus activos comerciales en base a su renta mínima garantizada y que han pasado, de media, de 10,6 a 11,2 años.

Además, la compañía ha puesto en marcha promociones para dar apoyo a los inquilinos y fomentado la ampliación de terrazas y creación de nuevos espacios al aire libre.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios