A EXPENSAS DEL VISTO BUENO DE MONCLOA

Iberia ofrece comprar Air Europa con acciones de IAG por unos 400 millones

Luis Gallego, consejero delegado de IAG, y Javier Hidalgo pactan un nuevo contrato que convertirá a la familia mallorquina en accionista destacada del grupo con sede en Londres

Foto: Un avión de Iberia, estacionado en el aeropuerto de Ciudad Real. (EFE)
Un avión de Iberia, estacionado en el aeropuerto de Ciudad Real. (EFE)
Adelantado en

Iberia y Air Europa han alcanzado un nuevo acuerdo para que la compañía propiedad de International Airlines Group (IAG) adquiera la aerolínea de la familia Hidalgo un año después del primer anuncio de compra por 1.000 millones de euros. Según distintas fuentes, la primera pagará entre 300 y 400 millones por la segunda, cantidad que será abonada en gran parte con acciones de la hispano-británica IAG. El anuncio de la operación está pendiente del visto bueno del Gobierno tras el rescate concedido hace unas semanas a Air Europa.

Según estas fuentes, el acuerdo entre Luis Gallego, actual consejero delegado de IAG, y Javier Hidalgo, primer ejecutivo de Air Europa, es total. Gallego, que cuando se comunicó la adquisición inicial el 3 de noviembre de 2019 era el CEO de Iberia, ha seguido negociando cara a cara con el hijo de José Hidalgo, el fundador de Globalia, para adaptar las condiciones de la transacción a la situación por la que atraviesa la aviación por el impacto del covid-19.

El ingeniero aeronáutico madrileño, que desde septiembre reside en Londres tras ser ascendido a primer directivo de IAG, ha convencido a Javier Hidalgo para rebajar sensiblemente el precio de 1.000 millones de euros que acordaron hace ahora un año. Iberia le ofrece menos de los 500 millones de los que se hablaba antes de la segunda oleada de una pandemia que ha llevado Air Europa a asomarse a la quiebra. La aerolínea se estaba quedando sin dinero en caja para hacer frente a sus obligaciones, como las nóminas de los empleados.

El nuevo acuerdo sitúa el valor de Air Europa entre los 350 y los 400 millones de euros, que los Hidalgo recibirán en acciones de IAG. De esta forma, Gallego cumple con el compromiso que alcanzó con los empleados de las distintas aerolíneas del grupo, como British Airways, cuyos sindicatos se movilizaron para exigir la paralización de esta adquisición mientras el 'holding' anuncia despidos masivos en Londres. De hecho, el actual consejero delegado señaló que no destinaría ningún euro de la ampliación de capital que pidió a los accionistas por 2.500 millones para asegurar la viabilidad de IAG a corto y medio plazo.

Luis Gallego, en una imagen de archivo. (EFE)
Luis Gallego, en una imagen de archivo. (EFE)

Los Hidalgo aceptan cobrar mucho menos dinero del pactado en un primer momento (1.000 millones) y hacerlo en acciones del grupo británico con sede fiscal en Madrid. Un paquete que no podrán vender durante un periodo de tiempo mínimo que oscilará entre los tres y los cinco años. Así, la familia de origen salmantino se convertirá en uno de los accionistas de referencia de IAG, actualmente controlada por Qatar, dueña del 25% del capital.

Según estas fuentes, los Hidalgo prefieren esta opción a estar fiscalizados por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que el pasado 28 de octubre les concedió dos créditos por 475 millones de euros. Un rescate que ha evitado la quiebra inmediata de Air Europa, pero que incorpora unas condiciones que llevarían a la familia a perder la propiedad de la aerolínea al primer incumplimiento. Además, añaden que, pese a esta cantidad recibida, Air Europa podría necesitar un segundo rescate en el primer trimestre de 2021 si la actividad no remonta el vuelo con intensidad antes de la próxima primavera.

Papel vital del Gobierno

Pero, para que el acuerdo entre Iberia y Air Europa se haga efectivo, es necesario que el Gobierno flexibilice algunas de las cláusulas del rescate concedido por la SEPI, ya que este rescate exige, entre otras medidas, recuperar el dinero prestado en cuanto haya una operación de compra por un tercero. En consecuencia, IAG debería devolver esos 475 millones al Estado nada más adquirir su actual competidor en el aeropuerto de Madrid, condición que ahora mismo es imposible.

Fuentes próximas a la operación aseguran que José Luis Ábalos, ministro de Transportes y uno de los hombres fuertes del Gobierno de Pedro Sánchez, ha intermediado con la SEPI para hacerle ver la importancia de que esta fusión cristalice para que España controle el 'hub' de la conexión entre Madrid y Latinoamérica. Además, ha explicado en Moncloa que, de no facilitar la integración, el Estado debería seguramente volver a inyectar dinero en Air Europa, aportación que sería difícil de recuperar dado que las expectativas del sector aéreo apuntan que hasta 2023 no se recuperarán los niveles de tráfico previos al covid-19.

Como ya publicó El Confidencial el pasado 29 de octubre, Iberia ha pedido al Gobierno que no acepte ciertas cláusulas del rescate de Air Europa, como la limitación de salarios a los directivos y la imposibilidad de aplicar ningún tipo de recorte de la plantilla, un aspecto esencial, dado que el valor añadido de la fusión son las sinergias de la integración, que ascendían a más de 300 millones antes de la pandemia.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios