temperatura o distancia de seguridad

Cómo garantizar la seguridad de empleados y clientes en la normalidad de las empresas

Con o sin coronavirus, las empresas deben proteger la seguridad tanto de sus clientes como de sus propios empleados. Pueden hacerlo gracias a la combinación de tecnologías y equipos humanos

Foto:

Imaginemos una situación ficticia, pero posible. Un cliente entra a una tienda de electrodomésticos, ve una yogurtera que le gusta y la quiere coger, pero está en alto y no puede hacerlo con facilidad. En ese momento se acerca un empleado, le ayuda a bajarla y se la muestra con detalle. En esos pocos segundos se ha cometido tres errores: el empleado no ha podido respetar la distancia de seguridad, ha rozado las manos del cliente al coger la yogurtera entre los dos y, mientras lo hacía, se le ha bajado la mascarilla.

Un segundo ejercicio de imaginación. En una gran empresa de muebles, dos empleados están cargando un sofá de cuatro plazas. Cuando lo llevan en sus brazos, una de las partes se tambalea y tiene que acudir un tercer empleado a ayudarles. En este caso, además de los tres errores ya mencionados (la distancia, el contacto y la caída de la mascarilla), los empleados han cometido un cuarto fallo: no han visto que detrás de ellos había maquinaría cargando otros muebles. En este caso, la prevención de riesgos laborales no ha funcionado.

Son dos ejemplos casuales, pero puede haber más: un cliente que quiere usar gel hidroalcohólico pero no puede porque el dispensador está vacío, un proveedor que llega a una empresa sin el material de seguridad adecuado, un empleado que no lleva uno de los complementos indispensables de su uniforme... En todos estos casos se trata de incidentes que podrían parecer menores, pero en realidad están poniendo en riesgo la salud tanto de los empleados de una empresa como de sus propios clientes.

Seguridad mediante tecnología y personas

Todas estas y otras situaciones son las que controla el Security Operation Center (SOC) de Prosegur, la plataforma de seguridad integral con la que la compañía garantiza que las empresas mantengan la estabilidad de sus empleados y clientes. Todo ello mediante dos factores esenciales:

1.- Tecnología

El SOC hace uso de dos tecnologías fundamentales: la Inteligencia Artificial (IA) y el Internet of Things (IoT). Gracias a la IA, por ejemplo, puede planificar un escenario de seguridad (que los empleados lleven EPI, que en la empresa se cumpla la distancia social, que todos los trabajadores tengan su uniforme o su material de seguridad frente a riesgos laborales...); las cámaras aplicarán esa tecnología para, de manera automática, supervisar el cumplimiento de esas medidas y hacer saltar una alarma en caso contrario.

Estas tecnologías puede ser especialmente útil en casos como contar con cámaras de control de acceso que, además, midan la temperatura de clientes y empleados para asegurarse de que todos acceden a la empresa en las mejores condiciones posibles. A otros niveles, esta tecnología también puede resultar de ayuda a una empresa que, por sus características o su tipo de actividad, necesite tener una temperatura fija en ciertas partes de sus instalaciones.

2.- Personas

El SOC cuenta con un equipo de 600 personas de distintos perfiles y con una visión multidisciplinar. Son estas personas las que supervisan y programan las tecnologías aplicadas. En caso de que la empresa necesite asistencia extra, además, serán los encargados de proporcionarla, tanto desde el propio centro de control como enviando a las instalaciones a personal de seguridad especializado.

Todos los servicios que ofrece el Security Operation Center son aplicables a cualquier sector y a cualquier tipo de compañía independientemente de su tamaño. De hecho, en función de la criticidad, los clientes pueden llegar a tener una alarma o un centro de control dedicado, con operadores exclusivos y en un entorno totalmente aislado.

Visión holística de la seguridad

Para Javier Rubio, director de Grandes Cuentas Corporativas de Prosegur en España, la estrategia consiste en ofrecer una seguridad integral: "Desde el SOC podemos controlar las alarmas de una empresa, tener planificado a qué hora abre y cierra, establecer controles de acceso y temperatura, evaluar que los empleados cuenten con todas las medidas para su seguridad y la de los clientes, comprobar las distancias sociales... Todo esto se puede hacer con nuestras tecnologías".

En su opinión, además, los dos elementos del SOC son los que desembocan en el buen funcionamiento de su modelo integral: "Miramos la seguridad desde un punto de vista holístico. Por eso combinamos la tecnología con las personas; no se puede hacer servicios separados, los dos son parte de lo mismo, y el SOC es el punto neurálgico de toda esta seguridad".

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios