Fusión inminente: Unicaja y Liberbank sellan sus 'due diligences' la próxima semana
  1. Empresas
RECTA FINAL

Fusión inminente: Unicaja y Liberbank sellan sus 'due diligences' la próxima semana

Las negociaciones entre los malagueños y los asturianos se han tensado en los últimos días por el reparto de poder, aunque todo apunta a un acuerdo en las próximas semanas

Foto: Logos de Unicaja y Liberbank. (EFE)
Logos de Unicaja y Liberbank. (EFE)

La fusión entre Unicaja Banco y Liberbank se decidirá en las próximas semanas, aunque todo apunta que a la segunda irá la vencida. Las dos entidades han pactado con sus asesores ampliar el plazo para elaborar sus 'due diligence' (revisión de activos) de cara a tenerlas listas la próxima semana, según fuentes financieras consultadas por este medio. Será entonces cuando se pongan las últimas cartas de la negociación boca arriba.

Las mismas fuentes señalan que las conversaciones entre los dos grupos se han tensado en los últimos días, "como corresponde a esta fase de las negociaciones". Así, las dos entidades están discutiendo los dos puntos clave por cerrar: la ecuación de canje y el organigrama.

Foto: Unicaja y Liberbank. (EFE)

Respecto al primer punto, las negociaciones giran actualmente sobre un reparto del nuevo grupo en el que los accionistas de Unicaja se quedarían con entre un 58% y un 60% del capital, frente al 40-42% de los de Liberbank.

Las 'due diligences' son clave para la negociación final de estas cifras. La de Liberbank la está preparando Deloitte y la de Unicaja, PwC. Junto a estos asesores, también trabajan en la operación Mediobanca y Uría Menéndez con Unicaja, y Deutsche Bank y Ramón y Cajal con Liberbank.

El segundo frente, el del Gobierno corporativo, es el que más complicaciones está generando. El esquema pactado hasta ahora apunta a una presidencia ejecutiva transitoria de Manuel Azuaga —actual presidente de Unicaja Banco—, con Manuel Menéndez —CEO de Liberbank— como consejero delegado. Todo apunta a que este organigrama, que hace un año no gustaba al BCE y al Banco de España, podría obtener el visto bueno dados el momento económico actual y la necesidad de fusiones.

Segunda línea

Uno de los problemas que se han planteado en el dibujo de este organigrama es la edad de Azuaga, 73 años, de ahí la transitoriedad de su presidencia ejecutiva. La entidad malagueña tendrá un reto a la hora de relevarle sin perder poder frente a Menéndez.

A cambio de este esquema en la primera línea directiva, Unicaja tendrá un peso mayor en el comité de dirección, según las mismas fuentes, lo que hará que a Menéndez le reporten principalmente directivos de Unicaja.

Manuel Menéndez (i), consejero delegado de Liberbank, y Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco.
Manuel Menéndez (i), consejero delegado de Liberbank, y Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco.

En el entorno de la operación, también se especula mucho con la posición que está manteniendo la Fundación Unicaja, la principal accionista del banco malagueño —liderada por Braulio Medel—, manteniendo conversaciones con Liberbank al margen de la entidad.

Aunque todo apunta a que en esta ocasión no se romperán las negociaciones, algo parecido ocurrió en la primavera de 2019, cuando los problemas para definir el gobierno corporativo y una pequeña diferencia en la ecuación de canje echaron por tierra el trabajo de medio año.

La fusión entre Unicaja Banco y Liberbank se decidirá en las próximas semanas, aunque todo apunta que a la segunda irá la vencida. Las dos entidades han pactado con sus asesores ampliar el plazo para elaborar sus 'due diligence' (revisión de activos) de cara a tenerlas listas la próxima semana, según fuentes financieras consultadas por este medio. Será entonces cuando se pongan las últimas cartas de la negociación boca arriba.

Noticias de Unicaja Noticias de Liberbank
El redactor recomienda