Adif asfixia sus tiendas: "Pensé en vender el piso de mi madre para pagarles la deuda"
  1. Empresas
CASCADA DE CIERRES EN LAS ESTACIONES DE TREN

Adif asfixia sus tiendas: "Pensé en vender el piso de mi madre para pagarles la deuda"

Adif exige a las tiendas de sus estaciones de tren el 50% del alquiler de marzo a junio y un 75% desde julio. Con la bajada abrupta de viajeros, muchos comerciantes no pueden más

placeholder Foto: Suzanne Sordo (dcha.) ha tenido que cerrar su tienda en la estación de Chamartín. (D. B.)
Suzanne Sordo (dcha.) ha tenido que cerrar su tienda en la estación de Chamartín. (D. B.)

"Mi negocio ha quebrado y he tenido que pedir un préstamo para pagarle a Adif los 26.141,50 euros de alquiler que le debo. La principal razón del cierre es el precio abusivo que nos ha seguido cobrando desde el mes de marzo. He intentado negociar con ellos pero no ha habido manera", cuenta Suzanne Sordo, que durante diez años ha regentado una tienda de complementos llamada 'All my shoes' en la estación de Chamartín, en Madrid.

Este viernes echó el cierre para siempre. "Ya no podía más, casi no hay viajeros y mis ventas se han desplomado. He perdido todos mis ahorros y Adif [Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, empresa pública dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana] ha tenido menos sensibilidad que miles de familias que no han cobrado el alquiler a sus inquilinos durante meses, a pesar de que ese dinero es importante para ellas. Es triste que la sociedad dé ejemplo y un ministerio sea incapaz".

placeholder La tienda All My Shoes, en la estación de Chamartín, este viernes justo antes del cierre. (D. B.)
La tienda All My Shoes, en la estación de Chamartín, este viernes justo antes del cierre. (D. B.)

El caso de Sordo no es una anécdota en las estaciones de tren españolas. Chamartín es un ejemplo sangrante, en el que se sucede una cascada de cierres y trabajadores al paro debido a la brutal caída en el número de viajeros, que se cifra en un 80%. No obstante, Adif ha seguido cobrando los alquileres completos a estos comerciantes desde el inicio de la pandemia. A la mayoría les ofrece reembolsarles un porcentaje en base a sus pérdidas, en total cerca de un 25% del alquiler, que los afectados consideran insuficiente. Adif asegura que está obligado legalmente a seguir domiciliando esos recibos. Muchos propietarios decidieron ya en marzo devolver los recibos y Adif lo ha tolerado hasta el mes de octubre, cuando comenzó a exigir los atrasos.

"Chamartín, como otras estaciones, tiene unos cánones de alquiler muy altos porque es un lugar con muchísimo tránsito de viajeros, pero Adif y el ministerio saben que desde marzo no circula nadie. Y parece que no les importa mucho lo que les pase a sus arrendatarios ni a los trabajadores. Yo por ejemplo tengo a seis empleados en nómina a los que quizá tendré que despedir", prosigue Sordo. El trato que le ofrecieron se repite en la mayoría de casos: un 50% del alquiler entre marzo y junio, meses en los que tuvo el negocio cerrado, y un 75% entre julio y octubre, pero solamente si las ventas del local se habían desplomado más de un 40%. "Es decir, solo si estamos al borde de la quiebra, nos perdonan un máximo del 25%. Es un trato insostenible", sentencia la empresaria.

placeholder Tabla de alquileres de All My Shoes. A la izquierda, la renta habitual, y a la derecha, la deducción de Adif.
Tabla de alquileres de All My Shoes. A la izquierda, la renta habitual, y a la derecha, la deducción de Adif.

Una de las comerciantes más longevas de Chamartín, la segunda estación más importante de la capital, confirma la tragedia laboral en las instalaciones públicas de Adif. "Todos estamos pensando qué hacer, si cerramos ya, si aguantamos... Hemos lanzado un SOS a Adif, porque si siguen así en pocos meses no quedará ni un comerciante en sus estaciones debido al precio de los alquileres, no pueden tener una actitud tan usurera". La comerciante solicita el anonimato porque está negociando unas condiciones que le permitan sobrevivir. "En mi caso, el alquiler supone el 101% de mi facturación actual. Es decir, ni con todo lo que ingreso puedo pagarlo. Adif me ha propuesto que le pague el 78% del alquiler desde marzo. Es un dinero que yo ahora mismo no tengo".

Furiosos con Ábalos

Consultada por este diario, Adif informa de que en el estado de alarma se acordó "una moratoria sin intereses en el pago de las rentas para aquellos locales de las estaciones que tuvieron que cerrar". Sin embargo, muchos comerciantes entendieron, en palabras del ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, que durante el estado de alarma no se iba a cobrar ese alquiler. En junio, el ministro fue increpado por comerciantes en una visita a la estación de Atocha por el tema de los alquileres. Entonces Adif dijo que “en ningún caso” había exigido los pagos.

"Me siento engañada por el ministro", protesta Sordo. "Sus palabras y las promesas de Adif fueron un factor importante al animarme a abrir de nuevo en verano. Como yo, estamos muchos comerciantes que creímos al ministro y ahora estamos con el agua al cuello. Adif dijo que no había exigido los pagos y no es cierto. Nos han domiciliado el pago de los alquileres cada mes desde marzo, sin excepción, aunque muchos de nosotros hemos devuelto los recibos y es verdad que lo han tolerado. Pero ahora nos toca pagar los atrasos y no tenemos como".

placeholder El volumen de viajeros ha bajado radicalmente en las estaciones de tren. (D.B.)
El volumen de viajeros ha bajado radicalmente en las estaciones de tren. (D.B.)

María Ponce y sus hermanos eran los responsables del Vía 22, un bar histórico para los ferroviarios, abierto desde 1978, que ha cerrado debido a la pandemia. Los Ponce han llegado a pensar en vender el piso de su madre para hacer frente a la deuda de 20.000 euros de alquiler que tienen con Adif. Lo han perdido todo y se marchan con una enorme losa que no saben cómo afrontar. "No tenemos ese dinero, y el problema es que el aval que firmamos para poder tener el bar es el piso de mi hermano. Si no pagamos los 20.000 euros, le quitan el piso. Estos meses han sido nuestra ruina, hemos intentado negociar con Adif una rebaja en la renta para seguir con el negocio, pero no ha sido posible".

La empresa pública insiste en que el ministro "no habló de congelar el alquiler, sino de estudiar la situación de cada afectado para dar facilidades en el pago del alquiler a quien había tenido que cerrar temporalmente". Subraya que "comparte los efectos derivados del covid" con sus arrendatarios y que en adelante "va a seguir compartiendo los efectos negativos que está originando la pandemia". "Una amplísima mayoría de comerciantes ha aceptado la propuesta de Adif. A fecha de hoy son muy pocos los arrendatarios que han solicitado la resolución del contrato", asegura la empresa.

placeholder Comercio cerrado en la estación de Chamartín. (D.B.)
Comercio cerrado en la estación de Chamartín. (D.B.)

La trampa del aval

Los avales son un problema añadido para estos comerciantes quebrados. Sordo admite que Adif le tiene "más de 60.000 euros" retenidos. "El aval de un año de alquiler que me exigieron para darme la licitación, que son 50.000 euros, y dos meses de fianza. Hasta que no pague los 26.000 euros que debo de alquiler, no puedo disponer de los 60.000 euros que me tienen retenidos y que necesito para emprender un nuevo negocio. Si no pago, la bancarrota es aún mayor. Los comerciantes estamos atrapados por las condiciones de nuestros contratos".

"Tengo la sensación de que, muy probablemente, un arrendador privado nos hubiera tratado con más solidaridad y empatía que el Ministerio de Transportes", prosigue la empresaria. "Es más, si mi arrendador fuera una empresa privada, no haría esta denuncia pública, pero que la Administración nos trate así es algo que no puedo comprender". Adif ha dado un margen de dos años sin intereses para pagar los alquileres atrasados desde marzo.

placeholder Instante previo al cierre definitivo de All My Shoes, en la estación de Chamartín. (D. B.)
Instante previo al cierre definitivo de All My Shoes, en la estación de Chamartín. (D. B.)

Luis Delgado es propietario de la tienda de armas deportivas y montañismo 'Leopard' y, como el resto de comerciantes, está al límite. Él ha pagado todos los recibos de alquiler a pesar de la pandemia para no arriesgarse a represalias. Ahora Adif se compromete a abonarle el 50% del total. "Se nos acaba el contrato el 31 de enero y ya nos han dicho que no nos van a renovar. Llevamos 30 años en la estación y no imaginábamos un final así", suspira Delgado.

Entre los comerciantes de la estación se ha extendido la sopecha de que Adif les está tratando de una forma tan severa para tener la mayoría de locales vacíos en cuanto empiecen las obras de Madrid Nuevo Norte, más conocida como Operación Chamartín. Sea o no un efecto buscado, la realidad es que ya hoy la estación presenta una imagen desoladora, en la que solamente un par de tiendas de grandes franquicias y una administración de lotería permanecen abiertas.

"Mi negocio ha quebrado y he tenido que pedir un préstamo para pagarle a Adif los 26.141,50 euros de alquiler que le debo. La principal razón del cierre es el precio abusivo que nos ha seguido cobrando desde el mes de marzo. He intentado negociar con ellos pero no ha habido manera", cuenta Suzanne Sordo, que durante diez años ha regentado una tienda de complementos llamada 'All my shoes' en la estación de Chamartín, en Madrid.

Adif Tren
El redactor recomienda